Gallay y Klug se despidieron en Río

Las chicas radicadas en nuestra ciudad jugaron un primer set muy bueno, pero a partir de la mitad del segundo parcial bajaron su rendimiento y terminaron cayendo 2 a 1 ante República Checa, que se metió en el repechaje.

10 de Agosto de 2016 23:32

Por Redacción 0223

PARA 0223

Duele más por como fue. Porque el rendimiento de Ana Gallay y Georgina Klug en el partido ante República Checa ilusionaba, mostró su mejor nivel en lo que iba de los Juegos Olímpicos y sólo faltaba cerrar el juego y sacar pasaje al Repechaje. Sin embargo, empezaron a caer ellas, a levantar Barbora Hermannová y Marketa Slukova, revirtieron el resultado, llevaron la definición al tie break y ahí sacaron una amplia diferencia para ganar por 13-21, 21-19 y 15-8, para decretar la eliminación de "Las Guerreras" de Río 2016.

La entrega con la que juegan cada partido, la decepción en el rostro de las chicas en la parte final del encuentro, cuando ya se veía irreversible, muestra lo que significó para ellas esta eliminación. Había muchas ilusiones sembradas en estos Juegos Olímpicos y luego de la derrota en el debut frente a España, en lo que era un partido "ganable", chocaron con las brasileñas y tenían la última esperanza ante República Checa para llegar al Repechaje.

El arranque fue inmejorable. Dentro de un trámite parejo, con una gran cantidad del público alentando a "Las Guerreras", empezaron a marcar diferencias, y a partir del 13-11 encaminaron un gran primer set, el cual terminaron ganando por 21 a 13.

El nivel era alentador y había que seguir por el mismo camino. Y eso hicieron, aunque las checas levantaron el suyo, emparejaron las acciones y casi no se sacaron ventajas. Hasta que Hermannová-Slukova pudieron sacar una diferencia de dos para el 18-16 y supieron aguantarla hasta el cierre, llevarse el parcial 21-19 y estirar la definición al tie break.

Gallay y Klug parecieron sentir la ocasión que se les había escapado y salieron nerviosas al último parcial, las europeas por el contrario estaban sueltas y rápidamente sacaron una ventaja que les dio mayor tranquilidad, la sostuvieron y no tuvieron inconvenientes en cerrarlo por 15 a 8, para meterse en repechaje y sentenciar la despedida de las argentinas.

Orgullo y admiración, más allá del resultado, por la dupla nacional que entrena en nuestra ciudad y que hizo lo que estuvo a su alcance, en una zona durísima, pelearon hasta el final y estuvieron cerca de alcanzar el objetivo.
 

Comentarios de usuarios de Facebook