Un marplatense desafía las impresionantes olas gigantes de Nazaré

Se llama Juan Cruz García Castañón y es guardavidas, pero tiene un anhelo que es crecer en el mundo del surf de olas grandes y meterse en ese difícil mundo de los torneos.

Majestuoso. García Castañón subido a las imponentes olas gigantes de Nazaré. (Florian Dilhan)

29 de Noviembre de 2021 17:38

Mar del Plata y surf van de la mano. Pero estamos acostumbrados a muchos de los surfistas que nos representan a nivel internacional en competencias, o los amantes del agua que podemos ver en cualquier playa de la ciudad. Sin embargo, hay uno que va todavía más allá y cuanto más grandes sean las olas mejor. Juan Cruz García Castañón es el primer argentino que se anima a las olas gigantes de Nazaré, en Portugal y nos deja algunas postales maravillosas de su travesía.

García Castañón tiene 29 años y es guardavidas. Es local en Playa Grande, donde empezó a surfear, y pasa sus veranos trabajando en la Playa Popular 3, en la Bristol, del centro de la ciudad. Sin embargo, ahora, a miles de kilómetros, está mitad con la cabeza allá y mitad acá. Porque antes de irse le dijeron que se podía reincorporar en enero y, luego, le cambiaron las condiciones y le avisaron que no, así que está preocupado por ese tema, a la espera de una decisión. Su idea, es estar en su casilla a partir del 1° de enero. 

Mientras tanto, fue en busca de un sueño a Portugal. Después de haber tenido la oportunidad de surfear en Puerto Escondido, México y en North Shore Oahu-Hawaii, fue por una hazaña a Nazaré, a pulmón, sin sponsors, buscando instalarse cada vez más y que lo vayan conociendo, porque sólo hay tres torneos a nivel profesional de olas gigantes, y es difícil llegar porque son por invitación. Entonces, en base a esfuerzo y que vean que está capacitado, logrará insertarse y codearse con profesionales en la especialidad. Mientras, trabaja para eso, y consigue objetivos, porque a Nazaré llegó invitado por un surfista que conoció en Hawaii.

En Nazaré, donde es el primer argentino que lo hace, suele haber olas de hasta 30 metros, pero en momentos muy puntuales. Aunque un poco más chicas, igual de impresionantes son los "swells" de hasta casi 20 metros que pudo agarrar. "Estoy acá hace un mes y me queda un mes más", destaca el marplatense que entrena en un Centro de Alto Rendimiento, acompañado de su hermano Joaquín (26 años), que también es adepto a las olas grandes. 

 

Por último, explicó las dos maneras de surfear en ese lugar: "Lo hago de dos maneras:, remando con las tablas (3 metros) que es lo más difícil, porque es sin asistencia de las motos, y después entro con tablas más chicas, que es "to-win", te remolca una moto de agua. Salís del puerto de Nazaret, te enganchás con una soga en la moto, y te remolcan en las olas, porque al ser tan grandes no se pueden agarrar remando a veces". De todas formas, la mayoría de las veces lo hace remando por una cuestión económica, ya que el servicio de las motos tiene un costo altísimo. Por eso, el swell más grande que agarró lo hizo remando, mientras el resto tuvieron la ayuda de las motos. 


 

Temas

Comentarios de usuarios de Facebook