Antes de ser calle

31 de Marzo de 2020 16:58

¿Un Paseo es suficiente para Alfonsín?

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
¿Qué presidentes tienen calles en Mar del Plata?

Por Marcelo Díaz, creador de Antes de ser calle

Once años pasaron de la muerte de Raúl Ricardo Alfonsín. Es cierto que fue un afortunado si lo comparamos con otros ejemplos ya que muchos homenajes los recibió en vida. De hecho, él mismo estuvo presente el día que se descubrió su busto en un agasajo en Casa Rosada al cumplirse 25 años del retorno de la democracia a la Argentina. Corría octubre de 2008, cinco meses antes de su desaparición física.

El primer homenaje en Mar del Plata llegó póstumo. Fue cuando el 19 de febrero de 2010 el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad imponerle  el nombre de “Paseo Presidente Raúl Alfonsín” al sector  ubicado en la calle San Martín entre Hipólito Yrigoyen y Mitre –vereda impar-. Ocho años después llegaría a esa esquina, también un busto con la cara del denominado Padre de la Democracia moderna.

¿Hace falta que se le designe el nombre a una calle para reafirmar el recuerdo? ¿Están todos los Presidentes representados en las arterias de las ciudades de Batán y Mar del Plata? Desde nuestro blog #AntesDeSerCalle buscamos reivindicar la posibilidad de poner en valor la historia como base fundamental del presente.

 

Los presidentes y las calles marplatenses

Hoy vamos realizar un repaso por los Presidentes argentinos que están homenajeados en las calles de la ciudad. Ninguna norma obliga a que los presidentes argentinos sean recordados con una calle. De hecho, el presidente entre el 12 de octubre de 1886 y el 6 de agosto de 1890, Miguel Juárez Celman (1886-1890), cuñado y sucesor de Julio Argentino Roca, no figura en el mapa de la ciudad. Tampoco está el presidente provisional Raúl Alberto Lastiri que desempeñó interinamente las funciones de presidente de la Nación tras la renuncia a su cargo de Héctor José Cámpora y del vicepresidente Vicente Solano Lima en 1973, durante lo que ha dado en llamarse el tercer peronismo. Lastiri, era el yerno de José López Rega y sucesor de Cámpora. A este último, tampoco nunca nadie propuso recordarlo.

Tampoco están presentes los presidentes Constitucionales  Agustín Pedro Justo, José Evaristo Uriburu, Roberto Marcelino Ortiz, Ramón Castillo, María Estela Martínez de Perón ni Raúl Alfonsín.

 

La selección no pasa por la longitud del mandato desempeñado ni por cuestiones de votos o de golpe. El teniente general José Félix Uriburu, la máxima figura del derrocamiento de Hipólito Yrigoyen, llegó a tener una avenida con su nombre (hoy avenida Libertad). Incluso la fecha de ese golpe (6 de Septiembre de 1930) le quitó el lugar a la calle San Juan, que posteriormente terminó siendo la que hoy conocemos como Hipólito Yrigoyen.

 

La antigua tradición de imponer a las calles nombres de figuras públicas siempre avivó fricciones con la historia, zanjadas en la geografía urbana según la voluntad inapelable del poder de turno. No hay que ir más lejos de la avenida Independencia para ilustrarlo: Independencia, previo a llamarse así, se llamó Eva Duarte de Perón.  Previamente se había llamado Londres.

Arturo Illia está presente con su nombre en la prolongación de la costanera hacia el Sur de la costa y también en una arteriaen Batán.

 

El último presidente que devino calle fue Perón, en 1994 y en 1995; primero una calle de la ciudad de Batán y un año más tarde en el cambio de nombre de avenida Centenario (camino que une las ciudades de Mar del Plata y Batán) con su nombre.  Hay un dato curioso; en Batán uno puede encontrarse en la esquina Perón – Perón al cruzarse ambas arterias en pleno centro geográfico de la segunda ciudad por cantidad de habitantes del partido de General Pueyrredon.

 

A Agustín P. Justo (1932-38), presidente insignia de la época del fraude, no le correspondió calle ni pasaje ni diagonal.

En Mar del Plata es posible circular por las calles con nombres de Presidentes como Rivadavia, Vicente López y Planes,  Urquiza, Derqui, Mitre (primero no constitucional y después Constitucional), Domingo Sarmiento, Avellaneda, Julio Roca,  Carlos Pellegrini, Sáenz Peña,  Manuel Quintana, Figueroa Alcorta, Hipólito Yrigoyen, Marcelo Torcuato de Alvear, Juan Domingo Perón y Arturo Frondizi.

María Eva Duarte de Perón está presente en Batán y en Mar del Plata después de la suplantación por avenida Independencia, solo hubo un intento a principio del presente siglo de reinstaurarle su nombre.

Es verdad que los apellidos repetidos, sobre todo cuando se omite el nombre, pueden despistar. La calle Guido no evoca a José María Guido, único presidente civil de facto, quien no mereció calle, sino al brigadier general Tomás Guido (1788-1866), cuyas credenciales patrióticas, tras luchar junto a Moreno, a San Martín y a Bolívar, nadie discutiría.

Dato curioso. La ciudad nunca tuvo una calle con el nombre del  presidente constitucional José Evaristo Uriburu, sin embargo,  su sobrino, el general golpista José Félix Uriburu, quien dirigió el derrocamiento a Yrigoyen en 1930 supo ser el nombre de la hoy avenida Libertad. El agravante, si se puede utilizar ese término, es que la ordenanza  de sanción del 12 de mayo de 1932 esa avenida se llamaba Constitución.

 

Cuestión de Ley

La ordenanza del Partido de General Pueyrredon dice que sólo se le podrá cambiar el nombre a una calle en caso de que se descubran duplicaciones o que "se presenten dificultades por conformación topográfica". Autoriza a darle nombre a las calles que no los tuvieren, pero habla de "resguardar la permanencia" y exige "sólidas razones de naturaleza institucional, histórica o cultural". De hecho, existe una comisión evaluadora que es la indicada en determinar si es conveniente o no hacer cambios de nombre y/o sugiere. Sin embargo, al no ser vinculante, siempre interviene pero muy pocas veces se cumplen sus dictámenes.

 

Cuestión de historia

Juan Manuel de Rosas: se encuentra en Batán y  Mar del Plata, lo ignora

Si bien no fue Presidente fue una figura central en los inicios de la Nación. Sin embargo, uno de sus enemigos, Justo José de Urquiza ostenta circular por una de las zonas más aristocráticas marplatense e incluso 3 de febrero de 1852, día en el cual el ejército de la Confederación Argentina al mando de Juan Manuel de Rosas fue derrotado por el Ejército Grande, liderado por Urquiza,  también tiene su arteria.

 

En Mar del Plata, ninguna calle lleva hoy el nombre del principal dirigente de la Confederación Argentina, Juan Manuel de Rosas, sin embargo Batán si le da un lugar entre sus calles.

 

Bibliografía / Fuentes: Juan N. Guerra - Mar del Plata sus paseos y calles (1967) // Recortes periodísticos // Digesto Municipal HCD General Pueyrredon

Comentarios de usuarios de Facebook