“La muerte no se puede atribuir a la herida causada accidentalmente”

Por Redacción 0223

Lo dijo el abogado del acusado de matar a Nancy Segura. Para el profesional hay cuestiones que demuestran que “se trató de un accidente”.

Con el foco puesto en lo que serán las declaraciones de los médicos que se presentarán este martes ante el jurado que juzga a Rafael Inglera por el asesinato de Nancy Segura, el abogado del imputado sostuvo que “la muerte de la mujer no se le puede atribuir a una herida causada accidentalmente”.

“Esto fue como un accidente porque la herida mortal deriva de otra cosa, creemos que no se puede atribuir de manera directa el deceso, lo que quedará claro cuando declaren los profesionales de Policía Científica y los peritos médicos de parte”, le dijo Eduardo Toscano a 0223.

El abogado adelantó que más allá de la impresión que el Jurado pueda tener con la declaración de su defendido hay una cuestión que genera un debate profundo. “Él llevó a la víctima a la salita, brindó una versión de lo que sucedió de manera espontánea, por lo que al término de las declaraciones tendrán los jurados una serie calificaciones posibles”, señaló.

“Los jurados tendrán una impresión de los hechos y luego cuando se vierta la prueba escucharán las recomendaciones técnicas de la jueza que permitirían debatir si se trató de un homicidio culposos o lesiones culposas, de una tentativa de homicidio o un homicidio preterintencional”, explicó.

A la calificación original de homicidio agravado por el vínculo –que prevé una pena de prisión perpetua-, el Ministerio Público Fiscal podría sumar la figura de la tentativa de homicidio en caso de considerar que la herida se produjo de manera accidental.

El hecho se dio en junio de 2017 cuando en medio de una discusión Inglera atacó con una cuchilla de cocina a la mujer y le provocó una herida mortal. Segura –madre de dos hijos- fue trasladada al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde los médicos no pudieron hacer nada ante la gravedad de la lesión y la cantidad de sangre que había perdido.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

“La muerte no se puede atribuir a la herida causada accidentalmente”

Lo dijo el abogado del acusado de matar a Nancy Segura. Para el profesional hay cuestiones que demuestran que “se trató de un accidente”.

Eduardo Toscano (Foto: 0223)

Con el foco puesto en lo que serán las declaraciones de los médicos que se presentarán este martes ante el jurado que juzga a Rafael Inglera por el asesinato de Nancy Segura, el abogado del imputado sostuvo que “la muerte de la mujer no se le puede atribuir a una herida causada accidentalmente”.

“Esto fue como un accidente porque la herida mortal deriva de otra cosa, creemos que no se puede atribuir de manera directa el deceso, lo que quedará claro cuando declaren los profesionales de Policía Científica y los peritos médicos de parte”, le dijo Eduardo Toscano a 0223.

El abogado adelantó que más allá de la impresión que el Jurado pueda tener con la declaración de su defendido hay una cuestión que genera un debate profundo. “Él llevó a la víctima a la salita, brindó una versión de lo que sucedió de manera espontánea, por lo que al término de las declaraciones tendrán los jurados una serie calificaciones posibles”, señaló.

“Los jurados tendrán una impresión de los hechos y luego cuando se vierta la prueba escucharán las recomendaciones técnicas de la jueza que permitirían debatir si se trató de un homicidio culposos o lesiones culposas, de una tentativa de homicidio o un homicidio preterintencional”, explicó.

A la calificación original de homicidio agravado por el vínculo –que prevé una pena de prisión perpetua-, el Ministerio Público Fiscal podría sumar la figura de la tentativa de homicidio en caso de considerar que la herida se produjo de manera accidental.

El hecho se dio en junio de 2017 cuando en medio de una discusión Inglera atacó con una cuchilla de cocina a la mujer y le provocó una herida mortal. Segura –madre de dos hijos- fue trasladada al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde los médicos no pudieron hacer nada ante la gravedad de la lesión y la cantidad de sangre que había perdido.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar