Mar del plata

7 de Enero de 2020 19:25

Una pareja gay fue expulsada de un balneario de Playa Grande por besarse

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Sucedió el fin de semana en el balneario Ocean Club. Los administradores les explicaron que la playa era "un lugar de familia". Los jóvenes harán una protesta para repudiar el acto homofóbico.

Gustavo Posati y su pareja Mariano Domínguez llegaron a Mar del Plata desde Capital Federal para pasar unos días y celebrar Año Nuevo. En su corta estadía, decidieron aprovechar los pocos días de calor en el balneario Ocean Club de Playa Grande, pero un acto homofóbico les amargó la jornada: por besarse les prohibieron ingresar a la playa.

El viernes 4, Gustavo fue a la playa en cuestión con su pareja y Sebastián, un amigo. Su padre alquilaba - hasta este episodio - en el balneario. Cuando quisieron regresar al otro día, el padre de su amigo había recibido un llamado de parte de los administradores informándole que los jóvenes no iban a poder ingresar porque se habían besado.

"No recuerdo habernos besado ni haber hecho un escándalo de esa magnitud. No ocurrió. Y si fue así, ¿qué?", comentó Gustavo en declaraciones a 0223. Y siguió en su relato. "Enojados por lo que nos dijeron, fuimos al balneario y en la entrada nos pararon. A mi amigo le dijeron que no podían ingresar invitados. Nos vino a increpar un carpero diciendo que el día anterior se había quejado una señora de que nos estábamos besando y no se podía hacer porque era un lugar familiar".

 

Pese a los argumentos de los administradores, para Gustavo "la señora no existe" y fue un invento de Ocean Club para fijar su posición. Inmediatamente, los jóvenes discriminados le pidieron explicaciones al gerente. "Queríamos que ellos hablen con la supuesta señora y repudiaran el acto homofóbico", expresó.

Tras el altercado, el lunes el padre de su amigo recibió la notificación de que ya no eran más bienvenidos y los echaron. Luego del hecho, decidieron radicar la denuncia en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi).

El acto discriminatorio del balneario de Playa Grande quedó captado en las cámaras de un teléfono celular, cuando uno de los carperos se acercó a pedirles que se retiraran. Gustavo decidió visibilizar su situación y escrachó a la concesión por las redes sociales. Por su parte, Ocean Club optó por cerrar su cuenta de Instagram.

Ante esta situación, los jóvenes regresarán a Mar del Plata para hacer una manifestación en la puerta del balneario el sábado 18 de enero a las 14 horas. "Pedimos que se respeten todo tipo de familias y que se termine con este tipo de discriminación", reclamó.

Compartir
Compartí esta nota