Home design

16 de Septiembre de 2021 18:00

Quetzal, el color “naturaleza” que será tendencia en el 2022 según Pantone

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Las guías Pantone son la referencia por excelencia para los interioristas.

Los colores pueden impulsar los estados de ánimo, incorporarlos al hogar de manera armoniosa no es tarea fácil. Por eso, la elección de Pantone para los duotonos del próximo año pueden ser una referencia ideal para simplificar cada decisión.

Cada año, Pantone –la empresa norteamericana especialista en colores–, indica qué tonalidades serán tendencia, como resultado de un análisis basado en el comportamiento de las personas y en la psicología del color. Sus cartas de colores, también conocidas como “guías Pantone” o “pantoneras” son –de facto– la referencia por excelencia en aquellas disciplinas en donde la comunicación del color es fundamental: interiorismo,arquitectura, diseño de moda, entre otras. Obviamente existen diversos tipos de guías con diferentes propósitos, pero los expertos del Instituto Pantone llevan la bandera de la innovación.

Desde su creación en 1956, su trabajo consiste en “detectar” colores de la realidad y codificarlos, los estandariza y agrupa en"pantómetros" que son esos vistosos catálogos de colores que se suelen encontrar, por ejemplo, en todas las pinturerías. Aunque fue recién en el año 2000 que declaran la elección del “Color del Año”, algo que revolucionó todas esas áreas del diseño que ahora lo utilizan como fuente de consulta. Este año también hubo otra novedad que causó furor porque, por primera vez, no se eligió un solo color, sino que propusieron dos. No se sabe si fue el efecto pandémico o porque la dupla se lleva muy bien, pero el Amarillo Illuminating y el Gris Utimate están en el podio 2021.Este par -dupla explosiva- forman un gran equipo: el amarillo que suma luz, energía y positivismo con la fuerza del color del acero.


La combinación de amarillo Illuminating con el Gris Ultímate están en el podio de Pantone este año.


Ahora bien, después de un largo periodo de pandemia y encierro alrededor del mundo, sin duda el próximo año trae una perspectiva llena de esperanza y libertad. La máxima autoridad mundial sobre el color adelantó, en su “Informe de tendencias de color”, el tono del año que predominará el 2022. Será el de la Naturaleza, por eso recomiendan adoptar el Quetzal (Pantone 17-5735-TPG), el cual inundará toda la escena creativa y cultural. Tal y como en los semáforos, el verderepresenta avanzar y seguir hacia delante, tendrá una estelaridad indiscutida.

Ya sea en diseño, interiorismo, arquitectura o moda, los colores que atraen la calma, la naturaleza y la vivacidad serán tendencia.


Los colores que atraen la calma, la naturaleza y la vivacidad serán tendencia para el año entrante.

 

Los nuevos colores “de moda” se relacionan con la renovación, como los tonos neutrales atemporales –por ejemplo, el crema o beige que recuerdan la comodidad y la calma–, como así también los pasteles más suaves de tonos minerales como el lila espiritual, y también ganarán protagonismo la gama de azules y verdes claros que coexistirán con la gama de los rojos dinámicos y los amarillos soleados y brillantes.

En el mundo de la decoración el círculo cromático es una herramienta clave para entender y descubrir las mejores combinaciones de colores. Y es importante comprender que la colometría tiene un trasfondo de psicología. Muchos decoradores parecieran tener una varita mágica a la hora de elegir tonos, desde estilos minimalistas hasta mezclas más arriesgadas, todos juegan con la teoría del contraste (colores opuestos) o bien con la teoría complementaria que suele ser más moderada. Mientras que el uso de otros colores, como el blanco y otros neutros, permite aligerar el peso de los dos opuestos. 

“Los colores son la primera impresión que tiene un ambiente, entonces para nosotros es como la columna vertebral, es el primer recurso de impacto. Por ejemplo, si quiero un espacio tranquilo lo primero que pienso es en un color neutro. Pero si busco que un espacio de energía, como puede ser en una oficina o un jardín de infantes en donde hay más actividad, voy a buscar un color más “power” como un amarillo o un naranja. Así como el azul se usa para crear un clima de relajación”, explica May Coronado, diseñadora de interiores.

Fríos o cálidos, lo cierto es que el estudio de los colores denota emociones y transmiten sensaciones que nunca pasan inadvertidas en el mundo creativo. Solo será cuestión de implementar mezclas, animarse a lo lúdico y descubrir su sello personal.

Compartir
Compartí esta nota