Selficiencia

16 de Agosto de 2021 08:41

Jésica Paz, la Licenciada en Biología que ayuda a la conservación de aves marinas del Mar Argentino

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Paz es Licenciada en Biología y becaria doctoral del Conicet. (Foto: Conicet MDP)

Investiga el Albatros de Ceja Negra, que es una de las principales aves marinas y que sufre altas tasas de mortalidad incidental.

Como cada lunes, el Conicet Mar del Plata presenta Selficiencia, una propuesta para conocer a los científicos y científicas de nuestra ciudad en primera persona.

¿Quién sos?

Mi nombre es Jésica Andrea Paz, soy Licenciada en Biología (egresada de la Unmdp) y becaria doctoral del Conicet bajo la dirección de quienes siempre me acompañan, la Dra. Sofía Copello y el Dr. Juan Pablo Seco Pon. Trabajo en el IIMyC-Conicet-Unmdp, en el grupo de investigación Vertebrados. Tengo 32 años, vivo con mi gato (Buzz, más conocido como “chiquito”) y mis cuatro peces. Mi familia se compone de mi mamá (Alejandra), mi papá (Daniel), mi hermana (Carolina) y mi cuñado (Facundo).

¿Qué haces?

Mi grupo de trabajo incluye Doctores/as, Becarios/as y Tesistas que, a pesar de trabajar en diversas ramas de investigación, contribuimos a mejorar el estado de conservación de aves marinas amenazadas. En mi caso, estudio la selección y uso de hábitat de aves marinas pelágicas a escala paisaje, utilizando información de seguimiento de las especies (transmisores satelitales, GPSs) en relación con variables ambientales y antrópicas.

Durante mi doctorado he estado trabajando con información de rastreo del Albatros de Ceja Negra (Thallasarche melanophris), a partir de captura de individuos en altamar y colocación de instrumental de seguimiento (transmisores satelitales). Esta especie tiene una distribución circumpolar con un rango latitudinal que va desde aguas subtropicales a aguas polares (antárticas).

El Albatros de Ceja Negra es el ave marina más abundante de la Plataforma Continental Argentina y ha sido referido como una de las principales aves marinas pelágicas interactuando con diferentes flotas pesqueras en el área, sufriendo altas tasas de mortalidad incidental. Dada todas las características mencionadas, es una especie candidata para ser utilizada en el desarrollo de medidas de conservación a gran escala.

A partir de la información de localización en espacio y tiempo de la mencionada especie, he realizado estudios de idoneidad de hábitat de forrajeo (y segregación espacial entre edad y sexo), efecto del esfuerzo pesquero en el comportamiento de alimentación de la especie y finalmente, generación de mapas de importancia para conservación.

¿Por qué lo haces?

Al iniciar la carrera de Licenciatura tenía claro que mi objetivo era trabajar en conservación de vertebrados marinos, de lo cual terminé de convencerme las primeras veces que embarqué en buques de investigación. Durante estas campañas conocí la gran diversidad y majestuosidad de aves en altamar. Dado que para poder conservar estas especies es indispensable conocer aspectos de su biología y ecología, comencé a trabajar en un área nueva para mí de la cual me volví fanática: el manejo y análisis de datos espaciales.

El objetivo final de mi investigación es contribuir en la conservación de aves marinas pelágicas amenazadas a partir de la generación de mapas que identifiquen zonas de importancia en el Mar Argentino.

¿Cuál es el impacto de tu trabajo para la sociedad?

Espero que los resultados de mi investigación sirvan como insumos para los organismos de aplicación en lo que refiere al desarrollo de medidas de conservación como por ejemplo las áreas marinas protegidas. En el ámbito social, es de mi particular interés dar a conocer las problemáticas a las que se encuentran expuestas las aves marinas (como la captura incidental por parte de buques pesqueros, el cambio climático, contaminación, etc.) a partir de actividades de extensión destinadas al sector público (por ejemplo escuelas) y el privado (empresas pesqueras).

Si te interesa conocer más podés escribir a comunicacion@mardelplata-conicet.gob.ar o sumarte a las redes sociales.

Compartir
Compartí esta nota