0223.com.ar
El desahogo de Peñarol y el desconsuelo de Quilmes, en fotos

El desahogo de Peñarol y el desconsuelo de Quilmes, en fotos

Por Redacción 0223

Galería y apostillas de una noche histórica y cambiante en el Polideportivo. Lo que pasó y lo que viene para el "cervecero" que todavía no conoce las fechas de los playouts ante Atenas de Córdoba.

Ni alegría, ni felicidad. La palabra que describía a Peñarol era desahogo. El "milrayitas" se sacó una pesada mochila de encima de poner al pentacampeón de la Liga Nacional en la lucha por no descender ante otro histórico como Atenas de Córdoba. Por eso, las lágrimas de Leo Gutiérrez y el festejo con el puño apretado de los jugadores de cara a su gente, apenas terminó el juego y minutos después regresando del vestuario ya con el Poli con sólo su mitad azul y blanca.

Del otro lado, todo fue desazón. De la tristeza a la euforia y el final a puro llanto en el banco de suplentes de los jugadores que iban saliendo por acumulación de faltas. De La Fuente daba vueltas en el anillo de la cancha y terminó derrumbado sobre la heladerita, Ortiz se identificaba por el número estirado de su camiseta arriba de su cabeza, los ojos rojos de Bolivar, Vassirani, Morales y la sensación de caer en una instancia que será dramática y muy difícil, por el rival y por la desventaja de localía.

Las tribunas fueron una caldera. El clima tenso se notaba desde temprano y se vivía en cada rincón del Polideportivo. El apoyo y el aliento a sus jugadores en el ingreso y la presentación de los planteles, fue mutando con el correr del partido. Con un público "milrayitas" que explotó con el arranque de su equipo y el "tricolor" que respiró y se hizo sentir con la recuperación de su equipo de la mano de Lucas Ortiz. Así, fue pasando durante toda la noche.

Como era de esperarse, el "Islas Malvinas" nos regaló un ambiente como nunca antes en esta Liga Nacional. Con casi cinco mil personas y un color como sólo el gran clásico nos puede ofrecer Y en paz, que debería ser lo normal, pero con algunas cosas que sucedieron en la previa la seguridad temía algún incidente. Por suerte, aún con el resultado puesto, de un lado se festejó y del otro se reconoció la entrega del equipo y se retiraron tristes pero tranquilos.

Todavía no están definidas las fechas de los playoffs de Permanencia. En las próximas horas, la AdC deberá informar los días y horarios, pero tendrá que tener en cuenta que del 19 al 26 de mayo, el Polideportivo estará ocupado con una competencia de Gimnasia Artística. Lo único concreto, es que la ventaja corresponde a Atenas que abrirá la serie con dos partidos en el "Carlos Cerutti" y después vendrá a Mar del Plata para el tercer juego y un hipotético cuarto choque. De ser necesario, el playout regresará a la "Docta" para un dramático quinto punto.
 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

El desahogo de Peñarol y el desconsuelo de Quilmes, en fotos

Galería y apostillas de una noche histórica y cambiante en el Polideportivo. Lo que pasó y lo que viene para el "cervecero" que todavía no conoce las fechas de los playouts ante Atenas de Córdoba.

Las dos caras de la moneda. El festejo de Peñarol y el desconsuelo de Juan Esteban De La Fuente. (Fotos: Diego Berrutti)

Ni alegría, ni felicidad. La palabra que describía a Peñarol era desahogo. El "milrayitas" se sacó una pesada mochila de encima de poner al pentacampeón de la Liga Nacional en la lucha por no descender ante otro histórico como Atenas de Córdoba. Por eso, las lágrimas de Leo Gutiérrez y el festejo con el puño apretado de los jugadores de cara a su gente, apenas terminó el juego y minutos después regresando del vestuario ya con el Poli con sólo su mitad azul y blanca.

Del otro lado, todo fue desazón. De la tristeza a la euforia y el final a puro llanto en el banco de suplentes de los jugadores que iban saliendo por acumulación de faltas. De La Fuente daba vueltas en el anillo de la cancha y terminó derrumbado sobre la heladerita, Ortiz se identificaba por el número estirado de su camiseta arriba de su cabeza, los ojos rojos de Bolivar, Vassirani, Morales y la sensación de caer en una instancia que será dramática y muy difícil, por el rival y por la desventaja de localía.

Las tribunas fueron una caldera. El clima tenso se notaba desde temprano y se vivía en cada rincón del Polideportivo. El apoyo y el aliento a sus jugadores en el ingreso y la presentación de los planteles, fue mutando con el correr del partido. Con un público "milrayitas" que explotó con el arranque de su equipo y el "tricolor" que respiró y se hizo sentir con la recuperación de su equipo de la mano de Lucas Ortiz. Así, fue pasando durante toda la noche.

Como era de esperarse, el "Islas Malvinas" nos regaló un ambiente como nunca antes en esta Liga Nacional. Con casi cinco mil personas y un color como sólo el gran clásico nos puede ofrecer Y en paz, que debería ser lo normal, pero con algunas cosas que sucedieron en la previa la seguridad temía algún incidente. Por suerte, aún con el resultado puesto, de un lado se festejó y del otro se reconoció la entrega del equipo y se retiraron tristes pero tranquilos.

Todavía no están definidas las fechas de los playoffs de Permanencia. En las próximas horas, la AdC deberá informar los días y horarios, pero tendrá que tener en cuenta que del 19 al 26 de mayo, el Polideportivo estará ocupado con una competencia de Gimnasia Artística. Lo único concreto, es que la ventaja corresponde a Atenas que abrirá la serie con dos partidos en el "Carlos Cerutti" y después vendrá a Mar del Plata para el tercer juego y un hipotético cuarto choque. De ser necesario, el playout regresará a la "Docta" para un dramático quinto punto.
 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar