0223.com.ar
"El Ventanal", la histórica librería anticuaria que busca un nuevo sitio

"El Ventanal", la histórica librería anticuaria que busca un nuevo sitio

Por Francisco Giovanoni

Destacado espacio cultural primero en Buenos Aires y luego en Villa Gesell, funciona hace 3 años en Punta Mogotes. Con textos del siglo XVI, entre otros tesoros, necesita un nuevo espacio para continuar.

Cruzar la puerta del viejo hotel ubicado en la calle Acevedo, significa un pasaje a otro tiempo. Allí, hace tres años, se encuentra "El Ventanal", una librería anticuaria de riquísima historia cultural y que necesita urgentemente un nuevo espacio para continuar deleitando a ansiosos lectores de todos los géneros. 

Marcelo Di Luciano es su dueño. Actor, "recopilador compulsivo" tal como se define, se ubica detrás de su mostrador rodeado de textos, dos imágenes de Julio Cortázar y Jorge Luis Borges. Embalando entre cajas, se apena por tener que dejar la planta baja del hotel ubicado en Acevedo 2087, a pasos de avenida Fortunato de La Plata y frente al balneario 15 de Punta Mogotes. "Buscamos una casona grande, o un local con onda para desplegar nuestra impronta", comenta a 0223, al tiempo que añora continuar con el espacio cultural que funcionaba en el tercer piso del mismo exhotel. 

Punta Mogotes ha sido el último destino de "El Ventanal". Pero su vida comenzó 68 años atrás...

Haciendo historia entre Buenos Aires y Villa Gesell

Don Enzo Di Luciano, apasionado lector, fundó en Capital Federal una librería en 1950 sobre la avenida Hipólito Irigoyen al 800, a dos cuadras de la Plaza de Mayo. Allí permaneció 35 años, con su hijo Marcelo que lo acompañó desde niño, en una pasión por los libros que fue transferida por naturaleza. Con un extenso patrimonio bibliográfico, escritores, poetas, investigadores y diversos personajes de la cultura pasaban largas horas en ese local. En 1985, Marcelo llevó a cabo la mudanza de la librería pero a solo una cuadra: avenida de Mayo al 700, en un espacio del majestuoso Palacio Vera, ubicado frente al mítico Café Tortoni.

"Empezó como librería clásica, yo la convertí más en anticuaria", comenta Marcelo Di Luciano. "Teníamos clientes como Adolfo Pérez Esquivel (premio Nobel de la Paz) que venía con franceses e italianos a mostrarles, según él, la mejor librería de Buenos Aires. También nos visitaba Osvaldo Bayer, el Dr. Zaffaroni, David Viñas (escritor y crítico fallecido en 2011), que se colgaba en las estanterías buscando libros de latinoamérica. Teníamos una amistad con Alejandro Dolina, Adolfo Castello...", agrega.

"El Ventanal" permaneció en Buenos Aires hasta 2008. Pero diez años antes, la familia Di Luciano abrió una sucursal en la clásica Avenida 3 de Villa Gesell, localidad donde siempre veraneaban. Allí, con el tiempo, se transformaron en un hito cultural. Hasta que se instalaron definitivamente en la vecina ciudad balnearia, manteniendo paralelamente abierto el espacio porteño. "Luego cerramos en Capital porque nos cansamos de tantas marchas con el tránsito cortado, el ruido, la gente no podía venir", recordó Marcelo.

Junto a los libros, en Gesell se agregó un café literario por donde pasaron reconocidos artistas. "Generamos una movida cultural importante donde pasaron músicos como Botafogo, Tonolec, Los Tipitos, la cantautora uruguaya Ana Prada, se realizaron conferencias...". También funcionó un Centro Cultural donde se brindaron clases de teatro, música, artes plásticas. Pero la política, increíblemente, terminó echando a "El Ventanal" de la Villa, en medio del desconsuelo de sus habituales clientes. 

En octubre de 2010, Agostina Sorich, una adolescente de 12 años, fue vista por última vez. Hasta la fecha, por ineptitud de la justicia continúa desaparecida en un caso que conmocionó al país pero que al principio tuvo su resistencia informativa. La familia Di Luciano se acercó solidariamente a los Sorich. "Fuimos con la mamá y la hermanita a hacer una marcha para visibilizar la desaparición de Agostina ante la televisión, aprovechando la visita de Julio De Vido. Los matones de él nos empujaron, nos pegaron y sacaron. Al día siguiente clausuraron la librería". La intendencia de Jorge Rodríguez Erneta, del Frente para la Victoria (ejerció su cargo entre 2007 y 2014), desde entonces comenzó a ponerle piedras en el camino a "El Ventanal". "Nos metimos solo con la intención de colaborar, y nos costó caro. Siempre que reabríamos, nos clausuraban", recordó Marcelo. Sus 7 hijos se mudaron a Mar del Plata, y la sucursal abrió donde hoy pasa sus últimos días. 

La búsqueda de un espacio para tantos tesoros

En "El Ventanal" se puede encontrar de todo. Desde libros de religión del siglo XVI ("hace poco vendimos una edición de 1580 y tenemos de 1600 y el 1700", comenta su dueño), a libros firmados de puño y letra por Jorge Borges, Julio Cortázar, Ernesto Sábato, pasando por todo tipo de textos antiguos de historia, ciencia, primeras ediciones, partituras, más de 5.000 afiches de cine originales, colecciones de revistas El Gráfico, Billiken, Caras y Caretas, entre otras. En la entrada, una cámara fotográfica de madera de 1890 y que tiene el fuelle en reparación, genera inquietud a los niños que entran con sus padres o abuelos.

En silencio, observando todo con calma, el hermoso gato "Liam" se recuesta sobre los libros con cierta nostalgia en su mirada. Pareciera entender que también tendrá que irse de allí. La bella Jamila colabora con el extenso trabajo de selección y embalaje de materiales. En la vidriera inmensa que da al mar, los carteles de liquidación anunciando la mudanza a un espacio hoy incierto, llaman la atención de los vecinos y ocasionales pasajeros, que ingresan a "chusmear". 

Marcelo atiende a los clientes, también contesta mensajes de whatsapp. Hizo muchas amistades en este tiempo en la ciudad, y todos quieren conseguir un lugar para "El Ventanal". Sueña con que el nuevo sitio le permita exhibir su museo de útiles y textos escolares: "tenemos pupitres, tinteros, libros de lectura, lapiceras, cartucheras, portafolios. Está declarado de interés cultural de la provincia. Y según la directora del Museo de Buenos Aires, nuestra colección es más importante que las de ellos", cuenta con orgullo.

También próximamente, Di Luciano anhela continuar con el espacio cultural: "estamos juntando voluntades para armar algo en conjunto con amigos marplatenses como Fabio Herrera, Sebastián Echarry, Guillermo Yanícola, gente querida, artistas de Mar del Plata, para mantener esta movida. Yo les facilito el espacio, las mesas, el sonido. Yo quiero dedicarme a los libros", sentencia. Es que para Marcelo, "El Ventanal" es todo: "es mi vida esto. De chico, el único diploma que tuve en la escuela fue el de lector más calificado".

Los libros, viejos y amarillentos, esperan un nuevo viaje más. Los libros, patrimonio eterno de la humanidad, resisten a la modernidad y siempre encuentran manos inquietas que los recorran. "El Ventanal" los rescata, guarda y revaloriza en una tarea apasionada, que pronto encontrará el espacio necesario para continuar.

Librería "El Ventanal"
Calle Acevedo 2067 (Punta MogoteS)
Facebook: "ElVentanal MardelPlata Marcelo"
Whatsapp (Marcelo): 2255506266
Horario: 10 a 19.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

"El Ventanal", la histórica librería anticuaria que busca un nuevo sitio

Destacado espacio cultural primero en Buenos Aires y luego en Villa Gesell, funciona hace 3 años en Punta Mogotes. Con textos del siglo XVI, entre otros tesoros, necesita un nuevo espacio para continuar.

Marcelo Di Luciano, dueño de "El Ventanal", a la espera de conseguir un nuevo espacio para la gran mudanza.

Cruzar la puerta del viejo hotel ubicado en la calle Acevedo, significa un pasaje a otro tiempo. Allí, hace tres años, se encuentra "El Ventanal", una librería anticuaria de riquísima historia cultural y que necesita urgentemente un nuevo espacio para continuar deleitando a ansiosos lectores de todos los géneros. 

Marcelo Di Luciano es su dueño. Actor, "recopilador compulsivo" tal como se define, se ubica detrás de su mostrador rodeado de textos, dos imágenes de Julio Cortázar y Jorge Luis Borges. Embalando entre cajas, se apena por tener que dejar la planta baja del hotel ubicado en Acevedo 2087, a pasos de avenida Fortunato de La Plata y frente al balneario 15 de Punta Mogotes. "Buscamos una casona grande, o un local con onda para desplegar nuestra impronta", comenta a 0223, al tiempo que añora continuar con el espacio cultural que funcionaba en el tercer piso del mismo exhotel. 

Punta Mogotes ha sido el último destino de "El Ventanal". Pero su vida comenzó 68 años atrás...

Haciendo historia entre Buenos Aires y Villa Gesell

Don Enzo Di Luciano, apasionado lector, fundó en Capital Federal una librería en 1950 sobre la avenida Hipólito Irigoyen al 800, a dos cuadras de la Plaza de Mayo. Allí permaneció 35 años, con su hijo Marcelo que lo acompañó desde niño, en una pasión por los libros que fue transferida por naturaleza. Con un extenso patrimonio bibliográfico, escritores, poetas, investigadores y diversos personajes de la cultura pasaban largas horas en ese local. En 1985, Marcelo llevó a cabo la mudanza de la librería pero a solo una cuadra: avenida de Mayo al 700, en un espacio del majestuoso Palacio Vera, ubicado frente al mítico Café Tortoni.

"Empezó como librería clásica, yo la convertí más en anticuaria", comenta Marcelo Di Luciano. "Teníamos clientes como Adolfo Pérez Esquivel (premio Nobel de la Paz) que venía con franceses e italianos a mostrarles, según él, la mejor librería de Buenos Aires. También nos visitaba Osvaldo Bayer, el Dr. Zaffaroni, David Viñas (escritor y crítico fallecido en 2011), que se colgaba en las estanterías buscando libros de latinoamérica. Teníamos una amistad con Alejandro Dolina, Adolfo Castello...", agrega.

"El Ventanal" permaneció en Buenos Aires hasta 2008. Pero diez años antes, la familia Di Luciano abrió una sucursal en la clásica Avenida 3 de Villa Gesell, localidad donde siempre veraneaban. Allí, con el tiempo, se transformaron en un hito cultural. Hasta que se instalaron definitivamente en la vecina ciudad balnearia, manteniendo paralelamente abierto el espacio porteño. "Luego cerramos en Capital porque nos cansamos de tantas marchas con el tránsito cortado, el ruido, la gente no podía venir", recordó Marcelo.

Junto a los libros, en Gesell se agregó un café literario por donde pasaron reconocidos artistas. "Generamos una movida cultural importante donde pasaron músicos como Botafogo, Tonolec, Los Tipitos, la cantautora uruguaya Ana Prada, se realizaron conferencias...". También funcionó un Centro Cultural donde se brindaron clases de teatro, música, artes plásticas. Pero la política, increíblemente, terminó echando a "El Ventanal" de la Villa, en medio del desconsuelo de sus habituales clientes. 

En octubre de 2010, Agostina Sorich, una adolescente de 12 años, fue vista por última vez. Hasta la fecha, por ineptitud de la justicia continúa desaparecida en un caso que conmocionó al país pero que al principio tuvo su resistencia informativa. La familia Di Luciano se acercó solidariamente a los Sorich. "Fuimos con la mamá y la hermanita a hacer una marcha para visibilizar la desaparición de Agostina ante la televisión, aprovechando la visita de Julio De Vido. Los matones de él nos empujaron, nos pegaron y sacaron. Al día siguiente clausuraron la librería". La intendencia de Jorge Rodríguez Erneta, del Frente para la Victoria (ejerció su cargo entre 2007 y 2014), desde entonces comenzó a ponerle piedras en el camino a "El Ventanal". "Nos metimos solo con la intención de colaborar, y nos costó caro. Siempre que reabríamos, nos clausuraban", recordó Marcelo. Sus 7 hijos se mudaron a Mar del Plata, y la sucursal abrió donde hoy pasa sus últimos días. 

La búsqueda de un espacio para tantos tesoros

En "El Ventanal" se puede encontrar de todo. Desde libros de religión del siglo XVI ("hace poco vendimos una edición de 1580 y tenemos de 1600 y el 1700", comenta su dueño), a libros firmados de puño y letra por Jorge Borges, Julio Cortázar, Ernesto Sábato, pasando por todo tipo de textos antiguos de historia, ciencia, primeras ediciones, partituras, más de 5.000 afiches de cine originales, colecciones de revistas El Gráfico, Billiken, Caras y Caretas, entre otras. En la entrada, una cámara fotográfica de madera de 1890 y que tiene el fuelle en reparación, genera inquietud a los niños que entran con sus padres o abuelos.

En silencio, observando todo con calma, el hermoso gato "Liam" se recuesta sobre los libros con cierta nostalgia en su mirada. Pareciera entender que también tendrá que irse de allí. La bella Jamila colabora con el extenso trabajo de selección y embalaje de materiales. En la vidriera inmensa que da al mar, los carteles de liquidación anunciando la mudanza a un espacio hoy incierto, llaman la atención de los vecinos y ocasionales pasajeros, que ingresan a "chusmear". 

Marcelo atiende a los clientes, también contesta mensajes de whatsapp. Hizo muchas amistades en este tiempo en la ciudad, y todos quieren conseguir un lugar para "El Ventanal". Sueña con que el nuevo sitio le permita exhibir su museo de útiles y textos escolares: "tenemos pupitres, tinteros, libros de lectura, lapiceras, cartucheras, portafolios. Está declarado de interés cultural de la provincia. Y según la directora del Museo de Buenos Aires, nuestra colección es más importante que las de ellos", cuenta con orgullo.

También próximamente, Di Luciano anhela continuar con el espacio cultural: "estamos juntando voluntades para armar algo en conjunto con amigos marplatenses como Fabio Herrera, Sebastián Echarry, Guillermo Yanícola, gente querida, artistas de Mar del Plata, para mantener esta movida. Yo les facilito el espacio, las mesas, el sonido. Yo quiero dedicarme a los libros", sentencia. Es que para Marcelo, "El Ventanal" es todo: "es mi vida esto. De chico, el único diploma que tuve en la escuela fue el de lector más calificado".

Los libros, viejos y amarillentos, esperan un nuevo viaje más. Los libros, patrimonio eterno de la humanidad, resisten a la modernidad y siempre encuentran manos inquietas que los recorran. "El Ventanal" los rescata, guarda y revaloriza en una tarea apasionada, que pronto encontrará el espacio necesario para continuar.

Librería "El Ventanal"
Calle Acevedo 2067 (Punta MogoteS)
Facebook: "ElVentanal MardelPlata Marcelo"
Whatsapp (Marcelo): 2255506266
Horario: 10 a 19.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar