Coronavirus

7 de Abril de 2020 07:55

La cuarentena profundiza el desempleo: "Hay gente que no llega ni al día"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Imagen: Archivo 0223 - El 56,6% de los trabajadores en Mar del Plata son informales.

Un informe de la Universidad Nacional de Mar del Plata da cuenta de que una parte de la población queda excluida de las medidas de alivio ante el coronavirus. "Si no se asiste vamos a tener problemas graves", advirtieron.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) reveló días atrás que en Mar del Plata una de cada cuatro personas se encuentra bajo el umbral de la pobreza. En medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus, la situación de desempleo se profundiza cada vez más y atenta contra los grupos más vulnerables.

Para que los sectores excluidos puedan hacer frente a la falta de ingresos económicos producto de la cuarentena, la administración de Alberto Fernández lanzó una batería de medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia de $10 mil, un plan de Asistencia al Trabajo y la Producción dirigido a las empresas, el aumento por seguro de desempleo, el lanzamiento de una línea de créditos al 24%, entre otros.

Un informe elaborado por el Grupo de Estudios de Trabajo de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp) revela que el 56,6% de los trabajadores en Mar del Plata son informales y una parte de ellos queda excluida del paquete de medidas para paliar la situación financiera en tiempos de coronavirus.

"Queríamos ver hacia dónde van dirigidas las medidas del Gobierno para dar algún alivio en los ingresos a las familias y tratar de sostener los puestos de trabajo. No tenemos el dato exacto, hace un año eran 32 mil, pero vemos que un gran número de personas estarían siendo excluidas", explicó Eugenio Actis Di Pasquale, docente investigador de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Unmdp.

En diálogo con 0223 Radio, el profesional remarcó que "se tomaron estas medidas para cuidar la salud de la población", pero destacó que hay trabajadores informales que viven día a día y a esta clase de personas "hay que asistirlas inmediatamente", entre los que también se puede incluir a algunos trabajadores autónomos y monotributistas clase C.

"Lo mejor que se pudo hacer fue empezar la cuarentena en la fecha en la que se implementó. Sino, estaríamos en una situación peor. Hay ciertos grupos de personas que no llegan ni al día. El Estado está en un dilema", evaluó. Si bien destacó que "se está haciendo lo que hay que hacer", el investigador de la Unmdp insistió en que "falta cubrir a estos grupos de población que no reciben ningún tipo de ayuda económica".

Ante esta situación, Di Pasquale aseguró que "la salida de la cuarentena debe ser de manera paulatina, pero para sostener el bienestar básico tendrían que ser abarcados por algún tipo de política de ingreso que los incluya hasta que se vuelva a restablecer el rumbo de la economía que va a llevar un tiempo".

Para finalizar, reparó en que "los grupos de población que se incorporaron al mercado de trabajo en los últimos cuatro años para no caer en la pobreza son los del quintil más pobre". "Si no se asiste al resto de la población que quedó excluida vamos a tener problemas graves. Va a ser difícil", advirtió.

Tu navegador no soporta los elementos de audio.