Concesionarios cuestionan la "hipocresía" de los arquitectos: "Quieren instalar la discusión de la miseria" | 0223

Concesionarios cuestionan la "hipocresía" de los arquitectos: "Quieren instalar la discusión de la miseria"

Empresarios de balnearios manifestaron un enérgico rechazo al pedido que hizo el colegio de profesionales para retirar las carpas y sombrillas fijas de las playas. "Se meten en temas donde no tienen injerencia y lo hacen con total desconocimiento", acusaron, en una entrevista con 0223.

Concesionarios pidieron mayor apoyo para reclamar por el refulado y otras obras de defensa costera. Foto: 0223.

24 de Abril de 2022 08:04

Por Redacción 0223

PARA 0223

Los principales referentes de la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra) le solicitaron a los directivos del Colegio de Arquitectos que no instalen la “discusión de la miseria” en Mar del Plata después de que los profesionales propusieran avanzar con un plan de retiro de carpas y sombrillas para garantizar mayor espacio de playa en la costa.

Al manifestar un enérgico rechazo a los planteos que lanzó hace un par de semanas la institución colegiada, los empresarios del sector apuntaron que uno de los motivos que agrava la problemática de la falta de arena está dado “por la gran cantidad de recurso que se extrae de la costa” para la industria de la construcción.

“Es una gran hipocresía por parte de los arquitectos preocuparse por la arena mientras al mismo tiempo siguen extrayendo grandes cantidades para construir edificios y cobrar su honorario”, insistió Esteban Ramos, uno de los referentes de Cebra, quien sugirió: “Si ellos realmente están preocupados por este tema, entonces tendrían que empezar a buscar métodos alternativos de construcción o tratar de fomentar la construcción con arena traída de otros sectores de la costa”.

En declaraciones a 0223, el concesionario lamentó que la institución dirigida por Eduardo Agüero “se meta en temas donde no tiene ninguna injerencia”. “Muchos temas constructivos han influenciado negativamente a nuestra costa, como pasa con la construcción de grandes torres sobre la línea de ribera que generó importantes conos de sombra en pleno verano”, sostuvo.

En este sentido, Ramos señaló que muchos turistas y marplatenses se ven obligados a retirarse “a las 17 o 18 de la playa por la sombra de los edificios” que se levantaron en distintos puntos claves del sector costero. “A los arquitectos no los veo preocupados por eso cuando son ellos los que diseñaron esas obras y cuando es el mismo colegio el que visó esos planos generando un daño irreversible”, enfatizó.

“Los arquitectos se preocupan por temas ajenos pero cuando un periodista profundiza con ellos, lo que encontramos es que no tienen conocimiento de lo que están hablando; insisten en que la prestación de la costa tendría que ser con servicios de gastronomía, baños y vestuarios, pero cuando les preguntan cómo se mantendría ese ejercicio económico no dan ninguna precisión”, reprochó, en la misma línea, Nelson Díaz Aguirre, otro de los empresarios de Cebra.

Además, el operador turístico lamentó que el Colegio de Arquitectos Distrito IX no haya mostrado un mayor compromiso por defender el patrimonio histórico de General Pueyrredon. “Deberían preocuparse por la demolición de chalets de antaño para construir torres pero insisten en opinar sobre aspectos en los que no tienen nada que ver”, reiteró.

Los empresarios del sector fueron sumamente críticos con los planteos que hizo el colegio dirigido por Eduardo Agüero.

A mediados de este mes, el espacio de profesionales que encabeza Agüero había pedido al Ente Municipal de Turismo que modifique los porcentajes de espacios ocupados por sombra fija  “para que sea viable un uso saludable y sin hacinamiento” de las playas, y también abogó por una actualización de la línea de ribera, que demarca los porcentajes que diferencian el espacio público del privado.

Sin embargo, Díaz Aguirre aseguró que “si se analiza coherentemente bien” la proporción que hoy existe en Mar del Plata entre los espacios de playa pública y de playa privada se deduce que “es mayor la porción pública”. “Hay algunas declaraciones que realmente sorprenden porque nosotros, de hecho, hemos trabajado con muchos arquitectos: no podemos olvidar que todos los balnearios fueron diseñados en proyectos por arquitectos y construidos también por arquitectos”, aseveró.

¿Sombra móvil?

El colegio también había acompañado la idea de importar a Mar del Plata la modalidad conocida como “Sombra móvil”, que se implementa hace tiempo en Río de Janeiro, para reemplazar el actual modelo de explotación local que sostiene las tradicionales estructuras fijas de carpas y sombrillas. Pero esto, para los empresarios de balnearios, resulta “absolutamente inviable”.

“La modalidad de explotación en la ciudad es totalmente diferente a lo que puede suceder en Río de Janeiro pero por factores climáticos. En Mar del Plata suele cambiar el viento a partir de las 13 o las 14 y hay lugares, incluso, donde ya es imposible estar desde la mañana. La gente no utilizaría la sombra móvil”, sostuvo Pablo Pilaftsidis, también integrante de Cebra.

El empresario desmintió que Mar del Plata “sea el único lugar” que sostenga estructuras fijas sobre las playas. “Yo los invito a los arquitectos a que miren las experiencias de varios países europeos que vienen con esta tradición de carpas desde mucho antes que nosotros la implementáramos”, apuntó.

Identidad cultural

Los empresarios recordaron que las estructuras de los balnearios permanecen hace cien años en la ciudad. Foto: archivo 0223.

Para Cebra, la presencia de carpas en las playas se ha instalado como un símbolo más de la imagen que históricamente mostró Mar del Plata al resto del país. “Así como está la imagen de los lobos y las lanchitas amarillas en el puerto, las carpas forman parte de la identidad del destino turístico de la ciudad”, consideró Ramos, quien aseguró que “más de la mitad de los balnearios están ocupados por marplatenses”.

Según el concesionario, son más de 100 mil marplatenses lo que utilizan los servicios de los balnearios, lo que significa, entonces, que aproximadamente “un 15 o 20 por ciento de la población es usuaria” de esta clase de complejos turísticos. “Nosotros no trabajamos para el turista sino para los marplatenses. Y el mayor público siempre lo tenemos dentro de las carpas porque vivimos en una ciudad ventosa. Esta prestación evidentemente da comodidad”, coincidió Díaz Aguirre.

El refulado y la falta de defensa costera

Los referentes de la cámara marplatense tampoco olvidaron las obras que hace décadas no recibe la ciudad para poder maximizar el espacio de explotación de la costa. “El último refulado se hizo en el ’98 y ahí nadie discutía de los balnearios porque sobraba arena. Había una franja intermedia que nadie usaba porque había tanta arena que no era necesario discutir nada”, recordó Ramos, y apuntó: “Yo creo que hoy hay gente que quiere instalar la discusión de la miseria pero Mar del Plata tiene que pensar en grande, en proyectar a futuro, y en tratar de generar grandes obras”.

La cámara de concesionarios reclama mayor apoyo para retomar el refulado y recuperar grandes metros de playa. Foto: 0223.

El empresario aseguró que en cada reunión con autoridades de la Provincia se vuelve a insistir con la necesidad del refulado, la obra que hace poco más décadas le permitió a Mar del Plata recuperar más de 100 metros de playa en el marco de una inversión de 33 millones de dólares que financió el gobierno de Eduardo Duhalde.

“Sabemos que la obra está en carpeta del Gobierno pero todo depende de cuestiones presupuestarias. Sería más positivo que cada una las fuerzas vivas de la ciudad lucháramos por generar este tipo de obras que posibilitarían la existencia de playas para todos los usos”, apostó el hombre de Cebra.

Ramos, además, acusó falta de obras defensa hidráulica importantes en el último tiempo. “Hay obras que se hicieron en los ’89 y que no reciben mantenimiento desde hace 40 o 50 años”, graficó, y comparó: “Mar Chiquita fue pionero en ese sentido y recibió obras de todo tipo. Yo creo, entonces, que toda la comunidad marplatense también debería hacer fuerza para generar este tipo de pedidos que sí se consumaron en el partido vecino”.

Más infraestructura

Díaz Aguirre, por su parte, también dijo que en el directorio del Emtur avanza la discusión para tratar de dotar de mayores servicios a las playas públicas equipadas y lograr una distribución más efectiva y equitativa de las personas que buscan disfrutar de la costa marplatense.

 “Hoy existen balnearios con accesibilidad y todo tipo de servicios pero después te encontrás con playas sin concesionar que, como no tienen ningún servicio, tampoco son utilizables. La gente no va porque no quiere o porque realmente no las puede usar y entonces se concentra el público en los lugares ya concesionados”, explicó el representante de Cebra.