RADIO
EN VIVO
imagen

Judiciales

19 de Noviembre de 2019 08:11

Intentó dos robos, lo condenaron a cinco meses y lo liberaron porque pasó más tiempo detenido

Claudio Pérez quiso robar una botella de Pisco, 200 pesos en monedas y una caja de alimentos. Recibió la pena, se la consideró vencida y recuperó la libertad.

Un hombre de 34 años que en menos de cuarenta días fue detenido tras dos intentos de robos fallidos fue condenado a cinco meses de prisión tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado avalado en el Tribunal Oral en lo Criminal 4. Más allá de la relativa velocidad en alcanzar el acuerdo –los hechos ocurrieron entre marzo y mayo de este año- el tiempo que Claudio Maximiliano Pérez pasó detenido en cumplimiento de prisión preventiva, hizo que la pena se diera por cumplida y se ordenó su excarcelación.

El acuerdo presentado por el fiscal de Flagrancia Guillermo Nicora y la defensoría oficial María Victoria Sosa fue considerado formalmente admisible por el Juez Jorge Peralta ya que se presentó en tiempo y forma y no había discrepancias insalvables con la calificación propuesta de dos robos en grado de tentativa en concurso real en carácter de coautor y autor.

El primero de los hechos se registró el 25 de marzo a las once y media de la noche cuando Pérez y un cómplice identificado como Lionel Iván Paiz actuaron de manera coordinada e ingresaron a una vivienda en Patagones entre Lijo López y Mariani tras romper el vidrio del ventiluz de la cocina.

Ambos sustrajeron una botella de Pisco Caramba, una botella con 208 pesos en moedas, una mochila, una gorra y un cinturón con catorce cartuchos calibre 12/70. Sin embargo, el robo no pudo completarse porque fueron sorprendidos por personal policial cuando aún estaban dentro de la vivienda.

Juez Jorge Peralta. (Foto: archivo 0223).

La participación del imputado quedó establecida a partir del acta de procedimiento policial y las testimoniales incorporadas a la causa. La versión inicial de los imputados en cuanto a que ingresaban habitualmente a dormir al lugar y que las botellas eran de su propiedad fueron descartadas por los propios vecinos que vieron lo sucedido y dieron el primer aviso a la Central de Emergencias.

La tarde del 8 de mayo pasado, Pérez se acercó a una precaria vivienda en la calle Italia entre la avenida Luro y San Martín, forcejeó con una mujer e intentó robarle una caja que contenía fideos, yerba y otros alimentos. En esa oportunidad tampoco pudo consumar el robo porque fue sorprendido por la mujer y tras un forcejeo fue detenido por un vecino que pasó por el lugar.

Para el magistrado interviniente la participación del imputado también se confirmó plenamente en este episodio a partir del acta de procedimiento, del relato de la víctima y del vecino que al advertir el forcejeo decidió intervenir y reducir al imputado.

En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 el magistrado descartó cuestiones eximentes de la responsabilidad penal y valoró como atenuante la situación de vulnerabilidad del causante, a partir de sus humildes condiciones socioeconómicas que lo llevaron a vivir en situación de calle.

Tras descartar cuestiones agravantes de la responsabilidad penal consideró que ambos hechos, que concurren realmente, deben ser calificados como constitutivos de robo simple en grado de tentativa y aplicarse la pena pactada entre las partes de cinco meses de prisión.

Pérez fue declarado reincidente con relación a la condena de dos meses y veinte días de prisión de efectivo cumplimiento que se le impusiera el 3 de noviembre de 2014 en el Juzgado de Garantías 3. Teniendo en cuenta el tiempo que Pérez lleva privado de libertad en prisión preventiva, la pena impuesta estuvo vencida y se dispuso su excarcelación.