RADIO
EN VIVO
imagen

Ciencia

10 de Noviembre de 2019 20:06

La ciencia después de Macri: "Estos cuatro años fueron devastadores"

Desde el sector aseguraron que "hubo un ataque directo" y que las políticas del Alberto Fernández están condicionadas por la deuda con el FMI. "Hasta ahora solo es un relato político", indicaron.

La ciencia y la tecnología fue uno de los sectores más golpeados por las políticas económicas que implementó el Gobierno de la Nación, con Mauricio Macri como presidente. Pese a que el cambio de gestión invita a soñar con las mejores épocas de apogeo, desde el sector se mostraron mesurados con el arribo de Alberto Fernández al despacho principal de la Casa Rosada.

"Estos cuatro años fueron devastadores. Este Gobierno ha sido récord en cuanto a situaciones negativas en la temática científica. La participación del Producto Bruto Interno (PBI) es apenas del 1,06%, el más bajo desde 2004. Tenemos salarios que están por debajo de la línea de la pobreza", explicó Facundo Hernández, delegado del sindicato de la Asociación de Trabajadores del Estado - Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Mar del Plata e integrante de la Asamblea de Universitarios y Científicos Autoconvocados (Auca) en declaraciones a 0223.

Las políticas económicas implementadas en el sector provocó grandes problemas en el entonces Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, hoy devenido en Secretaría. "Tenemos un déficit enorme en todas las dependencias del Conicet. En Mar del Plata hay nueve trabajadores administrativos para la demanda de 1200 agentes. La situación del dólar y las corridas cambiarias impactaron fuertemente en la actividad", aseguró Hernández al punto que admitió que la coyuntura socioeconómica los llevó a "naturalizar el financiamiento de las investigaciones con el bolsillo propio, algo que se potenció con el ajuste". "Muchos proyectos no se pudieron desarrollar por la falta de fondos y muchos costos son imposibles de cubrir para un trabajador", detalló.

En este contexto, el delegado de ATE-Conicet no eludió en críticas hacia la gestión de Cambiemos. "Es un Gobierno que apostó a las bicicletas financieras. El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) tuvo programas desmantelados totalmente. El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) tuvo conflictos que duraron meses por despidos. Ha sido un ataque del Gobierno a la política científica. Tuvieron una perspectiva de generar una renta financiera y no apostar al desarrollo del país, donde la ciencia ocupa un lugar fundamental", exclamó Hernández a la vez que admitió que hubo "una pequeña fuga" de profesionales, aunque no precisó cifras.

De todas formas, el arribo de Alberto Fernández a la presidencia de la Nación no genera grandes expectativas a corto plazo en el sector. "El próximo presidente planteó que a partir del 10 de diciembre no va a cambiar el país. No hay soluciones mágicas ni inmediatas. El modelo que propone está condicionado por la deuda acumulada y pone la situación un poco negativa al tener que cumplir con todos los reclamos", reflexionó.

"Hay que debatir hacia dónde queremos orientar la ciencia. Lo que me preocupa es que siguen con los compromisos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), entiendo que va a haber un condicionamiento. Hemos escuchado un acompañamiento del Frente de Todos, pero no escuché qué política van a llevar a cabo, solo es un relato político", expresó.

Al respecto sobre cuáles son las necesidades inmediatas para promover el desarrollo de la ciencia y tecnología, el investigador del Conicet indicó que las prioridades son "aumentar los ingresos a becas y carreras, ampliar el aporte jubilatorio, lograr el pase a planta permanente de todos los trabajadores que están en negro, mejorar el sistema de asistencia y por supuesto el presupuesto para la investigación, que haya fondos para insumos".

Pese a las diferencias con el Gobierno de Macri, Hernández destacó con ironía que "lo bueno de esta gestión es que deja una organización muy fuerte en el sector". "ATE-Conicet se fundó en 2018, casi no había afiliados. Hoy somos 50. Va a ser muy importante sostener la organización". reconoció. Para finalizar, el dirigente remarcó que el desafío por estos tiempos pasa por "saber qué tipo de diálogo se va a abrir", teniendo en cuenta cómo queda parado el sector. "El tema es ver cómo vamos a marcar la agenda política en ciencia", concluyó.

Comentarios de usuarios de 0223

Comentarios de usuarios de Facebook