RADIO
EN VIVO
imagen

Mundo

8 de Noviembre de 2019 18:56

Lula libre: "No encarcelaron a un hombre, quisieron matar ideas"

Después de estar 580 días preso, el expresidente habló ante un importante número de militantes que lo esperaron en las puertas de la cárcel de Curitiba.

"Gracias, ustedes eran el alimento de la democracia que precisaba para resistir", fue uno de los primeros mensajes que lanzó el expresidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva después de que se conociera este viernes por la tarde el fallo judicial que ordenaba su excarcelación.

Cerca de las 18, el emblema del PT habló ante un importante número de militantes que lo esperaron en las puertas de la cárcel de Curitiba y no evitó la emoción de salir de prisión, donde estuvo 580 días alojado.

"No tienen dimensión del significado que tiene para mí estar junto con ustedes. Gracias, ustedes fueron el alimento de la democracia que yo precisaba para resistir", afirmó el dirigente, en su primer discurso.

El dirigente dijo que hubo "sectores podridos" del Estado, la Fiscalía, la policía y el Poder Judicial que han actuado para criminalizar a la izquierda, al Partido de los Trabajadores y a su propia figura. "No encarcelaron a un hombre, quisieron matar las ideas", acotó, y apostó por persistir con la "lucha" contra este sistema.

Lula, de 74 años, había sido condenado en dos instancias por el caso de un departamento tríplex en el balneario paulista de Guarujá que obtuvo como soborno de la constructora OAS a cambio de garantizar a la compañía contratos con la petrolera estatal Petrobras durante su gobierno.

Fue el magistrado carioca Danilo Pereira Júnior el que ordenó este viernes la salida de prisión del dirigente al hacer lugar al pedido que había formalizado en las últimas horas  Cristian Zanin Martins, el abogado defensor de uno de los emblemas del PT.

Con la excarcelación que concedió el juez, Lula permanecerá en libertad mientras tramite la revisión de su condena por corrupción. En abril, su pena se había reducido de 12 años y un mes a 8 años y 10 meses de cárcel, según un dictamen del Supremo Tribunal Federal (STF).

La medida de liberación tiene lugar después de que el STF aprobara por 6 votos a 5 la inconstitucionalidad de las condenas en segunda instancia sin que exista sentencia firme en el proceso basados en la presunción de inocencia que establece la Constitución Federal.