RADIO
EN VIVO
imagen

Opinión

22 de Octubre de 2019 08:08

El fracaso económico de "Juntos por el Cambio”

Licenciado en Economía (Universidad Nacional de Mar del Plata). Máster en Globalización, Comercio Internacional y Mercados Emergentes (Universitat de Barcelona).

La última cifra de pobreza en  Argentina informada por el Indec asciende a 35,4%, un 8% más que el año anterior.  Esto significa que casi 4 millones  de argentinos cayeron en la pobreza en el último año. Esa gente hace un tiempo, no mucho, vivía más dignamente o se intentaba que eso suceda, asistiéndola económicamente, controlando los precios de los alimentos básicos y otorgándole derechos, y ahora;  gracias a las medidas económicas adoptadas por este gobierno pasaron a ser pobres. Esta masacre de los sectores medios y bajos ha sido ejecutada por el actual Presidente y sus colaboradores más cercanos, quiénes carecen de una total sensibilidad social, al igual que los dirigentes provinciales y locales aliados al Presidente.Durante los años que gobernó Macri, los medios de comunicación más importantes se encargaron de tapar esta crisis social; y continuaron apoyándolo, a costa de todo.Sus votantes se encerraron en un discurso de odio y revanchismo, mientras la economía se caía a pedazos. Las Paso demostraron que un 70% de la población no quiere seguir viviendo bajo este modelo económico que les complicó dramáticamente la vida. Ante este escenario, algunos medios empezaron a acomodar su agenda, mostrando cierta empatía con la gente. Los principales medios de comunicación perdieron una batalla, pero no la guerra. Seguirán ahí, alertas, construyendo la opinión pública, para defender sus privilegios y beneficios. El enorme poder de los medios se vio diezmado por la realidad. Caso contrario, Macri y Vidal hubieran obtenido mejores resultados electorales, pues la campaña mediática que han llevado adelante los principales medios de comunicación se ha visto pocas veces en la historia del país. Pero la realidad es tan dura, que ni la campaña mediática les alcanzó.

Mauricio Macri, María Eugenia Vidal ysus ministros hanempeorado de manera drástica la situación económica del país. Con sus medidas económicas, metieron a la Argentina en una espiral de devaluación /inflación/recesión de la que no han sabido salir. Adicionalmente, tomaron una deuda externa exorbitante, cuyo destino fue, mayormente,  la fuga de capitales. Si bien  cambiaron varias veces de Ministros de Haciendo y de Presidentes del Banco Central, la política económica ha sido siempre la misma. La ortodoxia económica que los domina no les ha permitido buscar soluciones creativas a los problemas que presenta la macroeconomía argentina.Paradójicamente, a un mes de retirarse del poder, si no cambia la tendencia de las PASO, lanzaron algunas medidas de corte productivas, claramente con la intención de torcer un rumbo electoral; y no porque estén en su ideario político-económico. Caso contrario, las hubieran tomado en otro momento. Este gobierno nunca defendió a los trabajadores y a la industria nacional, por el contrario todas las medidas tomadas fueron en su contra. Con Macri, los salarios reales cayeron un 25% y cerraron más de 11 mil pymes durante los últimos 3 años de su mandato.

La calidad de vida de los argentinos ysu capacidad adquisitiva se derrumbó. El consumo cayó 13 puntos el último año, una caída sin precedentes desde 1976. Nos empobreció bajo el argumento de que había que “pagar la fiesta” del gobierno anterior (sic), y mucha gente aceptó ser más pobre y vivir peor, porque los medios así lo dictaminaban.El proceso de transferencia de recursos y empobrecimiento recayó sobre las capas medias de la sociedad, mientras ciertos sectores concentrados se enriquecieron significativamente. A saber, por ejemplo, Macri y Dujovne incrementaron sus patrimonios en un 51% y 80%, durante el último año, como la mayoría de sus ministros. El sector financiero recibe 70 mil millones de pesos por mes en conceptos de intereses de Leliqs (tema ampliamente tratado en otro artículo). El sector energético fue otro beneficiado del modelo económico del actual gobierno, ya que multiplicaron sus facturaciones por 4 ó 5 veces. El sector agroexportador también fue beneficiado por una devaluación del 500%, y con la quita de retenciones. Igual suerte corrieron las mineras. Por ende, yo creo que la clase media no está pagando la fiesta del gobierno anterior,  sino que ahora la fiesta la están celebrando otros. Y el derrame nunca ocurrió. Porque el derrame no ocurre por sí solo. El Estado debe tomar medidas para que exista redistribución de la riqueza, como sucede en la mayoría de los países capitalistas que tienen una buena distribución de la riqueza.

Macriclaramente realizó lo que en economía se conoce como “transferencia de recursos”, y esto significa simplemente sacarle a unos para darle a otros. Sería un caso de redistribución de la riqueza a la inversa, de abajo para arriba, en vez de arriba para abajo.En este caso de las clases medias y bajas a los sectores mencionados.

¿Cuánto daño hicieron a la economía argentina?Empecemos por la inflación. La inflación es quizás el tema más álgido que ha debido enfrentar este gobierno desde su asunción. Aunque Macri creía,ó al menos repetía, que dominar la inflación sería tarea sencilla, parece que en la práctica no ha sido así.Si bien es verdad que durante el último mandato kirchnerista,la inflación era un tema de preocupación (25%-30% anual)Macri la duplicó. Es importante resaltar sobre este punto, que la inflación del último mandato de Cristina era acompañada con paritarias salariales que mantenían alto el consumo y potente la actividad económica, preservando siempre el salario de los trabajadores. Mauricio Macri y sus diversos ministros han generado una inflación desde su asunción de más del 300% y una inflación anual para el último año cercana al 60%, la más alta de los últimos 28 años. Otro dato importante de la inflación, es que el rubro que más ha aumentado son los alimentos.Algunos alimentos de primera necesidad han sufrido un incremento de hasta el 100% el último año. La inflación es un impuesto que terminan pagando los más pobres y cuándo la misma recae mayormente sobre los alimentos, son los pobres quiénes más la sufren, ya que son ellos quienes destinan mayor proporción de su Ingreso al consumo; y no cuentan con la posibilidad y/ó conocimientos para poder protegerse de la misma a través de algunos instrumentos financieros. A su vez, la “inflación macrista” vino acompañada de recesión y desempleo, desembocando en el fulminante incremento de la pobreza mencionado en el primer párrafo del artículo.  ¿Y porqué a Macri le sucedió esto? Desde mi punto de vista fueron los “tarifazos” y la mega-devaluación (500% durante su mandato) dos de las decisiones que más influyeron sobre esta problemática que no sólo no han sabido solucionar, sino que han empeorado. Sobre este punto es importante recordar las palabras de Prat Gay durante la campaña presidencial de Macri en 2015: “El dólar va a estar más cerca de $9,50 si hacemos las cosas bien o de $16 si hacemos las cosas mal”. Le faltó decir: “Y cerca de $60 si no tenemos la mínima idea de cómo llevar adelante un país de forma viable y ordenada”.

Por otro lado, creyeron que subiendo la tasa de interés y secando el mercado, frenarían la inflación. Intentaron frenar la inflación desde la demanda, enfriando la economía, poniendo tasas de interés inverosímiles a nivel mundial del 85%. Generaron recesión tal como planearon, pero la inflación siguió creciendo brutalmente. Debe entenderse sobre este punto algo muy importante. Este gobierno propició deliberadamente la caída de la actividad económica, sin importarle las consecuencias de tales decisiones. Léase: indigencia, pobreza, desempleo, etc.

De acuerdo al párrafo anterior podemos afirmar que el gobierno actual generó una estanflación en la economía argentina. Estanflación es un término económico que significa recesión más inflación. Esto es exactamente lo que está viviendo nuestro país, sumado a un complicado escenario externo de pago de deuda. Ósea, que no sólo ahora tenemos que pensar en crecer  y redistribuir para reducir la pobreza en nuestro país, sino también crecer para poder pagar la gigantesca deuda externa que tomó este gobierno. Un escenario complicado, pero no imposible.

Párrafo aparte merece la política respecto a la tasa de interés. Es inviable para cualquier país crecer con una tasa de interés superior al 80%. Hoy en día las Leliq rondan el 85%.  De aquí deduzco que a este gobierno nunca le interesó que el país crezca.Su plan económico de los últimos años fue devaluar, endeudarse y propiciar la fuga de divisas. Creyeron que así llegarían bien parados a las próximas elecciones, pero no les dio resultado. La crisis de la economía real predominó a la hora de votar. No supieron gobernar y la gente les bajó el pulgar.