Pese al retorno de la presencialidad, no se reactivan los comercios de la zona de la Unmdp

Durante el peor momento de la pandemia, muchos cerraron pero algunos se reinventaron y esperan regresar a una total normalidad. “Hoy volver a abrir un kiosco o la fotocopias es un drama”, admitieron.

Las cortinas cerradas: una postal de los comercios cercanos al complejo universitario de Peña y Funes. Foto:0223 

30 de Marzo de 2022 10:01

Por Redacción 0223

PARA 0223

El peor momento de la pandemia ya pasó y a pesar de la vuelta a la presencialidad en la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp), la actividad comercial que rodea el complejo de Funes y Peña sigue sin reactivarse, tras 2 años de estar cerrados por el Covid-19: numerosos locales están con las cortinas bajas y muchos debieron reinventarse para sobrevivir a la crisis.

Alejandro, que tuvo que cerrar el kiosco de fotocopias "Pincu", de Funes y Roca, después de 33 años de actividad, para transformarse a otro rubro, contó a 0223 que reina entre sus colegas el escepticismo, porque "nadie sabe como va a seguir esto".

"La verdad que despacito va empezando la reactivación y uno empieza a ver chicos que vienen a estudiar. Pero los comerciantes estamos muy escépticos por el tema de los costos. Hoy volver a abrir un quiosco o la fotocopias es un drama. Suponemos que por la pandemia no va a cerrarse todo otra vez", dijo el hombre.

Alejandro, propietario de un comercio de Funes y Roca, tuvo que cambiar de rubro por la pandemia. Foto:0223

El comerciante explicó que tuvo que "transformar" su actividad, luego de más de 3 décadas pero el cambio no fue fácil. "Fui mutando a otra actividad y nos pusimos a estampar telas y en el caso mío, zafé, pero es complicado. Yo tenía empleados y tuve que pagar lo que se pudo pagar y esperar a que consigan otros trabajos. Ahora hay gente interesada en el local pero aún nadie concretó", admitió Alejandro.

Las cortinas cerradas: una postal de los comercios cercanos al complejo universitario de Peña y Funes. Foto:0223 

Distinto y más alentador es el panorama que contó Macarena, encargada del café "Roca de Mar", que sobrevivió y hoy está recibiendo mucha gente. "El año pasado fue bastante complicado, difícil porque hubo poco movimiento y se mantuvo abierto. Pero este año estamos a full: esperábamos que iba a ser bueno pero nos sorprendimos porque viene mucha gente y chicos. Está bueno", alentó.

Muchos locales gastronómicos no aguantaron los casi 2 años de pandemia y debieron cerrar. Foto:0223

Sin embargo,la comerciante admitió que muchos locales vecinos debieron cerrar por la falta de la presencialidad, suscitada por el coronavirus. "Muchos no se pudieron mantener, otros abrieron hace unos días como un quiosco y un cafecito. Pero hay muchos locales que la pandemia los mató y no volvieron a abrir", lamentó.

Gustavo, propietario del tradicional café Darwin, un clásico que sobrevivió a la crisis económica por el Covid, explicó que durante los dos últimos años, la situación "fue terrible" pero que de a poco, "casi estamos a niveles de normalidad".

Muchos comerciantes cerraron y otros debieron mudarse a otra actividad. Foto:0223

"Se ve gente que todavía no se reincorporó pero hay chicos que se van arrimando y estamos trabajando bien. Después de dos años terribles, donde no andaba nadie por acá y había una total desolación. Hubo que remarla. Pero muchos nos hemos acomodando y otros reconvertido. Yo conozco a la mayoría de los comerciantes de la zona y algunos no piensan volver a abrir porque no les dan los costos. Cerraron sus puertas y se han reconvertido. Y otros a la expectativa. El tema es que por ahora, no hay tanta gente para tantos negocios", completó.

 

Comentarios de usuarios de Facebook