RADIO
EN VIVO
imagen

Fútbol local

2 de Noviembre de 2019 20:06

Con clásico, la Liga Marplatense tendrá nuevo campeón

Kimberley y San Lorenzo se metieron en la definición del Torneo "Pedro Suárez". El "dragón" venció 1 a 0 a Talleres y va por la deseada 16° estrella. Los "patanegra" festejaron en los penales y despidieron al campeón Nación.

El formato de la Liga Marplatense de Fútbol, con las instancias de playoffs, le da una emoción que un torneo que se juega por sumatoria de puntos, muchas veces no tiene porque, a la larga, siempre gana el mejor. Y en este tipo de definiciones, no necesariamente el que sigue en carrera es el que mejor hizo las cosas, sino el que estuvo más certero en los 180 minutos, el que aprovechó sus momentos o el que tuvo más efectivo desde los 12 pasos. En una de las semifinales, Kimberley tuvo que transpirar para sacar de carrera al duro Talleres con un gol de Fermín Iriarte promediando el complemento. San Lorenzo aguantó los embates de Nación, se aplacó después de quedar en desventaja y llevó la definición a los penales, que le sientan bien, y Hernán Álvarez volvió a ser el gran héroe, detuvo dos, convirtió el suyo y dejó afuera al campeón 2018 y uno de los grandes candidatos.

Si alguien pensaba que la iba a tener fácil Kimberley ante el Talleres de Juan Manuel Vuoso, se equivocó. El equipo del Puerto se va del certamen con la frente alta, con una excelente temporada de un técnico joven, que en su primera experiencia con un plantel superior a cargo, le dio identidad, buen juego y lo puso con justicia entre los mejores cuatro. Del otro lado está el siempre candidato Kimberley, que no había podido tomar ventaja en el "Pedro Zumpano". Y fue un encuentro luchado, con el "dragón" proponiendo sin poder desnivelar, incluso desperdiciando un penal de Cardellino. Y en el segundo tiempo, cuando la sensación era que el que hacía el gol ganaba, apareció por sorpresa Fermín Iriarte y le dio el 1 a 0, a la postre, definitiva a los de Diego Montina que siguen firme el camino a la 16° estrella.

Y del otro lado, estará su viejo clásico. Porque San Lorenzo dio la gran nota de las semifinales al sacar de carrera al campeón Nación. Y lo hizo más por lo realizado en la ida que en esta revancha, donde el local se lo llevó por delante y no le permitió llevar a cabo el juego que le gusta a Piastrellini. Sin embargo, poco le importa a los de la calle Rodríguez Peña, porque después del gol de Jaime que igualó la serie y parecía que se le iba a hacer muy difícil aguantarlo, el "santo" tomó aire, los "bichos azules" ya no tuvieron tanta profundidad, el juego fue más equilibrado y Álvarez se dedicó a enfriar el partido. El exarquero de Alvarado sabe de qué se trata definir por penales, es especialista. Lo fue en el "torito" y se lució en los cuartos de final ante Círculo. Esta vez no fue la excepción, se hizo gigante para equiparar las acciones cuando Catalán estrelló su tiro en el travesaño, sacó ventaja deteniéndole el disparo a Lastra y convirtiendo el suyo, y vio como espectador de lujo el remate de Vecchiarelli que reventó el travesaño y desató la fiesta rojinegra en el "Mario Della Torre".

Ahora, se viene el clásico en la final. Primero en el "Juan Montoya", luego en el "José Alberto Valle". Con, a priori, el albiverde como favorito, pero de eso se ríe San Lorenzo, que se cargó a Círculo Deportivo, a Nación, y quiere coronarlo ante los de la avenida Independencia.