RADIO
EN VIVO
imagen

Devaluación

8 de Septiembre de 2019 15:31

Eskabe: frenaron los despidos por seis meses

La empresa y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) firmaron un acuerdo para garantizar los puestos de trabajo hasta marzo de 2020, a raíz de la devaluación que se generó tras las Paso.

A raíz de la devaluación que se generó con el aumento del dólar a partir del 12 de agosto tras los resultados de las últimas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y la empresa Eskabe acordaron el viernes pasado frenar los despidos para garantizar las fuentes de trabajo de todo el personal, al menos por seis meses.

En concreto, el acuerdo respalda a los trabajadores que no podrán ser cesanteados de sus puestos durante seis meses, es decir, hasta marzo de 2020. Además, incluye un el pago del salario de agosto en dos partes, una de las cuales ya fue abonada, y la imposibilidad de suspender a la totalidad de los trabajadores al mismo tiempo, solo por septiembre. Con lo cual, quien trabaja una semana a la siguiente tiene una semana de suspensión por lo que siempre habrá alrededor de 50 trabajadores en planta.

En este sentido, José Luis Rocha, el titular de la UOM, explicó que el acuerdo, a diferencia de otras ocasiones, se debe a la coyuntura económica del país y no a la caída de las ventas de la empresa, la cual ya comenzó a revertirse a partir de julio pasado. "A raíz de la situación que se genera por las Paso y la suba del dólar, las empresas proveedoras de materiales dejaron de proveer y esto generó la falta de insumos e imposibilidad de poder producir todos los días de manera normal", señaló.

"No se van a perder fuentes de trabajo, eso es lo más importante", enfatizó Rocha al mismo tiempo que apuntó contra el Gobierno de Cambiemos y las políticas económicas que lleva a cabo. "Estos tipos de acuerdos sirven para llegar al 10 de diciembre y empezar a transitar lo que nosotros creemos que va a ser el nuevo Gobierno y nuevos rumbos en las políticas económicas para empezar a mover la industria del país que cada día se sigue deteriorando con las medidas de este Gobierno", señaló.

Para finalizar, el dirigente metalúrgico reconoció que se habían vivido momentos de tensión con los trabajadores, aunque recalcó que la "empresa nunca habló de despidos sino de falta de insumos, que a raíz de eso no podía producir". "Fue una semana complicada. La gente a veces no entiende desde el principio", concluyó Rocha.