Argentina

3 de Mayo de 2015 09:02

Se podrá construir con tierra cruda en Olavarría

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Emprendimientos que se amplían en todo el país. (Foto infogei.com.ar)

El Concejo Deliberante del distrito bonaerense aprobó una ordenanza que fomenta la “construcción con materiales naturales”. En Mar del Plata y Mar Chiquita se espera por el mismo apoyo legislativo.

La técnica ancestral de construir con barro se renovó en los últimos años en diversos lugares de la Argentina. La iniciativa -por lo general fomentada desde los llamados grupos de permacultura- gana adeptos y de a poco recibe el aval político para ampliar sus horizontes.

Mientras que en General Pueyrredon y Mar Chiquita se espera por la habilitación oficial para la construcción con tierra cruda, el distrito de Olavarría avanzó en la temática y su Concejo Deliberante sancionó, días atrás, una ordenanza que permite ese tipo de edificaciones siempre y cuando “no contravengan las reglamentaciones urbanísticas y edilicias vigentes”.

El proyecto, aprobado en forma únanime, consiguió establecer un marco legal para el desarrollo de la bio-construcción con la inclusión de campañas educativas, cooperación entre familias, organizaciones y municipio, negociaciones con instancias provinciales y nacionales y la aplicación efectiva del tipo de metodología constructiva donde sea viable.

Luciano Di Sábato, uno de los integrantes del movimiento de permacultura en Olavarría, dialogó con el portal Infoeme y celebró la nueva herramienta: “la bioconstrucción se trabaja en forma asociativa, puede ser accesible para todo el mundo. Quien pueda pagar va a pagar como si fuera una obra normal pero va a respetar el medio ambiente. Y si no puede pagar se busca la ayuda confederativa o con gente amiga porque mientras uno sepa técnicamente como se trabaja y con la ayuda de los vecinos, se puede hacer una casa” explicó.

Respecto al antiguo método de construcción, Di Sábato señaló: “hay también nuevas técnicas para mejorar lo que ya estaba, pero básicamente es el adobe, se puede reutilizar madera, pallets, usar paja vizcachera para darle más fuerza a la tierra y darle una fibra y hacer una estructura” sostuvo.

Además de los beneficios económicos, para Di Sábato las casas con tierra cruda tienen al cuidado de la salud como otras de sus ventajas. “Se estabiliza la humedad fundamental para cualquier enfermedad como el asma. La casa al respirar mantiene una humedad muy buena para la salud y después es más fácil calentarla y mantiene la temperatura o enfriarla”, detalló.

Por último y respecto a los conocimientos necesarios para llevar a cabo este tipo de construcciones, el joven señaló: “la mayoría hemos hecho cursos pero mucho depende de ponerse a trabajar y hacer pruebas, no directamente en una casa. Probar materiales, si es buena la tierra o si hay que agregarle arena o cal. Lo que se trata de hacer es reutilizar materiales” concluyó.

Compartir
Compartí esta nota