Bonificación docente

7 de Agosto de 2020 12:03

La Suprema Corte cerró el conflicto de los docentes con Arroyo: ¿qué pasa con el retroactivo?

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El máximo tribunal de la provincia decretó que el conflicto por la eliminación de la bonificación cayó en abstracto a partir de que Montenegro restituyó el beneficio.

Fue uno de los principales conflictos que enfrentó el gobierno de Carlos Arroyo durante sus cuatro años de gestión. Y vaya que tuvo conflictos. El entonces intendente le quitó una bonificación a los docentes municipales que la percibían desde la década del ’80 a través de un decreto que modificó la forma de liquidación de los haberes. El Concejo Deliberante sancionó una nueva ordenanza para restituirles ese beneficio, pero el exintendente radicó una denuncia en la Suprema Corte por conflicto de intereses. Mientras se analizaba la situación, la nueva ordenanza quedó suspendida.

Antes de que la cuestión de fondo se resuelva, el actual intendente Guillermo Montenegro resolvió restituir el beneficio a partir del 1° de enero de este año. Con ese panorama, en las últimas horas la Suprema Corte de Justicia de la provincia emitió un fallo en el que declaró que el conflicto cayó “en abstracto” por lo que ya no tiene sentido resolver si hubo o no una intromisión de poderes.

El fallo del tribunal, firmado por los jueces Sergio Torres, Hilda Kogan, Luis Genoud, Juan José Martiarena y Eduardo Pettigiani, da por finalizado el conflicto que comenzó en 2018.

No obstante, aún queda abierta una puerta sin definición: ¿les corresponde a no a los docentes cobrar el retroactivo por todos los meses durante los cuales no lo percibieron por la decisión de Arroyo?

En rigor, el fallo del máximo tribunal provincial no hace ninguna mención a esa situación. Tampoco resolvió si efectivamente el Concejo podía o no sancionar una ordenanza que modificara los haberes del personal, por lo cual tampoco hay una certeza legal al respecto.

Los docentes recuerdan que Montenegro sostuvo durante la campaña y luego de ser electo intendente de General Pueyrredon que se trataba de un derecho de los docentes cobrar ese retroactivo.

Hoy, desde su entorno, no desconocen aquellos dichos, pero remarcan que se realizaron en un contexto muy distinto al actual. “Está claro que hoy esa plata no está. Será algo que nos sentaremos a charlar, porque no tenemos ninguna intención de generar un conflicto por esta situación”, advirtieron al tiempo que celebraron haber cerrado “uno de los litigios” que el exintendente Arroyo había dejado a la actual administración.

Más allá de que la Suprema Corte no hizo mención al retroactivo, algunos docentes se presentaron en la justicia a título individual para reclamar el pago de ese dinero. Seguramente, en la medida que haya fallos que resuelvan esos pedidos se marcará una línea acerca de cómo definir esa cuestión para el resto de los maestros que componen el sistema educativo municipal.

Compartir
Compartí esta nota