RADIO
EN VIVO
imagen

Historias de acá

30 de Octubre de 2019 19:17

Maradona, Mar del Plata y la historia de uno de sus profetas

La historia del "10" se entrelaza con la de la ciudad desde aquellos primeros dos goles de su carrera hasta la devoción que provocó en un marplatense. 30 de octubre, "Navidad Maradoniana".

La vida de Diego Armando Maradona tiene varios capítulos en donde Mar del Plata fue el escenario. Son historias en su mayoría relacionadas con lo futbolístico a las cuales se les sumará un nuevo episodio el próximo 10 de noviembre, cuando Aldosivi reciba a Gimnasia y Esgrima La Plata, equipo que dirige el astro, en el José María Minella. En el día del cumpleaños número 59 del "genio del fútbol mundial", 0223 hizo un recorrido por su historia en la ciudad, de la mano de un maradoniano de pura cepa.

Julián Chavero es fanático de Maradona como tantos otros pero, de seguro, no es uno más. Desde hace años se dedica a coleccionar todo lo que tenga que ver con el Diego: camisetas, botines, balones, videos originales, publicaciones impresas, etcétera. Prácticamente posee un museo propio con objetos originales de Diego Armando Maradona, al que tuvo la suerte de conocer y compartir algunos momentos. Incluso fue invitado a la primera emisión de "La Noche del 10", el ciclo televisivo que Maradona condujo en 2005.

La primera vez que Dieguito estuvo en nuestra ciudad fue el 14 de noviembre de 1976, cuando con tan sólo 16 años ingresó en el segundo tiempo para Argentinos Juniors y con los primeros dos goles de su inmensa carrera, fue clave para el 5-2 ante San Lorenzo de Mar del Plata, en el viejo estadio San Martín. Fue el debut en las redes para Pelusa, y si bien el estadio ya no existe, una placa metálica recuerda ese día en el acceso de Champagnat y Alvarado que aún queda en pie.

Diego en el viejo estadio San Martín la tarde de sus dos primeros goles

"Hoy es una fecha muy especial para los maradonianos que, desde anoche estamos mandándonos mensajes y videos, y encima anoche jugó Gimnasia, del que todos somos un poco hinchas, con Newell's en Rosario, y verlo a Diego en la cancha con todo ese cariño que le brindaron la verdad es que llena el alma porque él lo necesitaba, y nosotros como fanáticos también", sostuvo Julián en diálogo con 0223

El 7 de febrero de 1981, ya en el Minella, por aquel entonces más conocido como el "Mundialista", Maradona jugo su penúltimo partido para el "Bichito" de La Paternal antes de pasar a su amado Boca Juniors: fue derrota ante River por 1 a 0 con gol de un tal Norberto Alonso... 7 días más tarde, el 14 de febrero, Diego jugó su último partido con la camiseta del club que lo hizo debutar en 1° División, Argentinos Juniors, frente a la selección de Hungría.

Aquel año, también nació Julián, y el destino tenía previsto que en algún momento se cruzaran. "Diego y Mar del Plata siempre estuvieron relacionados, desde sus dos primeros goles hasta su último título con la selección, pasando por una infinidad de visitas de todo tipo a la ciudad", comentó.

Maradona y Julián

El verano siguiente, un 6 de febrero de 1982, Maradona ponía fin a su primera etapa en Boca en un amistoso frente a River en el estadio Mundialista. El Pibe de Oro emigró a Europa con su magia y sus goles, luego de haber obtenido su único titulo como jugador en el fútbol argentino en aquel inolvidable Metropolitano del '81, junto a Brindisi, Gatti y Perotti, entro otros.

Luego de varios años el astro regresó a "La Feliz": fue el 24 de febrero de 1993, para un partido por la Copa Artemio Franchi que enfrentó en un colmado Minella, a la selección Argentina y al combinado de Dinamarca, campeones de América y Europa, respectivamente. Fue empate en 1, y victoria por penales de la "albiceleste", en lo que significó el último título que obtuvo Diego con la selección.

Ese día, Julián estuvo en la platea del estadio junto a su familia, como tantos otros marplatenses y turistas que reventaron el "Mundialista". "Me acuerdo que cuando Diego se acercaba a tirar un corner se ponía de pie toda la platea, sólo para verlo, una locura, y en los penales convirtió uno de los tantos de la victoria".

El verano del '94 dejó uno de los capítulos más curiosos de Maradona en nuestra ciudad. Aquella temporada, Diego jugaba en Newell's, y el equipo rosarino debía jugar un amistoso con el Vasco da Gama de Brasil. La noche del 25 de enero, un diluvio impidió que se juegue el match, ocasión que el "10" aprovechó para presenciar un partido de basquet en el mítico Superdomo en donde Peñarol recibió a Atenas, noche en que el "Griego" cortó una racha de 17 victorias consecutivas al elenco dirigido por el "Che" García.

El partido contra los brasileños se jugó el 26 a la noche pero Diego nunca apareció. Se supo que luego del partido de basquet fueron a cenar con su representante, el técnico de Peñarol y algunos allegados, al restaurante "Amigos". Maradona apareció tres días después en una quinta de Moreno, y tiroteó a algunos periodistas que, ávidos de información, violaron la intimidad del jugador. Estos hechos, derivaron en la salida de Diego de la "Lepra". El año 1994 aún guardaba para Diego el momento más sufrido de su carrera: la expulsión de la Copa del Mundo de Estados Unidos.

En el verano de 1995, el 14 de enero, Maradona debutó como director técnico de Racing, también en el Minella, el partido era un amistoso de verano, el clásico de Avellaneda frente al Rojo.

La Noche del 10

El 10 de noviembre de 2001, en la Bombonera, se jugó el partido homenaje y despedida del fútbol de Diego Maradona, y esa tarde Julián estuvo presente en la tribuna, con un cartel que tenía la imagen del rostro de Maradona y una frase que decía "Gracias DIOS por ser argentino". Ese cartel fue el que determinó la invitación del propio Diego a la primera emisión del programa "La Noche del 10" que se emitió por Canal 13 en 2005. "Fue algo increíble conocer a Diego", contó emocionado Julián quien señaló que "tenía pensado decirle un montón de cosas pero cuando lo ves te deja sin palabras, es como un imán".

Un poco más acá en el tiempo, durante la Cumbre de Las Américas de 2005, Diego llegó en el recordado "Tren del Alba", junto al director de cine Emir Kusturica, el líder boliviano y actual presidente Evo Morales, los diputados Miguel Bonnaso, Ariel Basteiro y el referente piquetero Luis D´Elía, además de personalidades de la cultura. Luego de una inmensa marcha, Maradona llegó al estadio Mundialista para expresar su rechazo a la presencia de George Bush en Mar del Plata en un acto en el que habló el comandante Hugo Chavez y hasta cantó Silvio Rodríguez.

Julián, quien en su momento tuvo una activa participación en el movimiento que se denominó "Iglesia Maradoniana" y que postulaba al astro como el Dios del Futbol, contó que "en Mar del Plata se hizo el primer monumento a Maradona, fue una iniciativa que llevamos adelante junto a 3 amigos, Gastón, Leonel y Leandro". "Juntamos plata por Facebook, y pudimos hacer un monumento de Diego con su aspecto México '86, ye que en ese entonces se cumplían 20 años del mundial que lo consagró para siempre", sostuvo. La estatua, hoy se encuentra en el hall de ingreso de la Bombonera. 

Inauguración del Monumento en la Bombonera

Más allá de algunas otras visitas y viajes de Maradona a Mar del Plata, la última vez que Diego estuvo en nuestra ciudad fue en 2011, cuando el "10" se hizo presente para disputar un partido de Showbol en el Polideportivo Islas Malvinas, frente al representativo de Colombia. El próximo 10 de noviembre, Pelusa recalará una vez más en la "Feliz", junto al Lobo que dirige, para enfrentar al Tiburón.

"Cuando llegue con Gimnasia a jugar con Aldosivi vamos a estar ahí y ojalá que vaya muchísima gente porque Diego se lo merece, es el ídolo máximo del fútbol y no sólo acá, sino en todo el mundo, genera algo que sólo él es capaz", concluyó Julián.

Comentarios de usuarios de 0223

Comentarios de usuarios de Facebook