RADIO
EN VIVO
imagen

Faro de la memoria

27 de Marzo de 2019 13:52

Arroyo pide al Concejo que convalide un convenio para que un grupo de exmarinos explote un predio municipal

Se trata de un espacio lindero al Faro, a metros de donde funcionó en centro clandestino de detención en la ExEsim. El lugar fue cedido al municipio por ley provincial y en 2015 se había ordenado el desalojo del emprendimiento privado.

El intendente Carlos Arroyo presentó en las últimas horas un proyecto de ordenanza para solicitar al Concejo Deliberante que convalide un convenio suscripto el 19 de marzo entre el municipio y Asociación Civil Centro Recreativo “Luis Piedrabuena” para concederle un permiso precario para que puedan explotar un espacio municipal ubicado al lado del Faro de Punta Mogotes, a metros de donde funcionó el centro clandestino de detención de la ExEsim.

Se trata de lugar con acceso directo al mar y con un entorno de intensa arboleda situado en Avenida de los Trabajadores a 5700. Allí, los integrantes de la asociación civil –todos exmarinos- explotan desde hace años un inmueble para la realización de actividades “lúdicas, recreativas, de esparcimiento, terapéuticas, ocio, para distintas escuelas, centros de jubilados, pacientes, y todos aquellos dispuestos a gozar de la belleza y del entorno del lugar”, según dice el proyecto elevado por el Ejecutivo al HCD.

La idea de Arroyo es otorgarle a la entidad un permiso precario por un plazo de cinco años y prorrogable por igual duración a cambio de un canon anual 80 mil pesos. Todo esto, con el compromiso de la asociación de mantener la “limpieza, reparaciones, gestiones de servicios, reforestación necesaria y el buen estado general del inmueble”, para que el lugar cumpla, entre otras funciones, la de albergar a efectivos de la Policía Local de la zona.

 

Lo insólito del pedido del intendente es que, hasta hace apenas tres años, el municipio mantenía una disputa administrativa y judicial con la asociación civil que ahora se busca beneficiar. Inclusive, durante 2015 la municipalidad había ordenado desalojar las instalaciones para que el predio volviera a manos de la Comuna, tal como está previsto desde 2015, cuando se declaró “Lugar Histórico Nacional” al predio del Faro de Punta Mogotes en el que funcionó el centro clandestino de detención de la escuela de Suboficiales de la Marina de Mar del Plata.

Ahora, ¿quiénes están a cargo de la Asociación Civil Centro Recreativo “Luis Piedrabuena”? José Luis Zerillo, director de Derechos Humanos durante el gobierno anterior y quien ordenó las acciones para recuperar el espacio situado en la zona sur de la ciudad, confirmó que la entidad no tiene vínculos con la Armada Argentina, a pesar de que sus miembros sí son marinos retirados que cobran un arancel para pasar el día en el lugar y alquilan las instalaciones, principalmente, para reuniones o encuentros familiares. “Todo esto lo hacen desde hace años sin ningún tipo de convenio con la municipalidad”, subrayó el exfuncionario en diálogo con 0223.

“Cuando el predio pasó a la municipalidad, esta gente quedó adentro, motivo por el que iniciamos un juicio de desalojo y cuya sentencia administrativa intimaba a los ocupantes a abandonar las instalaciones”, recordó el abogado, quien también reparó en que, a raíz de que los responsables de la entidad se negaron a acatar la medida, la gestión municipal inició un expediente de desalojo para tener un aval judicial al dictamen administrativo. “Es fue cuando finalizaba el gobierno de Gustavo Pulti y, obviamente, la administración de General Pueyrredon debía continuar con ese procedimiento”, advirtió Zerillo.

Sin embargo, y a la luz del pedido que promueve el actual jefe comunal, no se avanzó en ese aspecto. “Es una cuestión que intencionalmente se paralizó pese a que personal del área legal de la Comuna ya había dictado el desalojo administrativo y determinó que ese centro no podía seguir ocupando ese espacio. Lamentablemente, ahora la municipalidad convalida esta situación con un grupo de personas que no se entiende bien qué nivel de autoridad o valor institucional tienen para seguir explotando ese espacio municipal que debería ser gratuito”, cuestionó por último.