RADIO
EN VIVO
imagen

Economía

1 de Julio de 2019 19:05

Tres miradas sobre el acuerdo Mercosur-Unión Europea

Carlos Bianco, Francisco de Santibañez y Julieta Zelicovich hablaron con 0223 y opinaron sobre el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. 

El anuncio del presidente argentino, Mauricio Macri, rodeado de funcionarios y principales jefes de Estado de los países de la Unión Europea marcaron la agenda pública del fin de semana. Si bien se trata de un pre-acuerdo del que se desconoce la letra chica y tiene que debatirse en los congresos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y en el Parlamento europeo. El debate sobre su posible impacto está abierto.

En ese marco, 0223 conversó con Carlos Bianco, ex secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Francisco de Santibañes, especialista en asuntos internacionales e integrante del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales  y Julieta Zelicovich, Doctora en Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario y  Magister en Relaciones Comerciales Internacionales. 

Bianco protagonizó las negociaciones entre ambos bloques de 2011 a 2015 y consideró que "el impacto será desastroso" y contó que "en 2013/2014 hicimos un estudio de impacto  de los posibles resultados comerciales que arrojo que, por un lado nos íbamos a inundar de productos importados europeos, especialmente en el sector de autopartes, automóviles. maquinaria y equipo, bienes de capital, productos de la industria química,plástico y cauchos ". "Una posibilidad para ceder ante esto era exportar mas carne si la Unión Europea nos daba una buena cuota pero eso no sucederá, el Mercosur pedía 400.000 toneladas y la UE nos dio 99.000", agregó. 

En esta línea, Bianco consideró que "no solo nos van a inundar de productos europeos sino que vamos a perder mercado en Brasil en las exportaciones de bienes industriales. Vamos a poder todas las preferencias de Brasil en manos de Europa". No vamos a exportar más autos, maquinaria ni medicamentos porque se los van a comprar a los europeos. No veo la ganancia", lamentó. 

En este contexto, Francisco de Santibañez resaltó que "en principio gana el campo y los servicios, pierden automotriz (especialmente autopartes) e industria que busca substituirlo importaciones. Desde otra perspectiva, ganan los sectores competitivos internacionalmente y la economía en general porque va a ver más certidumbre y estabilidad en las reglas de juego". " Si nos sentamos y no hacemos nada en términos de reconversiones, esto puede ser mal, alertó. 

Sobre la actitud de Estados Unidos y China "es malo para EEUU que no sean ellos los que lideren este proceso, ya que, pierden sus empresas y eso es señal de debilidad, pero es bueno que lo hagan los europeos y no los chinos". "A China no le cambia mucho, perderá parte pero no mucho", añadió.

Por su parte, Julieta Zelicovich dijo que "no creo que resulte prudente hablar de los impactos económicos del acuerdo antes de conocer el detalle de los compromisos que se pactaron. En materia de acuerdos comerciales, el diablo está en los detalles, y el uso de una cuota o de una medida técnica o fitosanitaria puede alterar sustantivamente el aprovechamiento de los mercados que se abren –o no- con este acuerdo". "No disponemos de estudios de impacto públicos de etapas previas de la negociación por parte de la Argentina; los que tenemos de la parte de UE plantean una ganancia para el país del 1,5% del PBI, pero con importantes efectos redistributivos: presentan como ganadores al sector agrícola y de alimentos, y como perdedores a textiles, químicos, automóviles y algunos de los servicios". No obstante, aclaró que "esto sea así depende de las especificaciones que contenga el acuerdo y de las políticas públicas que se impulsen durante el período previo a su entrada en vigor".

A su vez, Zelicovich señaló que "es oportuno analizar los impactos políticos del acuerdo. Los acuerdos comerciales se firman por razones que van mucho más allá de los intercambios de bienes y servicios. Tienen que ver con la política internacional y con la política doméstica de cada parte". En este sentido, sostuvo que "los ganadores de la firma del acuerdo son los sectores liberales tanto en Argentina, como en Brasil y es una gran victoria del gobierno de Macri para mostrar capacidad de gestión de la agenda externa que se planteó al asumir su gobierno en materia de política exterior. Es una muestra de poder también en la complicada red de intereses que sostienen a Bolsonaro".

Por último, Bianco remarcó que " el modelo productivo del neoliberalismo es que los países preferiros no nos desarrollemos industrialmente sino que nos dediquemos únicamente  a la exportación de materia prima con bajo grado de elaboración, pero este acuerdo ni siquiera asegura eso". "Es una derrota histórica de la pretensión del Mercosur de tener un modelo de desarrollo industrial que permita incluir a su población y pagarle buenos salarios", culminó.

Por su lado, Julieta Zelicovich plateó que " la firma del acuerdo es un apoyo importante para aquellos que sostienen al Mercosur como parte fundamental de la estrategia de inserción internacional de los países de la región. "Debilita al discurso de la flexibilización del bloque regional", remató.