Salud

1 de Enero de 2020 19:25

Le diagnosticaron cáncer y espera hace cinco meses que Pami le autorice la quimioterapia

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La familia del paciente de 70 años exige que los responsables de la auditoría de la obra social habiliten el tratamiento cuanto antes. "Esto es de vida o muerte", insistieron. Las nuevas autoridades del Pami ya iniciaron gestiones para resolver la situación. 

La familia de un hombre de 70 años diagnosticado con cáncer gástrico exige con urgencia a las autoridades locales del Pami que le autoricen un tratamiento de quimioterapia, después de esperar cinco meses sin tener mayores respuestas ni novedades oficiales.

A principios de año, Alberto Luis Díaz recibió la confirmación de que padece un tumor maligno en el estómago con metástasis peritoneal pero su estado general de salud era óptima y los profesionales del Instituto de Oncología Ángel Roffo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) consideraron que podría someterse a un novedoso tratamiento. 

A partir de la difusión del caso, las nuevas autoridades de Pami iniciaron averiguaciones para saber por qué se produjeron estas demoras y también se contactaron con la familia para brindarle contención tanto al afiliado como a su familia.

Días necesita una intervención denominada Pipac, que consiste en la aplicación de quimioterapia en el abdomen con un método a presión aerosolizada. "Esto atacaría como una quimio local la metástasis peritoneal. Él ahora está con una quimio por boca que trata el cáncer primitivo del estómago y, según la gente idónea del Roffo, sería un tratamiento muy efectivo porque su estado de salud lo permite", detalló Marta, la esposa del paciente oncólogico.

"No todos los pacientes se adaptan a este tratamiento pero Alberto estaría en condiciones de hacerlo y, de concretarse, sería el primer paciente de Pami que se sometaría al Pipac", afirmó a 0223 la mujer, quien agregó: "El hospital ya hizo todas las órdenes para poder avanzar con esta clase de quimioterapia pero nos están dando muchas vueltas".

Desde agosto que la familia del hombre insiste con pedidos para que el auditor general que tiene la obra social firme las autorizaciones correspondientes y se pueda revertir el delicado cuadro de salud pero lo único que obtuvieron como respuesta fueron diferentes dilaciones. "Él ya está empezando a desmejorar. Si se sigue demorando esto, no se va a poder adecuar al tratamiento", advirtió.

 

"Hemos recurrido a amparos en la Justicia, pedimos ayuda a la Defensoría del Pueblo y hasta le enviamos una carta al Ministro de Salud. La verdad que ya no sabemos qué hacer", expresó con angustia, e insistió: "Son muy tristes todas estas vueltas que estamos viviendo. Esto ya no da para más".

Al agotar los reclamos por la vía administrativa y judicial, Marta buscó visibilizar la problemática que atraviesa su esposo para que se autorice el tratamiento en cuestión con "suma urgencia" y se logre mejorar la calidad de vida del jubilado. "Esto es de vida o muerte", graficó.

 

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota