Nagorno karabaj

28 de Septiembre de 2020 08:03

Alta tensión entre Armenia y Azerbaiyán

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Entre las víctimas hay soldados y civiles. Autoridades advierten de una posible “guerra a gran escala”. Rusia, la OTAN y la ONU llamaron a cesar los combates.

El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán informó este domingo que sus fuerzas habían conquistado una docena de pueblos que estaban bajo control de los separatistas armenios, además de haber desplegado unidades en una montaña estratégica en Karabaj, en lo que son los primeros desarrollos sobre el terreno de la renovada tensión en la región de Nagorno Karabaj, que pertenece a Azerbaiyán, pero está habitada mayoritariamente por armenios.

De acuerdo con las autoridades de esa región, al menos 16 militares separatistas murieron y más de cien resultaron heridos en los combates, que ambas partes en conflicto afirman que fueron iniciados por su enemigo. Armenia, en tanto, denunció la muerte de una mujer y un niño, mientras que Azerbaiyán aseguró que una familia de cinco miembros perdió la vida en los enfrentamientos.

La región es fuente de tensiones entre ambos países desde hace décadas, pero en el lugar se había instalado un status quo que mantenía, de manera inestable, la paz. El temor ahora es que un conflicto mayor genere la intervención de potencias rivales del Cáucaso, como Rusia y Turquía. Por lo pronto, Azerbaiyán instauró la ley marcial y desplegó un cubrefuego en Bakú, la capital, así como en otras grandes ciudades del país petrolero.

Armenia decretó, por su parte, la movilización general y la instauración, también, de la ley marcial. "El régimen autoritario (azerí) volvió a declarar la guerra al pueblo armenio”, dijo el primer ministro Nikol Pashinyan, advirtiendo que Bakú y Ereván estaban al borde de una "gran guerra" con potenciales "consecuencias imprevisibles". El dirigente llamó a la comunidad internacional a evitar una "injerencia" turca en el conflicto.

Por el otro lado, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliev, denunció una "agresión" armenia y prometió "vencer" a Ereván, mientras que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, renovó su apoyo a Azerbaiyán.

El Ministerio de Defensa de Karabaj afirmó que sus fuerzas habían destruido cuatro helicópteros, 15 drones y diez tanques azeríes. Un video publicado por Ereván muestra dos blindados enemigos alcanzados por disparos junto a otros tres tanques. Azerbaiyán solo reconoció que uno de sus helicópteros fue abatido, pero aseguró que su tripulación estaba a salvo. El ejercito azerí también publicó un video en el que muestra, desde el aire, la destrucción de tres artefactos militares enemigos.

Los llamados a cesar los enfrentamientos llegaron desde distintos frentes. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, pidió poner fin a los combates de inmediato. "Es importante hacer todo lo posible para evitar una escalada en la confrontación, pero lo principal es poner fin a las hostilidades”, dijo Putin, cuyo país es cercano aliado de Armenia, pero vende armas a ambos países. 

La OTAN, en tanto, exigió también el cese inmediato de las hostilidades y que las partes vuelvan a una mesa de negociaciones que está en punto muerto desde hace años. Y el secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, exhortó a las partes a "cesar inmediatamente los combates, reducir la escalada de tensiones y volver sin demora a las negociaciones”

Las dos antiguas repúblicas soviéticas están en conflicto desde hace décadas por la región secesionista de Nagorno Karabaj, donde a principios de los años 1990 una guerra causó 30.000 muertos. Desde entonces Bakú quiere recuperar el control de ese territorio.

Compartir
Compartí esta nota
Comentarios de usuarios de Facebook