Salud

30 de Julio de 2020 18:00

La CGT y las dos CTA le pidieron a Montenegro que dé marcha atrás con el “recorte” en salud

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los comités barriales fueron los primeros en manifestarse por las medidas que afectan la atención en pediatría. (Foto:0223)

A través de un comunicado, expresaron su malestar por el recorte de 5000 horas de atención de médicos municipales en Centros de Salud. Advierten que muchos profesionales pasarán al sector privado.

La CGT, la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y los Comités Barriales de Emergencia (CBE) salieron a apoyar el reclamo que desde hace algunas semanas mantiene el gremio de profesionales de la salud (Cicop) en Mar del Plata, que denunció un recorte de horas que ya afecta la atención en las guardias pediátricas de las salitas de salud barriales.

Las principales centrales obreras del país consideraron “inadmisible el ajuste en el sistema de salud municipal en tiempos de pandemia” y le solicitaron al intendente Guillermo Montenegro a “que dé marcha atrás con ésta decisión, cumpla con la ley y deje de maltratar a los trabajadores”.

Según informaron a través de un comunicado, la secretaría de Salud a cargo de Viviana Bernabei, a través del decreto 0949/20, restará entre otras cosas 500 horas mensuales de atención pediátrica.

“Según las autoridades de la secretaría de salud dicha modificación obedece a un ´reordenamiento` general. Dicho recorte consiste en que los pediatras deberán destinar parte de sus horas de atención primaria en cada sala -que deberían usarse para brindar asistencia y realizar acciones de prevención y promoción de la salud de lunes a viernes-, en coberturas de guardias para atención de la demanda espontánea los fines de semana, implicando un ´ahorro` de dinero para la comuna destinado a éstas últimas”, explicaron.

“Desde entonces los trabajadores han dialogado con las autoridades de la secretaría, quienes hasta el momento se han mostrado indiferentes a la pérdida de esos profesionales, muchos de los cuales se ven obligados a migrar al sector privado en razón de los magros salarios y precarias condiciones de trabajo”, lamentaron.

En ese punto, indicaron que el dispositivo Cuidarnos, implementado por las organizaciones sociales nucleadas en 34 Centros Barriales de Emergencia, “promueve el cuidado de la salud respecto del contagio de coronavirus a través de una red de promotores barriales voluntarios, esto no libera al estado de responsabilidades con respecto a la atención primaria”.

“Ninguna mejora del sistema público de salud se puede llevar adelante con recortes ni con precarización laboral. Por el contrario, es necesario fortalecer el servicio de salud, dotarlo de mayor presupuesto y de una planificación que prevea especialmente la prevención y la promoción de la salud, especialmente la prevención y la promoción de la salud en una articulación aún mayor con la comunidad”, reclamaron desde las organizaciones gremiales y sociales.

Compartir
Compartí esta nota