0223.com.ar
Necesita un implante coclear, la Justicia le dio la razón y hace un año Pami incumple el fallo

Necesita un implante coclear, la Justicia le dio la razón y hace un año Pami incumple el fallo

Por Redacción 0223

Mirta tiene 76 años y quedó sorda. Un implante coclear le permitiría volver a escuchar. Presentó un amparo porque Pami pretende operarla en Caba y ella no tiene dinero. En febrero de 2018 un juez ordenó que la operen en el HPC. Sigue esperando.

Mirta Duarte tiene 76 años y padece hipoacusia bilateral severa: no escucha con ninguno de sus oídos. Con una intervención quirúrgica puede resolver su problema, pero Pami se niega a que se opere en Mar del Plata, pese a que hace más de un año un fallo judicial le ordena a la obra social de los jubilados y pensionados a practicar la intervención en el Hospital Privado de Comunidad.

Tras quedar sorda, en noviembre de 2016 su médica le informó que los implantes cocleares le permiten recuperar la audición a personas que quedaron sordas. Con esa noticia, Mirta recurrió al Pami, su obra social.

Allí le confirmaron que ya habían tenido casos similares y le pidieron que se realice todos los estudios que se requieren para autorizar una intervención de esas características. Una vez que los completó, Pami le dijo que esa operación debía realizarla en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Mirta fue al Hospital Privado de Comunidad, donde se atiende periódicamente y le explicaron que están capacitados y tienen los profesionales necesarios para realizar esa operación. Incluso, le remarcaron que realizaron varios implantes cocleares.

Según pudo saber 0223, para Mirta, una jubilada que percibe el haber mínimo, es imposible viajar a Caba para realizarse los estudios prequirúrgicos, permanecer allí hasta operarse y luego quedarse para los controles periódicos a los que debe someterse. Tampoco tiene quién pueda acompañarla cada vez que los médicos capitalinos lo requieran.

Ante esta situación, la mujer resolvió presentar un amparo en la Justicia, patrocinada por el abogado Raúl Mona. El 14 de febrero de 2018, el juez federal Alfredo López falló favorablemente respecto a ese amparo. Ordenó al Pami cubrir los dos implantes cocleares que necesita Mirta en el Hospital Privado de Comunidad. Desde entonces, el Pami desobedece el fallo.

Más allá de las sanciones económicas que el juez le pueda imponer a Pami por el incumplimiento, desde el entorno de la jubilada aseguran que eso no resuelve el problema y que lo único que pretende es poder realizarse la intervención en el nosocomio en el cual se atiende desde hace 15 años.

 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Necesita un implante coclear, la Justicia le dio la razón y hace un año Pami incumple el fallo

Mirta tiene 76 años y quedó sorda. Un implante coclear le permitiría volver a escuchar. Presentó un amparo porque Pami pretende operarla en Caba y ella no tiene dinero. En febrero de 2018 un juez ordenó que la operen en el HPC. Sigue esperando.

Mirta Duarte tiene 76 años y padece hipoacusia bilateral severa: no escucha con ninguno de sus oídos. Con una intervención quirúrgica puede resolver su problema, pero Pami se niega a que se opere en Mar del Plata, pese a que hace más de un año un fallo judicial le ordena a la obra social de los jubilados y pensionados a practicar la intervención en el Hospital Privado de Comunidad.

Tras quedar sorda, en noviembre de 2016 su médica le informó que los implantes cocleares le permiten recuperar la audición a personas que quedaron sordas. Con esa noticia, Mirta recurrió al Pami, su obra social.

Allí le confirmaron que ya habían tenido casos similares y le pidieron que se realice todos los estudios que se requieren para autorizar una intervención de esas características. Una vez que los completó, Pami le dijo que esa operación debía realizarla en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Mirta fue al Hospital Privado de Comunidad, donde se atiende periódicamente y le explicaron que están capacitados y tienen los profesionales necesarios para realizar esa operación. Incluso, le remarcaron que realizaron varios implantes cocleares.

Según pudo saber 0223, para Mirta, una jubilada que percibe el haber mínimo, es imposible viajar a Caba para realizarse los estudios prequirúrgicos, permanecer allí hasta operarse y luego quedarse para los controles periódicos a los que debe someterse. Tampoco tiene quién pueda acompañarla cada vez que los médicos capitalinos lo requieran.

Ante esta situación, la mujer resolvió presentar un amparo en la Justicia, patrocinada por el abogado Raúl Mona. El 14 de febrero de 2018, el juez federal Alfredo López falló favorablemente respecto a ese amparo. Ordenó al Pami cubrir los dos implantes cocleares que necesita Mirta en el Hospital Privado de Comunidad. Desde entonces, el Pami desobedece el fallo.

Más allá de las sanciones económicas que el juez le pueda imponer a Pami por el incumplimiento, desde el entorno de la jubilada aseguran que eso no resuelve el problema y que lo único que pretende es poder realizarse la intervención en el nosocomio en el cual se atiende desde hace 15 años.

 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar