Fuerzas armadas

23 de Junio de 2021 15:25

Rossi presentó el nuevo patrullero oceánico y destacó la política de defensa: "Vamos a ser un territorio en disputa"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El patrullero oceánico ARA Piedrabuena reforzará la presencia de la Armada en el litoral marítimo. Foto: Gobierno de la Nación.

Desde la Base Naval de Mar del Plata, el ministro de Defensa de la Nación preanunció "un mundo con conflictos" y, en este marco, aseguró que "Argentina no va a ser el patio trasero de nadie". También se refirió a la causa Malvinas.

El ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, encabezó este miércoles desde la Base Naval de Mar del Plata la presentación del ARA Piedrabuena, el nuevo patrullero oceánico que adquirió la Armada Argentina, y destacó la política de defensa de la Argentina. "Vamos a tener un mundo con tensiones y vamos a ser un territorio de disputa de los países más importantes que van a querer ubicarse", sostuvo.

En declaraciones a la prensa, el funcionario nacional destacó la adquisición del nuevo patrullero oceánico que "viene a fortalecer las capacidades de la Armada Argentina en tareas de control del extenso litoral marítimo y garantiza la presencia en las 200 millas". En este sentido, resaltó que la incorporación tuvo lugar a través del Fondo Nacional de la Defensa Argentino (Fondef), el cual impulsó cuando era diputado. "Es necesario para que se pueda mantener la soberanía en los tres espacios", señaló.

En este marco, Rossi subrayó la política de defensa "reactiva, cooperativa con los países del mundo y principalmente de la región, autónoma y disuasiva" de la Argentina. "Necesitamos tener equipamiento militar para poder llevar adelante estas tareas y el mantenimiento en los distintos espacios: marítimo, terrestre y aéreo", enfatizó.

"El primer escalón es reutilizar todos los sistemas de armas que no estuviesen operativos con mantenimiento, el segundo es producir en Argentina y el tercer escalón es comprar afuera. Este es el camino que queremos llevar adelante", explicó en el acto, del que también participó el intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro.

Para Rossi, el mundo "es multipolar" con la presencia de los países más importantes del mundo y de otros como "China o Rusia". "No es lo mismo la Unión Europea con o sin Gran Bretaña. Esto preanuncia que vamos a tener un mundo con tensiones, no con conflictos como el siglo pasado y América Latina, en espacial Argentina, no va a ser el patio trasero de nadie. Va a ser un territorio en disputa de los países más importantes que van a querer ubicarse", indicó el funcionario en relación a los recursos naturales del país. "Argentina necesita autonomía y esto fortalece las decisiones en materia de política internacional que tenemos que llevar adelante", reparó.

Por último, Rossi apuntó contra Gran Bretaña por la presencia militar en las Islas Malvinas, la cual definió como un "enclave militar de una de las potencias militares más importantes del mudo". "Hay casi la misma cantidad de isleños que de soldados británicos", graficó.

Cómo es el patrullero océanico ARA Piedrabuena

El buque tiene una eslora de 87 metros, 13,6 metros de manga, 3,8 metros de calado, y está diseñados para una tripulación básica de 40 personas y una capacidad adicional para embarcar 19 personas. Cuenta con una autonomía de 7.500 millas náuticas (13.890 kilómetros) navegando a 12 nudos y puede alcanzar una velocidad máxima de 21 nudos (aproximadamente 39 kilómetros por hora).

Se trata del segundo de la serie de cuatro patrulleros oceánicos multipropósito que tiene previsto incorporar la gestión de Rossi a la Armada Argentina y se suma al ARA "Bouchard", que desde febrero de 2020 realiza patrullas de control del Mar Argentino.

El 1 de octubre de 2020 fue la botadura del buque en el Astillero Kership, en la localidad de Concarneau, Francia, y el 13 de abril se hizo la entrega formal a la Armada Argentina. Después de distintas tareas de adiestramiento y tras tomar conocimiento de los nuevos equipos y sistemas por parte de la dotación, finalmente a las 5 de la mañana del 31 de mayo el buque zarpó del puerto francés con rumbo a Buenos Aires, con una tripulación total de 47 personas.

Esta clase de buque brindará un refuerzo y renovación para continuar con la tarea de vigilancia, control del mar y la defensa de recursos marítimos de la Nación en el extenso Mar Argentino; como así también la salvaguarda de la vida en el mar efectuando tareas de salvamento, búsqueda y rescate de largo alcance.