Pastor hurtado

5 de Septiembre de 2016 21:52

Caso Pastor Hurtado: la fiscalía sostuvo el procesamiento de los imputados

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El fiscal federal Adler durante la audiencia en la Cámara. (Foto: Ministerio Público Fiscal).

El fiscal Daniel Adler lo planteó en la audiencia ante la Cámara Federal de Apelaciones. La defensa pidió la nulidad y desestimó los casos de abuso sexual.

La causa que derivó en la aprehensión y el procesamiento de cinco personas acusadas de conformar una organización que captaba fieles para explotarlos y reducirlos a la servidumbre tuvo un nuevo capítulo este lunes con la realización de una audiencia en la Cámara Federal de Apelaciones. Durante su desarrollo la fiscalía sostuvo el procesamiento de los cinco imputados mientras que la defensa pidió la nulidad de lo actuado y cuestionó la labor del juez Santiago Inchausti.

Ante los jueces Alejandro Tazza, Eduardo Jiménez y Jorge Ferro, el defensor del pastor Isaías Hurtado, su esposa y los otros tres imputados dijo que la resolución del juez de primera instancia Santiago Inchausti era “injusta y arbitraria” y que los abusos imputados tenían que ver, en todo caso, con “un tema moral” por tener una relación sentimental con personas que integran la comunidad.

Marcelo Peralta indicó que Isaías Hurtado “es apóstol, un cargo en el ministerio por encima de los pastores, dado que brinda a ellos sus conocimientos, y pregonó por la libertad de cultos y libertad de pensamiento y de congregarse, ya que “estamos hablando de Iglesias y la comunidad evangelista”.

Por su parte, el fiscal federal Daniel Adler indicó la necesidad de distinguir entre libertad de conciencia y libertad de culto. “Nadie puede entrar en el pensamiento del otro. El culto a diferencia de la conciencia existe en acciones externas que implican una interrelación con el otro”, sostuvo.

En su presentación sostuvo que a los supuestos fieles “se los traía a trabajar en una forma servil, no había registración, no había sueldos, había violencia, había engaños. Esto está perfectamente detallado en la descripción que se hace de cada una de las víctimas. Es más: había relaciones sexuales a través de situaciones coercitivas. Es mentira que esto no existiese, y esto es delito”.

Compartir
Compartí esta nota