0223.com.ar
El conductor que atropelló y mató a dos motociclistas iba a más de 130 km/h 

El conductor que atropelló y mató a dos motociclistas iba a más de 130 km/h 

Por Redacción 0223

Sigue internado en el pabellón de Psiquiatría del HIGA y aún no declaró. La causa por doble homicidio con dolo eventual pasó a la fiscalía de turno.

Ocho días después de que un joven de 23 años a bordo de una camioneta atropellara y matara a dos personas que viajaban en moto por la avenida Constitución se confirmó que el rodado iba a más de 130 kilómetros por hora al momento del impacto. Santiago Aquindo, imputado del delito de doble homicidio simple con dolo eventual sigue alojado en el pabellón de Psiquiatría del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) y aún no prestó declaración.

En virtud de las características del hecho y al considerar que el conductor tuvo una conducta riesgosa, “que se representó el resultado peligro y muerte y siguió adelante” el fiscal Rodolfo Moure dispuso que la causa no se siga tramitando en la fiscalía de Delitos Culposos y la giró a la fiscalía de instrucción correrspondiente. El día del siniestro estaba en turno la fiscalía 1 por lo que las actuaciones quedaron a cargo de Fernando Castro que recibió las primeras actuaciones que personal policial realizó en el lugar del siniestro.

Moure le dijo a 0223 que no se le tomó declaración a Aquindo porque así lo aconsejaron los médicos que lo atienden, “En un primer momento el personal policial que lo aprehendió y el médico que lo atendió consideró que no estaba ubicado en tiempo y espacio y lo trasladaron área de Psiquiatría. Los primeros informes señalaron que no está en condiciones de declarar”, señaló.

Para el fiscal es muy claro lo que sucedió más allá de que están pendientes algunas pericias y del pedido de la familia de las víctimas en que testigos del hecho se acerquen a declarar. “Es un hecho trágico, lamentable que ha provocado una pluralidad de víctimas por lo que a criterio de la fiscalía se está en presencia de un homicidio con dolo eventual y no del tipo culposo”, indicó.

A partir de las primeras averiguaciones que se hicieron desde la comisaría séptima y por parte de los instructores se estableció que Aquindo arrancó con la camioneta el portón de entrada tras romper una reja y se fue a toda velocidad. Los familiares que lo acompañaban llamaron al 911 y denunciaron lo sucedido.

Apenas unos minutos después el joven –que conducía en short y descalzo avanzó a más de 130 kilómetros por hora por la avenida Constitución, rozó a un peatón sin provocarle heridas y al llegar al cruce con la calle Roldán impactó de lleno la parte trasera de la motocicleta Yamaha 125 en la que viajaban Francisco Murcia (33) y Pablo Augusto Pereira (38).

Producto del violentísimo impacto Murcia murió en el lugar mientras que el cuerpo de Pereira fue rescatado debajo de la camioneta que detuvo su marcha a casi doscientos metros del lugar. Tal como se informó oportunamente Aquino descendió del rodado, intentó esconderse en la estación de servicio YPF de Constitución y Tejedor y se enfrentó con los efectivos del Comando de Patrullas Norte que llegaron al lugar antes de ser reducido.

La defensa aportará testigos

Anoticiados del cambio de fiscalía este jueves la defensa de Aquindo presentará documentación y aportará nombres de testigos para la causa. “Son personas que vieron el estado en que estaba cuando salió de la casa y que provocaron que su hermano llamara de inmediato al 911 por lo inusitado de la conducta”, dijo César Sivo.

El profesional le dijo a este medio que los médicos que lo vieron hablan de un brote psicótico que Aquindo habría tenido cuando decidió salir con la camioneta. “No podemos saber si fue un brote único o algo que pudiera repetirse, pero antes no había manifestaciones de violencia que permitieran pensar que tuviera una actitud de ese tipo”, agregó.

“Todo indica que estaba en una clara postura suicida, algo inexplicable y que hace que los propios psiquiatras no puedan discernir que sucedió. Está claro que no está ubicado”, concluyó.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

El conductor que atropelló y mató a dos motociclistas iba a más de 130 km/h 

Sigue internado en el pabellón de Psiquiatría del HIGA y aún no declaró. La causa por doble homicidio con dolo eventual pasó a la fiscalía de turno.

Ocho días después de que un joven de 23 años a bordo de una camioneta atropellara y matara a dos personas que viajaban en moto por la avenida Constitución se confirmó que el rodado iba a más de 130 kilómetros por hora al momento del impacto. Santiago Aquindo, imputado del delito de doble homicidio simple con dolo eventual sigue alojado en el pabellón de Psiquiatría del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) y aún no prestó declaración.

En virtud de las características del hecho y al considerar que el conductor tuvo una conducta riesgosa, “que se representó el resultado peligro y muerte y siguió adelante” el fiscal Rodolfo Moure dispuso que la causa no se siga tramitando en la fiscalía de Delitos Culposos y la giró a la fiscalía de instrucción correrspondiente. El día del siniestro estaba en turno la fiscalía 1 por lo que las actuaciones quedaron a cargo de Fernando Castro que recibió las primeras actuaciones que personal policial realizó en el lugar del siniestro.

Moure le dijo a 0223 que no se le tomó declaración a Aquindo porque así lo aconsejaron los médicos que lo atienden, “En un primer momento el personal policial que lo aprehendió y el médico que lo atendió consideró que no estaba ubicado en tiempo y espacio y lo trasladaron área de Psiquiatría. Los primeros informes señalaron que no está en condiciones de declarar”, señaló.

Para el fiscal es muy claro lo que sucedió más allá de que están pendientes algunas pericias y del pedido de la familia de las víctimas en que testigos del hecho se acerquen a declarar. “Es un hecho trágico, lamentable que ha provocado una pluralidad de víctimas por lo que a criterio de la fiscalía se está en presencia de un homicidio con dolo eventual y no del tipo culposo”, indicó.

A partir de las primeras averiguaciones que se hicieron desde la comisaría séptima y por parte de los instructores se estableció que Aquindo arrancó con la camioneta el portón de entrada tras romper una reja y se fue a toda velocidad. Los familiares que lo acompañaban llamaron al 911 y denunciaron lo sucedido.

Apenas unos minutos después el joven –que conducía en short y descalzo avanzó a más de 130 kilómetros por hora por la avenida Constitución, rozó a un peatón sin provocarle heridas y al llegar al cruce con la calle Roldán impactó de lleno la parte trasera de la motocicleta Yamaha 125 en la que viajaban Francisco Murcia (33) y Pablo Augusto Pereira (38).

Producto del violentísimo impacto Murcia murió en el lugar mientras que el cuerpo de Pereira fue rescatado debajo de la camioneta que detuvo su marcha a casi doscientos metros del lugar. Tal como se informó oportunamente Aquino descendió del rodado, intentó esconderse en la estación de servicio YPF de Constitución y Tejedor y se enfrentó con los efectivos del Comando de Patrullas Norte que llegaron al lugar antes de ser reducido.

La defensa aportará testigos

Anoticiados del cambio de fiscalía este jueves la defensa de Aquindo presentará documentación y aportará nombres de testigos para la causa. “Son personas que vieron el estado en que estaba cuando salió de la casa y que provocaron que su hermano llamara de inmediato al 911 por lo inusitado de la conducta”, dijo César Sivo.

El profesional le dijo a este medio que los médicos que lo vieron hablan de un brote psicótico que Aquindo habría tenido cuando decidió salir con la camioneta. “No podemos saber si fue un brote único o algo que pudiera repetirse, pero antes no había manifestaciones de violencia que permitieran pensar que tuviera una actitud de ese tipo”, agregó.

“Todo indica que estaba en una clara postura suicida, algo inexplicable y que hace que los propios psiquiatras no puedan discernir que sucedió. Está claro que no está ubicado”, concluyó.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar