Ciudad

7 de Febrero de 2018 08:10

La plaza de los $9 millones que nunca se terminó: abandono, robos e indignación

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

En el barrio El Martillo el gobierno nacional anunció hace exactamente un año la renovación integral de la plaza ubicada frente al Centro Integrador Comunitario. La empresa a cargo no recibió más pagos y los juegos para los chicos quedaron sin instalar.

El 23 de febrero del 2017 fue la fecha definida por el gobierno nacional para dar comienzo a la obra de remodelación integral de la plaza ubicada en Calabria y Coronel Vidal en el barrio El Martillo. Con cartelería de anuncio incluida, un año después, las mejoras prometidas no existen.

Ubicado frente al Centro Integrador Comunitario construido años atrás, el programa Hábitat estipuló que el renovado espacio público estaría listo en 120 días. La firma a cargo de la obra, Rocma SRL, acordó la realización de los trabajos por un presupuesto de nueve millones doscientos sesenta y un mil cuatrocientos treinta y seis pesos ($9.261.436).

0223 visitó el lugar a un año de la fecha de inicio de los trabajos y comprobó el estado de abandono en el que quedó el sitio. Según contaron los vecinos, las obras que ya se habían excedido en el plazo de obra, quedaron completamente paralizadas en diciembre último por la falta de pago a los trabajadores de la citada compañía contratista.

 

 

Valeria, una de las frentistas de la plaza, advirtió que “se están robando las cosas que habían quedado a medio hacer como los juegos para los chicos” y añadió: “Es una pena porque ya había una plaza y ahora quedó todo abandonado e inseguro”.

Con pastizales crecidos, pergolas nunca instaladas y tiradas en el piso, un mallado de delimitación que ya no es tal en varios de sus tramos, basura, escombros y estructuras metálicas dispersas por el predio, los vecinos se lamentan por el destino del dinero que debía haberse invertido en el lugar.

Marta, otra de las voces en dialogar con este medio, se preguntó al respecto: “¿Quién se quedó con la plata que bajó Nación para el proyecto? ¿Fue a la empresa o a la municipalidad?. Pedimos que por lo menos corten el pasto, porque de noche se meten personas y no se ve nada, es muy peligroso”, concluyó.