RADIO
EN VIVO
imagen

Golpe de estado en bolivia

12 de Noviembre de 2019 22:05

Finalmente, Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta de Bolivia

La adversaria de Evo Morales lo hizo en una sesión legislativa sin quórum, en la que prometió tomar todas las medidas necesarias en pos de "pacificar el país".

Seis horas después de que Evo Morales iniciara su asilo en México con la promesa de mantenerse en la lucha política a raíz del golpe de Estado que sufrió, su adversaria Jeanine Áñez se proclamó este martes presidenta de Bolivia en una sesión legislativa sin quórum, en la que prometió tomar las medidas necesarias para "pacificar el país".

Áñez, de la Unidad Demócrata, mencionó varios artículos de la Constitución y de los reglamentos parlamentarios que, a su parecer, forman el andamiaje jurídico que la habilita para asumir la jefatura del Estado.

Durante toda la jornada, los medios locales de prensa habían advertido que no podía haber sesión legislativa porque el partido de Morales -que controla dos tercios de las dos cámaras- no aceptó dar quórum.

Áñez era hasta hoy la vicepresidenta segunda del Senado, pero quedó primera en la línea de sucesión después de las renuncias de Morales, del vicepresidente Álvaro García Linera, y de las demás autoridades de las cámaras legislativas.

En la primera de sus dos apariciones públicas en pocos minutos, la legisladora dijo que asumía la presidencia del Senado con el aval de un artículo reglamentario y luego, en otro recinto, anunció que pasaba a ocupar la jefatura del Estado por la "vacancia" que crearon las renuncias y el abandono del país de Morales y García Linera.

"Asumo de inmediato la presidencia del Estado y prometo tomar medidas para pacicar el país", dijo Áñez, de quien se espera que conduzca un proceso de transición hacia nuevas elecciones.

También sostuvo que Morales y García Linera "abandonaron el territorio" boliviano y lograron asilo político en México, lo cual fuerza a "activar la sucesión presidencial para resguardar la vida, integridad física de los bolivianos y garantizar el orden publico", según consignó Télam.

Estas presentaciones, que llevaron a los medios de prensa a buscar información entre juristas y constitucionalistas para determinar si se había cumplido o no con la ley, se sucedieron después de que la Central Obrera Boliviana (COB) diera a la clase política un plazo de 24 horas para que resolviera la acefalía, bajo amenaza de declarar una huelga por tiempo indefinido y una movilización a La Paz.