Hospital modular

10 de Mayo de 2020 08:01

Gabriel Katopodis: "Tenemos una sola hoja de ruta, no podemos bajar la guardia"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El ministro Gabriel Katopodis y la marplatense Fernanda Raverta compartieron la recorrida.

El ministro de Infraestructura de la Nación recorrió el hospital modular de Mar del Plata y remarcó que en las próximas horas comenzarán a llegar los insumos. "Una vez que pase la pandemia el hospital va a quedar", remarcó. 

El ministro de Infraestructura de la Nación Gabriel Katopodis recorrió este sábado el hospital modular de Mar del Plata, cuya estructura ya está completa y espera recibir el equipamiento y los insumos en los próximos días. Llegó acompañado por el subsecretario de Obras Públicas, Martín Gill, y la flamante directora Ejecutiva de Anses, la marplatense Fernanda Raverta, quien visitó por primera vez la ciudad desde que fue designada en el cargo el presidente Alberto Fernández. 

"Estamos todos en el mismo camino: cuidar la salud de los marplatenses, cuidar la salud de los argentinos. Hoy tenemos una sola hoja de ruta, no tenemos margen para bajar la guardia", planteó el ministro en una entrevista con 0223, en la que también anunció que se harán nuevas obras complementarias en el predio del hospital para mejorar los accesos y anticipó una fuerte inversión en obras de agua potable y cloacas en el distrito.

Durante la recorrida por el hospital modular, en la que también estuvo el intendente Guillermo Montenegro, Katopodis anunció que los insumos le permitirán funcionar al hospital durante los próximos cinco meses. "Una vez que pase la pandemia el hospital van a quedar anexados al sistema público de salud", remarcó.

 

-¿Cómo encontró el hospital modular de Mar del Plata?

GK: -Mar del Plata es una de las localidades elegidas por el Ministerio de Salud para reforzar la red pública que tiene como tarea fundamental responder a la emergencia del Covid 19. Vinimos con Fernanda (Raverta), la titular de Anses, y con Martín Gill (secretario de Obras Públicas a trabajar con un objetivo muy claro que es poder equipar el hospital en estos días y poder abrir sus puertas lo más rápido posible. En Mar del Plata y las otras once localidades donde se construyeron estos hospitales.

-¿Están todos avanzados en el mismo nivel?

GK: -Todos se construyeron de manera simultánea, todos se hicieron en un plazo de 20 días, todos van a estar equipados en las próximas horas. Los insumos van a alcanzar para los próximos cinco meses. Los hospitales van a tener el servicio de laboratorio, diagnóstico, planta de oxígeno e insumos para los primeros cinco meses que es lo que dura la pandemia. Y no hay duda de que ha sido una respuesta importante, rápida, eficiente, no solo para sumar camas sino también para articular de manera más fuerte el sistema de salud en todas estas localidades.

-¿Qué inversión se realizó? 

MG: -Son unos 140 millones cada uno. Algunos tienen obras complementarias. Hoy el ministro dispuso que se haga un aporte adicional para la conectividad entre el hospital Alende, este módulo y las calles de acceso y circulación, que serán pavimetadas para facilitar la movilidad, por lo que hay ajustes en ese sentido. 

Aproximadamente son 140  millones cada uno, más el equipamiento complementario, la planta de oxígeno, los grupos electrógenos, los insumos. Eso conforman otras licitaciones adicionales que también es una inversión en Mar del Plata y en cada una de las doce localidades.

 

-Más allá de los insumos por cinco meses, las estructuras luego quedan en las localidades.

GK: -No son centros de aislamiento, son hospitales y una vez que pase la pandemia van a cumplir una tarea muy importante. En este marco, van a ser centros de referencia del coronavirus, pero una vez que pase la pandemia van a quedar anexados al sistema público de salud, concretamente al sistema provincial. 

Esta es una tarea que se hizo articuladamente. Fernanda Raverta participó en la localización de este efector de salud, de este nuevo hospital. Por supuesto que lo hicimos también con las autoridades locales, con el intendente (Guillermo Montenegro), que nos acompañó en la recorrida. Está claro que estamos todos en el mismo camino: cuidar la salud de los marplatenses, cuidar la salud de los argentinos. Hoy tenemos una sola hoja de ruta, no tenemos margen para bajar la guardia. Lo hemos hecho bien durante este tiempo y  tenemos que seguir ganando tiempo, como bien dice el presidente para poder construir este tipo de hospitales. 

MG: -Además, un elemento muy importante es la cantidad de camas de terapia intensiva que se van a incrementar en el Alende. Hoy tiene 17 camas de terapia y se les suman las 24 del nuevo complejo hospitalario con todo el equipamiento.

-¿Qué quedó en pie de lo que planificó cuándo asumió en el cargo?

GK: -Este es un gobierno que ha tenido que ordenarse a partir de definir y elegir las prioridades desde el primer día. El presidente, en un contexto muy adverso en lo económico y social, de endeudamiento, tuvo que definir cuáles eran las urgencias y las tareas impostergables. Allí claramente apuntó al hambre, la política alimentaria, la posibilidad de fortalecer toda esa cobertura social, alimentaria en el país para los más pobres.

Cuando estábamos ordenando nuestra agenda de trabajo llegó la pandemia y por supuesto nuevamente tuvimos que redefinir prioridades. Los recursos para estos hospitales no los teníamos. Tuvimos que reorganizar las partidas presupuestarias para poder hacer frente a la construcción de estos hospitales y más de 40 obras que hicimos en todo el país. A estos 12 hospitales se suma la reapertura de los hospitales de La Matanza que estuvieron cuatro años cerrados y estamos muy pronto a reinaugurar uno de ellos, el de Gregorio Laferrere, y 40 obras en todo el país. Fuimos sumando camas, ampliando terapias, fortaleciendo hospitales. No solo en la idea de sumar camas sino rearticular las políticas de cuidado y salud pública para esta emergencia.

-Una cuestión que es una deuda de hace muchos años pero quedó en evidencia en esta pandemia es la infraestructura carcelaria. ¿Tienen algún plan para eso?

GK: -La pandemia pone al desnudo una cantidad de situaciones que tendremos que encarar todos los argentinos con mucha seriedad, con mucha responsabilidad y con una fuerte decisión del gobierno para cambiarlas. La situación carcelaria, la situación de las condiciones sanitarias de los reclusos, es sin duda una deuda que tenemos y que tenemos que ver de qué forma ir resolviéndola. 

El presidente nos ha pedido a Martín y a mí que nos dediquemos a encontrar una solución para esta urgencia, que tiene que ver con la construcción de unidades sanitarias modulares en cada uno de los complejos. Muchos en el Servicio Penitenciario Federal y muchos en el Servicio Penitenciario Bonaerense, acordado con el gobernador. Esa tarea también está en cabeza del ministerio y en las próximas semanas vamos a poder organizar espacios de aislamiento para que realmente podamos cumplir todos con las condiciones sanitarias mínimas y de derecho que tienen que tener también los reclusos.

-Y otra cuestión similar es la urbanización de asentamientos. ¿Hubo algún pedido del presidente en ese sentido?

GK: -Está claro que el presidente decidió poner en marcha un nuevo ministerio como el de Habitat y articulado con ese ministerio estamos trabajando para llegar con los servicios básicos que necesitan más de 4.000 asentamientos y barrios carenciados que hay en la Argentina. Estamos trabajando con la ministra María Eugenia Bielsa para llegar con el agua, cloaca, obras de vivienda y urbanización en todo el país. 

 

Hoy existe un registro en la Argentina y hay una decisión política que nos tiene que permitir ir garantizando en cada uno de esos asentamientos este tipo de obras. Hoy estuvimos recorriendo obras vinculadas al sistema de agua potable y a la necesidad de General Pueyrredon de ampliar esa cobertura y también allí va a haber una inversión importante del Estado nacional para mejorar todo lo que tiene que ver con el agua y el saneamiento en la ciudad. 

-Su ministerio también está muy vinculado a un sector de reactivación económica. ¿Cómo se complementa esa necesidad con las cuestiones sanitarias?

GK:-Lo primero es priorizar la salud. Hay una decisión del presidente de garantizar un cumplimiento muy estricto de todos los protocolos sanitarios y de movilidad. También con la decisión de acordar con las provincias y los intendentes cuáles son las actividades que se pueden ir reanudando. Tenemos una cartera de 270 obras que se están reanudando, que están comenzando a reiniciarse. Caminos, rutas, acueductos, obras de agua, cloacas, pavimentos en todo el país. En cada una de esas obras vamos a garantizar el cumplimiento de los protocolos: el sanitario, de movilidad, que la salud de los trabajadores realmente pueda garantizarse.