Claudio Zuchovicki: "La desconfianza es el peor enemigo de las finanzas"

El gurú financiero dará este viernes una charla en el Torreón del Monje, organizada por UADE Campus Costa Argentina. "Yo no doy soluciones, trato de ver qué puede hacer cada uno en base a su personalidad y coraje", dice en una entrevista con 0223.  

Para Zuchovicki, las criptomonedas no son una "moda" y marcan un "cambio cultural".

7 de Diciembre de 2021 08:19

Por Redacción 0223

PARA 0223

Claudio Zuchovicki, catalogado por muchos como uno de los principales "gurúes" de las finanzas en el país, estará este viernes en Mar del Plata para encabezar un encuentro abierto al público sobre el funcionamiento y la lectura de los mercados.

La charla es organizada por UADE Campus Costa Argentina- donde Zuchovicki se desempeña como Director Académico de la Licenciatura en Finanzas - y tendrá lugar en las instalaciones del Torreón del Monje, a partir de las 9.

Allí, el licenciado en Administración y especialista en finanzas abordará temas como el funcionamiento y la lectura de los mercados, curiosidades del mercado de capitales y también dará una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de interpretar las señales del sistema financiero. 

Sin embargo, el propio Zuchovicki aclara que él no se encarga de "dar soluciones políticas y económicas" sino que trata de asesorar en base a la "personalidad y el coraje" de quienes quieren cuidar o hacer crecer sus ahorros.

La charla sobre el presente de las finanzas y los mercados será en el Torreón. Foto: 0223.

"Si yo espero un escenario más inflacionario o una devaluación mayor para el 2022, el punto es ver qué herramientas financieras existen para protegernos ante eso. Algunos, quizás, son más conservadores y quieren protegerse pero hay otras personas que buscan ganar aún en esos escenarios", razona.

En una entrevista con 0223, el gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires reconoce que "la desconfianza es el peor enemigo de las finanzas" y entiende que muchos de los problemas finacieros que acusan los argentinos no tienen que ver con la falta de educación sino, precisamente, con la falta de desconfianza a las propias instituciones.

"La clave es cómo ordenarnos, cómo generar una conducta en el ahorro o la inversión, y por eso no sé si se trata de un tema de educación, sino que es más profundo y es cultural. A nuestro sistema en general le tenemos poca confianza porque eso se extiende a las instituciones políticas, bancarias, hipotecarias, y a cualquier medio pago", apunta.

-¿Con qué expectativa llega a este encuentro de la UADE en Mar del Plata?

-Un poco la motivación se da por analizar la administración de las finanzas personales tratando de ver qué puede pasar con nuestra economía en el 2022. No trato de dar soluciones políticas ni soluciones económicas sino ver qué puede hacer cada uno al respecto.

-Más que una clase, es un debate...

-Claro, invito a discutir juntos. Lo que va a pasar va a ser lo que la mayoría de la gente quiera que pase. En el fondo, se trata de aprender a escucharnos, ver la incertidumbre que tenemos y ante cada incertidumbre ver qué respuestas hay porque tampoco somos todos iguales. Entonces, si se plantea, por ejemplo, el miedo a la institución financiera, hay que ver qué defensa tengo contra eso y ahí vendrá la cripto o, al revés, si se plantea miedo a una plataforma, hay que ver qué alternativas existen para invertir. Hay que tratar desmenuzar, de acuerdo a la personalidad y el coraje de cada uno, qué variables ofrecen las finanzas para poder estar preparados. Esa es mi función como docente y también de la Universidad.

-¿Es muy difícil dar 'consejos' en tiempos de tanta volatilidad?

-Es que todos formamos parte de la volatilidad del mercado porque actuamos de una determinada manera. El punto es ver, si yo espero un escenario más inflacionario o una devaluación mayor, qué herramientas financieras existen para protegernos ante eso. Algunos, quizás, son más conservadores si quieren protegerse pero otros buscan ganar en esos escenarios, y entonces hay que empezar a analizar qué lugares ocupan las criptomonedas. Es tratar de pensar juntos porque yo no tengo la verdad ni la bola de cristal; es tratar de pensar qué puede venir, así como cada uno cuida su metro cuidado para poder crecer.

-Mencionó a las criptomonedas, ¿qué interés está viendo en el plano nacional por esta forma de monetización?

-Veo un gran movimiento. Creo que se da más por la desconfianza de los sistemas tradicionales. Hay que aprender a manejarlo...

-Muchos minimizan el auge a una "moda"...

-No, está claro que no es una moda. Es algo bastante interesante, quizás no una cripto en particular sino el sistema en sí. Los más jóvenes, los sub30, los tienen que manejar muy bien porque ya se instaló culturalmente.

-Y hablando de cuestiones culturales, ¿no advierte un déficit en materia de educación financiera entre los argentinos? Sobre todo si se considera la incertidumbre que históricamente condiciona al país y la importancia que tiene la posibilidad de incorporar determinados temas para tratar de encontrar más previsibilidad personal...

-La pregunta está muy bien y no tengo clara la respuesta. A veces, todos repetimos que Argentina tiene problema de educación, y un serio problema de educación. Pero a mí me parece que en materia financiera es mucho más profundo porque la gente está muy educada financieramente. Cualquier persona sabe el valor-tiempo del dinero, sabe lo que es convivir con inflación, sabe el manejo de las tarjetas de créditos. Lo que pasa con nuestros sistemas tiene que ver con algo cultural de desconfianza; esto no tiene que ver solamente con conocer las herramientas porque por intuición, por experiencia, todos las conocemos de una manera u otra.

-¿Y entonces qué es lo que nos hace falta cambiar?

-La clave pasa por cómo ordenarnos, por cómo generar una conducta en el ahorro o la inversión, y  por eso no sé si se trata de un tema de educación, sino que es más profundo y es cultural. A nuestro sistema en general le tenemos poca confianza porque eso se extiende a las instituciones políticas, bancarias, hipotecarias, y a cualquier medio pago, y por eso surgen monedas alternativas como las cripto. Y la idea es hablar de eso, dar información porque cuando uno más información tiene entonces va perdiendo el miedo.

-De algún modo, y más allá de otras variables, se podría decir que la devaluación del peso se explica por la devaluación de la confianza...

-Sí, tal cual, y en este contexto somos hijos de la desconfianza, no solo de la moneda, sino de todo tipo de instituciones. La desconfianza es el peor enemigo de las finanzas y lo que hay que entender es que la única manera de pensarlo es con información.

 

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook