Gabriela magnoler

2 de Agosto de 2019 19:52

Playa Grande: "Sorprende el veto de Arroyo porque se hizo todo como se debe y sin perjudicar a nadie"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Héctor Nocelli, referente del consorcio de balnearios, aseguró que se insistirá en el Concejo Deliberante con la ordenanza para que se puedan colocar vallas fuera de los locales bailables del complejo.

Desde el consorcio de balnearios de Playa Grande no ocultaron su "sorpresa" por el veto que decidió el Intendente Carlos Arroyo para dar marcha atrás con la ordenanza que les permitía a los locales bailables colocar vallas en el espacio público entre las 22 y las 6,  y que resultó como el detonante de la salida de Gabriela Magnoler del Ente Municipal de Turismo (EMTur).

En una primera instancia, Héctor Nocelli, referente del consorcio, remarcó que la normativa que estaba vigente hasta hace unos días atrás "no perjudicaba a nadie" y que se había logrado confeccionar "haciendo lo que correspondía y recorriendo todos los carriles" administrativos.

"Primero se presentó en el EMTur, se aprobó y después Inspección General dijo que convenía. Después se hizo una prueba en temporada que dio muy buen resultado, y entonces lo presentamos formalmente al EMTur que lo llevó al Concejo Deliberante y ahí se aprobó por unanimidad", recordó el empresario.

En declaraciones a 0223, el gerente de Ocean Club adelantó que a principios de la próxima semana el Consejo de Administración del Consorcio de Playa Grande volverá a reunirse para definir los pasos a seguir, aunque ya hay un eje claro: insistir ante el cuerpo legislativo con la sanción de la ordenanza. "Sabemos que hay un plazo para que los concejales vean el veto y después decidan si ratifican o no la ordenanza", indicó.

"Esto beneficia porque así no tiene que andar el camarero cruzando con botellas y alcohol por el medio del paseo. Y todo ese horario también queda para uso del público en general; no se cierra nada. La verdad que no veo motivos para que se vete pero son decisiones que toma el Intendente y como tal hay que respetarlas", expresó.

Inclusive, Nocelli reconoció mayor sorpresa por la determinación del Intendente al recordar que hace tan sólo una semana atrás había existido un encuentro con él. "Nos reunimos con él la semana anterior, hablamos de toda la problemática de Playa Grande y me sorprende más porque este tema estuvo en la charla", señaló.

La ordenanza

La normativa en cuestión habilitaba a los locales del complejo Playa Grande que pueden desarrollar actividades nocturnas en la zona a colocar un vallado fuera de los locales para que las personas pudieran salir a fumar o a tomar aire.

La ordenanza se había implementado como prueba piloto en el verano, y luego el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza para prorrogar el permiso hasta 2020. Sin embargo, en medio de la pelea por la habilitación de un nuevo boliche en la cochera de Playa Grande que el intendente avala, el jefe comunal decidió vetar esta normativa.

El tema tiene un intrincado trasfondo político. Los boliches que ya están autorizados aprovechan esas ordenanza para ocupar, entre las 22 y las 6 de la mañana, espacios que no forman parte de sus unidades turísticas fiscales y así permiten que la gente que asiste a sus locales pueda fumar o tomar aire con mayor comodidad.

Sin embargo, todos estos locales rechazan la posibilidad de que desembarque un nuevo boliche en la UTF de la cochera porque, entienden, el objeto de esa licitación no contempla ese uso.

El jefe comunal, en cambio, decidió firmar un acta transaccional con la firma Playa Azul SA para autorizar el desembarco de un nuevo local bailable en Playa Grande.

 

Compartir
Compartí esta nota