RADIO
EN VIVO
imagen

Crisis en ecuador

9 de Octubre de 2019 12:50

Carta de intelectuales contra Lenin Moreno

Intelectuales y académicos del país enviaron un comunicado con fuertes criticas al gobierno de Lenin Moreno Garcés. 

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, decretó el toque de queda en el marco de la profundización de las medidas destinadas a sofocar las masivas protestas que se vienen desarrollando hace una semana en rechazo al paquete de ajuste. 

La represión de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional como parte del Estado de Excepción decretado por el presidente dejaron como saldo la muerte de 8 personas, miles de heridos y más de 500 detenidos

En este marco, intelectuales y académicos del país enviaron un comunicado con fuertes criticas al gobierno en el que plantearon que "frente a las medidas económicas adoptadas por el gobierno liderado por el presidente Lenin Moreno Garcés y las subsecuentes reacciones ciudadanas, el conjunto de académicos e investigadores que suscriben este manifiesto desean expresar el apoyo a la protesta social de los sectores indígena, campesino, mujeres y universitario quienes en uso de su legítimo derecho a la resistencia manifiestan su inconformidad ante las medidas económicas adoptadas por el gobierno mediante el Decreto Ejecutivo N°883".

"Las medidas económicas priorizan las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), van en detrimento de las necesidades del país, y profundizan las desigualdades ya existentes tal como lo demuestra la evidencia científica para países de medianos ingresos, como el Ecuador", continuó.

También, el escrito plantea  "el rechazo y condena al uso brutal de la fuerza pública al reprimir a los manifestantes, pues esto evidencia una falta de respeto a los procedimientos civiles y derechos humanos. Estos actos de violencia contra la sociedad han sido un factor constante que ha marcado estas jornadas de represión.

Por último, los firmantes resaltan: "Creemos firmemente que quienes están al mando de la fuerza pública deben abstenerse de emitir comunicados incendiarios que motivan un enfrentamiento brutal entre población civil y militares. El pueblo está en total desventaja y vulnerabilidad, más aún con la inmediata declaratoria de estado de excepción". "Actos como estos sólo ahondan la crisis social. Evitemos la creación de escenarios que ponen en riesgo la vida de la población civil y que, a largo plazo, profundizan el estigma generalizado hacia las instituciones de la fuerza pública", finalizó.