Elecciones 2021

1 de Agosto de 2021 10:47

Facundo Manes: “Llegó el momento de sanar al país y de no generar más tensión”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El neurocientífico visitó el Puerto. Foto: Prensa Manes.

El precandidato de la UCR pasó por Mar del Plata y habló mano a mano con 0223. "Soy parte de un proyecto colectivo que va a cambiar a la Argentina y voy a estar hasta el final", aseguró, con vistas al 2023.

Dicen que cuando Mauricio Macri habla con su entorno más íntimo sobre Facundo Manes lo define, bien a su estilo, como el “nueve suplente” de esta interna que protagoniza en “Juntos” con Diego Santilli: el neurocientífico es, en la metáfora del expresidente, el jugador que sale del banco y entra a la cancha con la obligación de demostrar que es “mejor que el titular”. Pero este sábado, en Mar del Plata, entre los principales referentes radicales de la Quinta Sección, el precandidato a diputado del espacio cuyo slogan es “Dar el paso” se vistió con la camiseta de un titular indiscutido. Manes, sin dudas, fue quien revitalizó los ánimos e ilusiones entre los boinas blancas.

“¿Y vos ya tenés la foto con Facundo?”, repetían, alegres, los dirigentes del partido centenario en uno de los halls de Tío Curzio, el lugar elegido por el neurocientifíco para celebrar uno de los primeros encuentros presenciales con intendentes de la zona y otros candidatos con vistas a la campaña que, poco a poco se intensificará, hasta llegar al 12 de septiembre. Frente al mar, y con un sol de primavera que estuvo a tono con el cálido recibimiento de la UCR, Manes habló y escuchó largo rato a cada uno de los jefes comunales presentes.

“La fuerza para estar acá me la dieron ustedes. Me empoderaron. Me ha excedido todo lo que me está pasando. Me hace feliz ser parte de una causa mucho mayor y que tiene sus raíces acá. Es un enorme honor ser parte de este proyecto colectivo y de un proceso que no tiene techo”, dijo, entre otras palabras, el precandidato en la charla privada que se gestó sobre una mesa extensa y concurrida de cafés y masitas.

Junto a los radicales y otras figuras territoriales del peronismo en la Provincia, como Joaquín de la Torre – una de las voces que más intervino en el encuentro junto a Miguel Lunghi, el histórico intendente que tiene la UCR en Tandil –, Manes insistió en la necesidad de “articular una nueva visión” que permita afrontar el “desafío histórico de caminar en una sociedad resignada”. También pidió la colaboración de cada dirigente para sostener su liderazgo político. “Mis teléfonos están abiertos. Todos ustedes son líderes, y todo lo que piensan que necesito aprender, lo necesito. Me toca liderar un proyecto que ustedes trabajan hace décadas. Es muy importante que hayan mantenido los valores que hoy representamos durante tanto tiempo”, reconoció.

Después del encuentro, y de transitar una apretada agenda por la ciudad que incluyó una recorrida por el Puerto y otras reuniones con agentes del sistema de salud, Manes habló mano a mano con 0223 y ratificó su expectativa de avanzar hacia una “dinámica política que permita salir de la grieta y saltar por arriba del laberinto”. “En vez de discutir personalismos lo que vamos a discutir son las ideas que pueden sacar adelante a nuestro país. Y me parece que eso ya es un éxito”, resaltó.

Manes prefirió bajar el tono de confrontación que había mostrado la interna con Santilli en los primeros días – en una entrevista él mismo pidió que “no se gastara la plata de los porteños en la campaña” y poco después, del otro lado, Elisa Carrió salió con los tapones de punta al acusarlo de “mitómano” – y ante la consulta por el “manual de buenas prácticas” que busca imponer el PRO en el camino hacia las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) se limitó a decir que “este momento es para sanar a la Argentina y no poner más tensión”.

Con vistas al 2023, el precandidato eludió su posible aspiración presidencial aunque ratificó que va a estar "hasta el final" en este "proyecto colectivo" e insistió con el objetivo de “dar un salto cualitativo para vencer al kirchnerismo” en el corto plazo. “Lo que estamos armando es una construcción colectiva y distinta para salir de la decadencia que arrastra el país”, enfatizó.

-¿Qué se lleva de esta charla con los intendentes?

-Ellos me reflejaron la misma motivación que veo en la gente, de pensar que hay una convocatoria para todos los argentinos que mira el progreso y que deje atrás la grieta que tanto nos hace daño. Los intendentes me transmitieron que también están para colaborar en un proyecto que excede a un partido, que es de todos: este es un espacio plural donde hay peronismo, radicalismo, progresismo, gente del PRO y que va a tratar de convocar a todos los argentinos para unirnos y discutir el bienestar y los desafíos del futuro en el siglo XXI. Estoy muy contento por el apoyo; muchos me hablaron en forma personal, diciéndome que este paso que daba representaba el de millones de argentinos que no tienen voz y que necesitan ser representados por un movimiento de sentido común que nos lleve al progreso.

-¿Por qué eligió a Mar del Plata para hacer una de sus primeras recorridas? Acá, también llegó a ser reconocido como “Visitante Notable” en 2016, ¿qué representa la ciudad para usted?

-Es que me siento parte de Mar del Plata. Como muchos argentinos, vengo a Mar del Plata todos los veranos desde chico. Hice teatro en el Auditorium y ganamos el Estrella de Mar en el ’82. Mar del Plata es parte de la Argentina, es parte mía, tengo muchos afectos y muchos amigos y es una ciudad que refleja lo mejor de país: cuando Argentina está bien, Mar del Plata está bien y cuando Argentina está mal, Mar del Plata está mal. Mar del Plata es el termómetro de la Argentina. Quería estar acá por todo lo que significa para mí, para la Provincia y el país.

-En Mar del Plata hubo un hombre importante para terminar  de convencerlo por la candidatura, ¿qué fue lo que le dijo Maxi Abad - diputado y líder de la UCR en la región - para que definiera su pase a la política?

-Más que lo que me dijo, lo que me convenció es cómo lo vi actuar a Maxi. Vi una persona comprometida con ser un arquitecto, desde Mar del Plata, desde la Provincia de Buenos Aires, para armar una nueva dinámica política que nos permita salir de la grieta y saltar por arriba del laberinto. Soy muy amigo de Maxi, lo respeto mucho, pero lo vi actuar, convocar a todos los sectores y comprometido con la agenda del futuro. Sus conductas, su trabajo, fue lo que me convenció de que tenía que ser parte de la decisión del radicalismo de formar la lista. Te digo que más que las palabras de Maxi, que son muchas porque hablamos diariamente, lo más importante fue ver a un arquitecto armando una construcción colectiva para salir de la decadencia.

-Y siguiendo el eslogan, no le pregunto por qué sino para qué da este paso Facundo Manes. Hoy, si se impone en la interna y gana en noviembre, puede ser diputado… ¿y mañana?

-Yo creo que hay que construir una oposición que tenga una nueva identidad y que haya un salto cualitativo en el kirchnerismo en el 2023. Esta interna es el primer paso para luego ganarle al kirchnerismo en las elecciones generales de este año y en el 2023. Pero insisto en que la oposición tiene que discutir su identidad y dar un salto cualitativo.

-¿Pero este paso ya no tiene vuelta atrás? ¿Manes llegó para quedarse en la política?

-Sí, Manes llegó para ser parte de un proyecto colectivo que cambia la Argentina y que encamina el desarrollo. Estamos acá hasta el final.

-En estos primeros días ya hubo algunos cruces en la interna de la coalición. Y en las últimas horas empezó a correr con fuerza la versión de que el PRO quiere pactar un manual de “buenas prácticas y buena convivencia” para la campaña ¿Lo leyó? ¿Qué le parece?

-La verdad que la gente está sufriendo, está muy angustiada, está sin horizonte, y yo no voy a atacar a nadie. Yo me entrené para curar y sanar; soy médico. Nunca vas a encontrar en mí una crítica a alguien. Y me parece que es el momento de sanar a la Argentina y de no poner más tensión. Creo que hay que hablarle a la sociedad y no a los mismos dirigentes políticos.

-¿Pero siente que hay un sector de la coalición que intenta ‘controlarlo’?

-Mirá, yo creo que se está armando una dinámica colectiva que va a ser muy virtuosa para la sociedad argentina porque en vez de discutir personalismos lo que vamos a discutir son las ideas que pueden sacar adelante a nuestro país. Y me parece que eso ya es un éxito.

Compartir
Compartí esta nota