Murió de coronavirus el cura Miguel Alú | 0223

Murió de coronavirus el cura Miguel Alú

El representante de la Iglesia católica con 58 años de sacerdocio ministerial estaba internado con una neumonía en la Clínica del Niño y la Familia.

El obispo Gabriel Mestre despidió al cura Alú con un sentido mensaje. Foto: Obispado.

28 de Septiembre de 2020 19:47

Por Redacción 0223

PARA 0223

La muerte del cura Miguel Alú cala hondo en la comunidad de la Iglesia católica de Mar del Plata. Después de permanecer internado por un cuadro de coronavirus durante más de dos semanas, finalmente falleció este lunes por la tarde.

Alú había contraído coronavirus a principios de septiembre y estaba internado por una neumonía en la Clínica del Niño y la Familia. Su cuadro de salud se agravó en los últimos días y finalmente falleció a pesar del esfuerzo de los profesionales.

A través de un comunicado, desde el Obispado de Mar del Plata confirmaron el deceso del cura de 85 años y de 58 de sacerdocio ministerial. "Con dolor y con mucha fe informamos que el padre Miguel Alú ha partido a la casa del Padre", indicaron.

"Querido padre Miguel, como obispo, con la Diócesis y con tu comunidad del Sagrado Corazón, te digo y te decimos: ¡Gracias por haber hecho de tu ministerio y tu servicio pastoral, ese foco de amor de Jesús que se irradia a los demás como en su momento te pidió tu obispo, monseñor Pironio! Dios te conceda su gloria y la paz que no tiene fin", lo despidió con profundo dolor el obispo Gabriel Mestre.

Alú había sido nombrado párroco por el cardenal Eduardo Pironio, de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Mar del Plata, la única que pastoreó a lo largo de su trayectoria. Hacía dos años se había jubilado y había pasado a ser párroco emérito de la sede donde vivió hasta antes de enfermarse por Covid-19.

Se trata del segundo deceso vinculado a la pandemia que se registra en el ámbito de la Iglesia. El primero se produjo a principios de agosto con la muerte de Trinidad Medina de Fenusquietto, de 62 años, quien se contagió el virus cuando colaboraba solidariamente con la parroquia Santa Rita.