Otra vez el cerco de Rumencó dejó un barrio bajo agua

El Enosur tuvo que retirar con un almejero la basura que se almacenó por las tormentas en la reja que separa al country de Quebradas de Peralta Ramos. El conflicto lleva diez años sin solución.

11 de Agosto de 2015 20:07

Por Redacción 0223

PARA 0223

El Barrio Rumencó sigue ocasionando problemas en sus barrios vecinos. Y este fin de semana, con las lluvias intensas otra vez Quebradas de Peralta Ramos resultó perjudicada.

El arroyo Corrientes tenía su cauce natural, pero cuando se construyó el barrio privado y se alambró su perímetro se entorpeció el escurrimiento normal. Al juntarse basura se provocaba que circulara menos agua y casas de vecinos como Roberto Bagnato se inundaban con hasta 50 centímetros. Y como si fuera poco, hace un tiempo desde Rumencó decidieron reemplazar el alambrado por una pared sostenida por una reja con un pequeño orificio por donde pasa menos agua aún.

Si bien con las últimas tormentas Roberto no tuvo que sacar agua de su casa, el Ente de Obras y Servicios Urbanos (Enosur) debió, con un almejero, quitar todos los elementos que se habían atorado en la reja.

La discusión viene desde hace ya siete años con “diálogo pacífico”, explica Pablo Leonardo Álvarez, representante de la sociedad de fomento de Quebradas de Peralta Ramos. Y dice que si bien se “detectó la irregularidad” a través de autoridades locales y nacionales, él sospecha que el objetivo que tienen desde Rumencó es “devaluar los terrenos vecinos”. Y dispara: “Todo apunta a que lo hacen con alevosía”, porque “no respetan los tres metros que se requieren en los márgenes linderos”.

“Acá somos pobres pero tenemos dignidad”, dice Álvarez. Otros barrios “tal vez cortan la ruta, pero nosotros no”, dice y explica que con métodos pacíficos han conseguido que el colectivo llegue a sus calles después de cinco años de lucha. 

Temas

    Comentarios de usuarios de Facebook