Lluvia e inundaciones

18 de Julio de 2016 13:04

La segunda etapa del Arroyo del Barco terminará con las inundaciones en Posadas y Azopardo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El taxi quedó atrapado bajo el agua en Posadas y Azopardo. 

Así lo confirmó Osse, luego de que el último viernes un taxi fuera literalmente devorado por el agua en medio de la tormenta. Actualmente está en ejecución la primera etapa de las obras con casi $100 millones de inversión.

Luego de que la imagen de un taxi literalmente devorado por el agua del temporal del último viernes recorriera el país, desde Obras Sanitarias confirmaron que la segunda etapa de obras del Arroyo del Barco contempla terminar las inundaciones en la zona de Posadas y Azopardo.

Actualmente, la obra atraviesa su primera etapa, con trabajos en la Manzana de los Circos. Para la segunda etapa, ya se iniciaron las gestiones ante organismos públicos y privados para lograr un financiamiento aproximado de 350 millones de pesos que permita concretar su ejecución. El proyecto fue presentado oportunamente como “obra prioritaria” para continuar con la cuenca del arroyo del barco en toda su extensión.

Según el ala técnica de Obras Sanitarias, la traza de la segunda etapa desagües pluviales “Cuenca Arroyo del Barco” fue ideada para evitar anegamientos y solucionar el déficit de infraestructura pluvial en el lugar.

La inversión para la primera etapa es de $99.438.602 (financiamiento a cargo de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación) y significa el paso inicial de seis que beneficiará a quienes habitan en los barrios Las Avenidas, Villa Lourdes, Puerto, El Progreso, Cerrito y San Salvador, Cerrito Sur, San Martín, Florencio Sánchez, Juramento, Termas Huincó y Colinas de Peralta Ramos.

Según pudo establecerse, este conducto va permitir evacuar las aguas de toda la zona del puerto y barrios aledaños. La ejecución de la obra incluye un Plan de Gestión Ambiental que procura, por caso, asegurar el acceso peatonal a la totalidad de las propiedades en forma permanente. Lo mismo sucede con el acceso vehicular en el puerto de la ciudad.

Compartir
Compartí esta nota