Teodoro Bronzini, ese intendente del que todos hablan

Este 10 de octubre se cumplen 133 años del nacimiento. Cómo fue la vida de Bronzini, antes de ser calle.

Teodoro Bronzini joven y a su izquierda, un cartel de la calle que lleva su nombre.

10 de Octubre de 2021 09:16

Hijo de Juan y Luisa Giogetti, inmigrantes originarios de Puerto Recanatti, en el centro de Italia sobre el Mar Adriático, Teodoro Bronzini nació el 10 de octubre de 1888 en Buenos Aires, en el barrio de La Boca.

En 1892 la familia migró para Mar del Plata donde su padre pudo seguir desarrollando su profesión de piloto de barcos de ultramar pero por medio de la pesca profesional como ya lo venía haciendo en el Río de la Plata desde el puerto de Buenos Aires.

Doble homenaje en las calles de General Pueyrredon

¿Cuántos todavía mencionan Los Andes en vez de Bronzini a la calle 148? Muchos. Parece mentira, pero ya han pasado 21 años y eso sigue sucediendo en la ciudad de Mar del Plata, una demostración que hay cambios de letra fría que no pueden contra los usos y costumbres.

En la sesión del 23 de noviembre del año 2000 el cuerpo deliberativo decidió hacer un tributo al cuatro veces intendente modificando el nombre a la calle Los Andes. Se trataba del segundo homenaje similar del cuerpo deliberativo local ya que seis años antes, en 1994, habían decidido ponerle su nombre a otra calle, pero en la ciudad de Batán.

Nomenclador Viejo con Los Andes.

Teodoro de niño a adulto

En uno de los viejos balnearios de madera de la Playa Bristol fue uno de sus primeros trabajos cuando aún no llegaba a las dos cifras de edad. Fue vendedor de diarios y mensajero en el Hotel Bristol. Completó sus estudios primarios y luego se recibió de Tenedor de Libros, a partir de lo cual trabajó llevando contabilidades a comerciantes, y en otros momentos de su vida dictaba clases de Contabilidad y Matemáticas alternadas con trabajos en una imprenta. De más grande y hasta sus últimos años de vida se dedicó a la promoción de seguros.

Su vida pública

Se inició en la vida pública a los 22 años participando de la fundación de la Junta Popular de Resistencia a los Comisionados, que luchó por la autonomía municipal.

 En 1913, a los 24 años, fue elegido concejal por una agrupación liberal municipal que se constituyó en Partido Liberal el 5 de octubre de 1913, cuya acta de fundación fue redactada por el propio Bronzini y establecía como objetivo una determinada lista de objetivos por los qué luchar:

a) Libertad absoluta de conciencia y tolerancia completa de todos los cultos religiosos, puestos en un pie de perfecta igualdad por la separación de la Iglesia y del Estado

b) Enseñanza laica obligatoria costeada por el Estado

c) Limitación del número de congregaciones religiosas y reglamentación de las mismas

d) Divorcio absoluto de acuerdo con la legislación de los países más adelantados

e) Reglamentación legal del trabajo industrial y comercial a fin de mejorar la condición de las clases trabajadoras

f) Reducción al mínimo de los impuestos fiscales y municipales y supresión de aquellos gravámenes exorbitantes que recaen directamente sobre las clases productoras

g) Reforma electoral de la Provincia en el sentido de obtener el ejercicio del voto para los ciudadanos de (18) dieciocho a (21) veintiún años

Como consecuencia de esa consagración para concejal no teniendo aún los 25 años de edad, Bronzini fue enjuiciado por usurpación de cargo.

Bronzini camina por la Rambla junto al presidente Arturo Frondizi y el gobernador Oscar Alende

 

Plasmar las ideas

Bronzini tenía claro que la batalla cultural se debía dar en distintos campos, quizás fue el motivo por el cual se inclinó en dejar plasmadas sus ideas en letra molde participando en la fundación y redacción de dos periódicos: El Liberal y La Verdad.

El Partido Liberal por él fundado no llega a tener mucha trascendencia; se rompe y pronto desaparece como tal. En abril de 1915 se afilia al Partido Socialista y el 7 de diciembre de ese año funda el semanario El Trabajo, del cual es su primer Director. El semanario pasa a ser diario en 1920 hasta 1974, año de su cierre.

Desde su columna editorial mantuvo una lucha permanente por los principios Socialistas de justicia social en democracia, con plena vigencia de las libertades públicas, una sana economía con un manejo idóneo y honesto de los intereses públicos a cargo del Estado. Sus escritos incomodaban al combatir sin concesiones los negociados y los avances de los gobiernos centrales que siempre atentaban contra la autonomía municipal.

Lista donde encabezaba en el año 1958

La voz del socialismo en el Concejo Deliberante

El Concejo Deliberante  los recibe por primera vez como representante del Partido Socialista en 1917 logrando la reelección para el período 1918/19. Mar del Plata era un espacio reservado para la aristocracia veraneante por lo que su victoria electoral en noviembre de 1919 que lo consagraba como el primer Intendente Socialista, sorprendió. Tanto, que ese  primer período 1920/21 fue interrumpido e intervenido por el gobierno de la provincia. 

Entre 1922 y 1923 fue concejal, el intendente era otro socialista: Rufino Inda. Esa década fue todo un símbolo ya que la supremacía local siempre fue alternada por intendentes socialistas.  Junto al mencionado Inda y Juan Fava gobernaron los destinos de la ciudad hasta que volvieron las interrupciones a finales del año 1929 y a dos meses de las elecciones. Un tal Emilio Grau se convertía en  “comisionado” evitando, muy probablemente, una nueva victoria del Socialismo para iniciar la década del ‘30.

 Bronzini también fue diputado provincial en 1921/22, 1925-28 y 1930 hasta el golpe militar del 6 de septiembre.

A pesar del fraude de la década infame siempre hubo representación socialista en el Concejo Deliberante, integrada entre otros por el propio Bronzini. Sus exposiciones se caracterizaban por la defensa de los intereses populares. Una de ellas fue la defensa de la Cooperativa de Electricidad y la denuncia del escandaloso contrato con la Compañía Argentina de Electricidad (CADE) en la misma época que en la Capital Federal tenía lugar el famoso negociado de la CHADE.

La Compañía Hispano Americana de Electricidad (CHADE), renombrada en 1936 como Compañía Argentina de Electricidad (CADE) fue protagonista de actos de corrupción política-empresarial, durante las primeras presidencias radicales y en la década conocida como infame.

A partir de entonces, en todas las elecciones de esa época, el fraude se realizaba en Mar del Plata apenas abierto los comicios mediante el llamado “vuelco de padrones”, procedimiento mediante el cual se impidió el ingreso de concejales socialistas.

 También en esta década del 30, Bronzini fue diputado provincial en el período 1933-36, donde destacó una rigurosa tarea opositora a los vicios y abusos del gobierno conservador y de severo control del gasto público a través de una preferente atención a los temas económicos, especialmente, a través de los debates presupuestarios.

En 1934 fue convencional constituyente para la Reforma de la Constitución provincial. Caído el régimen conservador con el golpe de Estado del 4 de junio de 1943, y luego de que el gobierno militar llamara a elecciones, Bronzini volvió a la Legislatura en los períodos 1948-51 y 1952-55 hasta el golpe militar del 16 de septiembre de 1955, que derrocó al presidente Juan Domingo Perón.

En 1958 es elegido nuevamente Intendente, esta vez por 4 años y en 1962, al anular el presidente Frondizi las elecciones de renovación de marzo de ese año, el gobierno provincial resultante, prorroga los mandatos de numerosos Intendentes, entre ellos Bronzini, función que cumple hasta abril de 1963.

Renovadas las autoridades constitucionales en Octubre de 1963, Bronzini es elegido Senador Provincial, último cargo público que ejerció hasta el golpe militar del 28 de julio de 1966. En ese período fue protagonista en la reforma de la Carta Orgánica del Banco de la Provincia proponiendo la obligación del Banco de otorgar préstamos a las municipalidades para la financiación de obras en proporción a los depósitos que aquellas estaban obligadas a realizar en el Banco.

Desde noviembre del año 2000, la ex calle Los Andes lleva el nombre de Teodoro Bronzini. Su traza va desde calle Rio Negro hasta avenida Juan B. Justo iniciándose en el barrio Villa Primera, pasando por Domingo Faustino Sarmiento, desde Luro hasta Colón hace de límite entre los barrios Los Andes y Don Bosco. A partir de la avenida que recuerda al “descubridor” de América y hasta Alberti integra el barrio Los Andes. De ahí en más, hasta llegar a la avenida Juan B. Justo, forma parte del barrio Bernardino Rivadavia.

Para lo que es la calle en la ciudad de Batán está presente en cuatro tramos que se dividen entre la zona central y en la conocida como Las Alamedas.

A pocos meses de cumplir 93 años, el jueves 20 de Agosto de 1981, Teodoro Bronzini falleció en Mar del Plata #AntesDeSerCalle

 

Agradecemos el aporte de las fuentes: Historia del Socialismo en Mar del Plata // Fotos Viejas de Mar del Plata // Biblioteca del HCD local

Comentarios de usuarios de Facebook