Balcarce

5 de Julio de 2021 13:37

Una familia de Balcarce compró embutidos de cerdo en Mar del Plata y tiene triquinosis

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Al comprar chacinados secos estos deben presentar su correspondiente rotulo individual.

Se debe al consumo de productos de elaboración casera. Se les realizaron análisis de las muestras los cuales comprobaron la presencia de larvas de triquina. Están ya debidamente medicados.

Se han detectado en Balcarce casos de triquinosis en una familia que había consumido embutidos de elaboración casera, los cuales fueron adquiridos en Mar del Plata. Así lo reveló la Dirección de Inspección General de la municipalidad balcarceña, a través de la División de Bromatología.

Las autoridades procedieron a realizar análisis de las muestras de los productos en los laboratorios de zoonosis rurales existentes en la localidad de Azul, los cuales comprobaron la presencia de larvas de triquina.

Los integrantes de la familia se practicaron análisis correspondientes en el hospital municipal de Balcarce “Felipe Fossati” y se encuentran ya debidamente medicados.

La triquinosis es una enfermedad crónica y una vez contraída, la persona convive con la misma por el resto de su vida, más allá de que además la infección puede causar la muerte.

Los primeros síntomas de triquinosis son la fiebre, la diarrea, los vómitos y el dolor abdominal, continuando con dolores musculares e hinchazón de parpados.

Al comprar chacinados secos (chorizos secos, bondiola, jamón, etc.), estos deben presentar su correspondiente rotulo individual proveniente de un establecimiento habilitado y no en lugares informales en los que no se puede demostrar la inocuidad y la trazabilidad del producto adquirido.

La prevención también debe trasladarse hasta los hogares: es importante cocinar correctamente la carne hasta que su interior pierda el color rosado, a fin de prevenir la transmisión de la enfermedad.

Además, debe tenerse en cuenta que la salazón, el ahumado y la cocción en microondas no matan al parásito que produce la triquinosis.

Tomar conciencia sobre la importancia de prevenir la triquinosis permitirá modificar ciertas prácticas culturales en el consumo de alimentos, promover una alimentación responsable, evitar riesgos y consumir alimentos seguros.

Compartir
Compartí esta nota