Bianco cruzó a Montenegro por oponerse a la búsqueda de petróleo: "Es un oportunista"

El jefe de asesores bonaerense acusó a Juntos por el Cambio de querer sacarle un rédito político al debate mientras recorre distintos destinos turísticos a pedido de Kicillof. Además, balance de los primeros días de la temporada de verano y las metas hacia 2023.

El jefe de asesores de Kicillof cuestionó a Montenegro.

13 de Enero de 2022 10:04

La tropa de ministros de Axel Kicillof desembarcó en la Costa Atlántica. Desde principios de enero, los funcionarios del Gobierno de la provincia de Buenos Aires recorren los distintos destinos turísticos y monitorean de cerca el desarrollo de la temporada de verano. Como lo hicieron otros dirigentes, el jefe de Asesores, Carlos Bianco, pasó por Mar del Plata para tomar nota. "Estamos haciendo en todos los distritos lo que le pidió el gobernador: empezar a darle un camino de solución a los problemas estructurales de la provincia", cuenta mano a mano con 0223.

Mientras el intendente Guillermo Montenegro presentaba un amparo en la Justicia para frenar la búsqueda de petróleo en la Costa Atlántica, en simultáneo el jefe de Asesores bonaerense cruzaba al jefe político de Mar del Plata por rechazar el proyecto de exploración sísmica para la potencial explotación offshore y lo acusaba de querer sacar rédito político del debate.

"No nos podemos dar el lujo de descartar o prohibir proyectos productivos que generen empleo en sectores que son los más formalizados en Argentina, que pagan los mejores salarios", sostiene Bianco, que jacta al peronismo de ser la fuerza política que más se preocupa por el medioambiente. "Ellos van midiendo qué dice la gente y entonces se montan sobre eso para sacar un provecho político", apunta contra Juntos por el Cambio.

Café por medio en el Gran Hotel Provincial, la mano derecha del gobernador Kicillof también pondera el desarrollo de la temporada de verano y asegura que es el mejor inicio de los últimos diez años: en la primera semana del año se movilizaron casi 900 mil turistas en los distintos destinos turísticos del territorio bonaerense, una cifra récord.

Además, Bianco se refiere al plan de gobierno de seis años para consolidar el crecimiento de la Provincia, aunque aclara que no es el momento de definir la posible candidatura de ningún dirigente. "Tenemos desafíos muy muy fuertes para 2022 como para ya andar pensando en 2023", dice.

-Estás de recorrida por distintos destinos turísticos de la provincia de Buenos Aires. ¿Cómo estás viviendo el arranque de la temporada de verano?

-La verdad que muy bien. Arranqué el 2 de enero por Carmen de Patagones, pasé por Claromecó. Estuve en Miramar, ahora en Mar del Plata. Después estaré en Chapadmalal y en Monte Hermoso. El gobernador nos pidió que estemos recorriendo, mirando cómo transcurre la temporada en materia sanitaria y en términos económicos. Todo pinta para que sea una temporada récord. Ya tenemos la mejor primera semana de los últimos 10 años por lo menos. Hay que ver cómo termina, la expectativa para la segunda quincena es mejor. Me alegro por la gente que tiene un manguito y se puede dar el gusto de poder pasear con un poco más de seguridad que el año pasado porque, si bien ahora tenemos récord de casos, es una situación epidemiológica distinta. Hay muchas menos internaciones, muchas menos enfermedades severas y muchos menos fallecimientos. Eso permite que la gente pueda disfrutar un poco más.

-¿Cuánto preocupa la escalada exponencial de contagios?

-Tenemos aproximadamente el 30% de ocupación de terapias intensivas en la provincia, pero una parte menor es por Covid-19. Todavía no es una preocupación. El punto es que, a pesar de que la proporción de internados es muchísimo menor que en la segunda ola, si aumentan mucho los casos va a ir creciendo la internación. Estamos ocupados con lo que corresponde hacer ahora que es incrementar todavía más la vacunación. Somos uno de los países y la provincia con mejores índices de vacunación que hay en el mundo, pero todavía falta una porción de la población que requiere la primera dosis por distintos motivos. Es una porción menor, pero todavía existe. Por eso, estamos generando distintos tipos de dispositivos para alcanzar a aquellos que todavía no se vacunaron. El objetivo es mantener a todo el mundo vacunado con la primera, segunda y las dosis de refuerzo.

-¿Cómo encontraste en particular a Mar del Plata?

-Entré por la ruta 88. Venía de la zona de Claromecó. La verdad que la veo muy bien en términos turísticos, quizá hacen falta en algunas zonas arreglos, mejoras, etcétera. Pero en la medida que el turismo vaya generando ingresos, eso se va a poder abordar y con una ayuda muy grande del Gobierno provincial a Mar del Plata, con créditos a las empresas, a las pymes, con mucha asistencia financiera que se le dio al partido de General Pueyrredon en todos estos años. Ahora se hizo un anuncio muy importante que es la circunvalación. Es un proyecto histórico que nunca había sido abordado y que va a tener un perfil productivo. Va a permitir generar una mejora logística, una mejora del transporte, una mejora para muchos sectores, más allá del impacto en términos turísticos. Estamos haciendo en todos los distritos lo que le pidió el gobernador a los ministros: empezar a darle un camino de solución a los problemas estructurales de la provincia y este claramente era uno.

-¿Qué otros temas de demanda histórica están en agenda para Mar del Plata?

-Hay permanentemente una agenda de trabajo. No solo es turística. Todos nuestros ministros están desplegados por las zonas turísticas teniendo presencia, analizando la temporada, dando soluciones a los problemas que se presentan. Mar del Plata también es un polo productivo de la provincia. Es muy importante en materia de pesca, metalmecánica, textil, hortícola. Estamos permanentemente trabajando para mejorar las condiciones de producción y generar empleo genuino para reducir los bolsones de pobreza e indigencia. Esta es una de las ciudades con mayor desempleo de toda la Argentina así que todos los proyectos de carácter productivo que estén dando vuelta van a tener todo el apoyo de la Provincia.

 

Relación con Montenegro y búsqueda de petróleo

-¿Cómo es el vínculo con el intendente Guillermo Montenegro? ¿Hay diálogo?

-Siempre hay diálogo. Tenemos diferencias de fondo en materia política, en materia económica, en materia de proyecto. Eso no quita que, como gobierno legítimo elegido por el pueblo marplatense, tengamos un vinculo permanente y estamos a disposición. Hemos tenido muchas diferencias publicas, yo personalmente. Siempre fue desde el convencimiento, el trabajo y el respeto desde mi parte. Yo no vi que me haya faltado el respeto tampoco, pero siempre pueden haber diferencias. Y no está mal que haya diferencias si uno puede sostener los criterios y si esas diferencias se traducen en una síntesis superadora.

-¿Cómo ves el proyecto de exploración petrolera frente a la costa atlántica? Montenegro rechazó el proyecto y presentó un amparo para frenarlo. ¿Te sorprendió su postura teniendo en cuenta que fue promovido por Mauricio Macri?

-Es una actitud oportunista de Montenegro. Son concesiones que lanzó el Gobierno de Macri, son políticas de Estado y esto es una continuación. Efectivamente y genuinamente estamos preocupados por los impactos ambientales. Hay que hacer todos los estudios que correspondan y si el impacto ambiental es mínimo estamos a favor de todo proyecto productivo y de generación de empleo. La actitud de Montenegro es oportunista y no sale del método que siempre usó Cambiemos para todo: hacer focus group a ver qué piensa la gente en determinado momento para aprovecharlo políticamente, pero no es una posición genuina. 

-¿Entendés la preocupación de un sector de la ciudadanía de Mar del Plata?

-Está muy bien y es un proceso madurativo de nuestra sociedad que nos importen mucho las cuestiones ambientales, y que haya mucha gente preocupada por los impactos ambientales que pueden tener las distintas actividades productivas en Argentina, la provincia de Buenos Aires o donde sea. Pero no es un proyecto que está frente a Mar del Plata, está a mas de 300 kilómetros. Desde ese punto de vista, yo vivo en Quilmes y puedo decir que vivo frente a Rosario. Mas allá de esa cuestión, me parece que había muy poca información y hubo algunas campañas un poco insidiosas, un poco desde la mala fe.

Hay que estudiar muy bien estos temas. No nos podemos dar el lujo de descartar o prohibir proyectos productivos que generen empleo en sectores que son los más formalizados en Argentina, que pagan los mejores salarios. Creo que como gobierno peronista tenemos que llegar a un equilibrio entre ambas cuestiones. El primer líder mundial que hizo un alegato respecto de la necesidad del cuidado del medioambiente fue Juan Domingo Perón en 1972 con una carta dirigida a los líderes del mundo. El peronismo siempre fue generación de producción, generación de empleo genuino, bien pago y formal. Tenemos que incentivar proyectos para avanzar en ese sentido, pero también el peronismo ha sido históricamente la fuerza política que más se preocupó por los temas medioambientales. Tenemos que llegar a un equilibrio, minimizar los posibles impactos que pueda tener cualquier actividad productiva y avanzar con el proyecto político de nuestra fuerza que es mejorar las condiciones materiales de vida de la población. Eso solo se puede hacer a gran escala con proyectos de producción, con proyectos de generación de empleo. Ese es el desafío.

-¿Qué se esconde detrás del mensaje de Juntos por el Cambio?

-No me queda clara la posición. Por un lado, fomentaron las concesiones, por el otro hay un integrante que se opone. Me parece que están permanentemente queriendo sacar rédito político de todos los debates. No es más que el método que siempre utilizaron de focus group. Van midiendo qué dice la gente y entonces ellos se montan sobre eso para sacar un provecho político. No es el método con el que nosotros trabajamos. Trabajamos sobre la base de convicciones y proyectos de país. Es una diferencia sustantiva. En general, la derecha y Juntos por el Cambio se preocuparon muy poco por el impacto ambiental. Me animo a decir que, por el contrario, siempre avanzaron en proyectos sin importarles en absoluto el impacto ambiental solamente con el objetivo de generar ganancias extraordinarias a determinadas empresas. Nosotros nos preocupamos por el impacto ambiental y aseguramos que, de avanzar cualquier tipo de proyecto productivo en la provincia, se van minimizar las posibilidades de impacto en el ambiente.

- El 2022 será un año de definiciones políticas. De a poquito se empieza a hablar de candidaturas. ¿Qué margen hay para discutir sobre las reelecciones de Axel y Alberto?

- Es necesario recuperar todo lo perdido durante el gobierno de María Eugenia Vidal y de Macri y los dos años de pandemia. Nosotros presentamos un plan de gobierno de acá a seis años. El gobernador las va a ejecutar y después vamos a ver quién es le mejor intérprete para esas políticas. Obviamente el gobernador podría ser uno de esos interpretes. Eso lo va a definir nuestra fuerza política sobre la base de los consensos o sobre la base de unas Paso. No hay que comerse la cena en el desayuno. Nos tenemos que preocupar más por el 2022 que por el 2023 porque es el año en el que tenemos que consolidar el crecimiento de la provincia de Buenos Aires, mejoras en los niveles de empleo, mejoras en los ingresos de la población, la reducción de los índices de pobreza e indigencia. Tenemos desafíos muy muy fuertes para 2022 como para ya andar pensando en 2023. Me parece que lo que va a definir todo eso son los resultados concretos y materiales de las políticas que implementemos. Hoy no hay que dar esa discusión. Es muy prematura. Como gobierno nos tenemos que preocupar por la gestión y mejorar las condiciones materiales de vida de la gente.

Comentarios de usuarios de Facebook