Coronavirus

8 de Mayo de 2020 14:19

Repartidores hacen un paro por la precarización laboral: "Las empresas se están llevando toda la plata"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Pese al crecimiento de la demanda por la cuarentena, los trabajadores afirman que no percibieron ningún aumento. "Necesitamos que salir a la calle valga la pena", apuntaron.

Repartidores autoconvocados que trabajan para las apps de deliverys realizaron este viernes al mediodía un paro con "caravana" incluida por el centro marplatense ante la falta de aumento que acusan en sus ingresos y las condiciones de "precarización laboral" que sostienen las empresas.

"Estamos exigiendo aumentos a estas empresas porque no nos aumentan las tarifas hace casi dos años. Actualizaron cositas pero no son incrementos significativos", apuntó Matías Cejas, repartidor de Glovo y uno de los impulsores de la medida de fuerza.

En declaraciones a 0223, el trabajador aseguró que ninguna empresa se encargó de brindar "elementos de seguridad en cantidad y calidad" con motivo de la pandemia del Covid-19. "Tenemos un montón de gastos y ahora, con todo esto, tenemos más gastos. Glovo dijo que entregó kits pero era solamente una vez por semana y consistía en un barbijo descartable, un par de guantes descartables, y un alcohol en gel", señaló.

Si bien durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio se registró un importante aumento de la demanda del delivery ante la imposibilidad de concurrir a los comercios, Cejas aseguró a que los repartidores "no les vino nada bien esta situación porque se sigue perdiendo plata".

"Tenemos más gastos, y la empresas toman más gente y no estamos en contra de eso pero hay que tener en cuenta que mientras más personal haya menos pedidos hay para cada uno", explicó, y agregó: "Las empresas aumentaron la demanda significativamente y aumentaron también los precios de los envíos a los clientes pero a nosotros no nos aumentaron nada. Se están llevando toda la plata ellos. Siempre perdemos nosotros".

Según el repartidor, con 12 horas de trabajo se puede llegar a tener un rédito de apenas 3 mil pesos en el día, sin tener en cuenta los gastos que hay que afrontar por el pago del monotributo, la comida y el combustible. "Es una precarización total. Necesitamos que salir a la calle valga la pena", aseveró.

"El descontento es general. Muchos no se unen a la caravana por el miedo a lo que pueda llegar a pasar pero tenemos varios compañeros que están parando desde sus casas", aclaró, y concluyó: "Necesitamos que nos escuchen las empresas, que se sienten a negociar, y queremos que el Ministerio de Trabajo intervenga en el reclamo".

Compartir
Compartí esta nota