RADIO
EN VIVO
imagen

Devaluación

20 de Agosto de 2019 12:23

Por la crisis, Arroyo analiza bajar tasas a vecinos y comerciantes

El intendente afirmó que el país atraviesa una situación económica "muy complicada" y por eso buscará avanzar en esos puntos. También dijo que el municipio adquirió alimentos para tener como "reserva".

Cada vez que tiene la oportunidad, al intendente Carlos Arroyo le gusta mencionar su pasado como docente y que enseñó economía "durante 40 años". Y este martes no fue la excepción: en medio de una recorrida por la "zona roja", en la que se instaló una cámara de seguridad, habló sobre los cambios en el Ministerio de Hacienda nacional, se refirió a la crisis que atraviesa el país y adelantó que analiza tomar una serie de medidas que beneficiarían a los contribuyentes del Partido de General Pueyrredon en este contexto de permanente suba de inflación.

Cabe recordar que el Concejo Deliberante aún no aprobó las ordenanzas fiscal e impositiva y, de hecho, la semana pasada devolvió el expediente a comisiones para que se siga analizando.

Si bien reiteró que la situación "es mala" y "está muy complicada", Arroyo subrayó que "por el momento en Mar del Plata se mantiene el equilibrio económico", lo cual consideró como "un logro" de su gestión. También advirtió que a pesar de que apuntan a mantener ese escenario a nivel local, "lamentablemente estamos dentro de un contexto que yo no manejo".

Frente a ese panorama, el intendente de Mar del Plata reconoció que por estas horas mantiene "conversaciones con distintos funcionarios" para ver si se puede "disminuir algún costo" y otorgar algún "beneficio" a los vecinos y comerciantes de la ciudad, lo cual se traduciría, por ejemplo, en una reducción de las tasas.

"Yo sé que voy a discutir horas con los secretarios pero debo hacerlo, tengo que buscar la forma de que la población esté un poco mejor, aflojar un poco la presión; rebajar algunas tasas, eliminar algunas cosas para el comercio", confió ante la prensa. "El problema es que tampoco quiero dejar de lado las obras que son necesarias, porque dejaríamos a la ciudad sin resguardo", señaló luego.  

Por último, el jefe comunal dijo que la semana pasado ordenó que la Comuna compre comida. “Despaché a uno de mis funcionarios más altos a buscar recursos alimenticios para tener reservas, de ser necesario”, explicó.