RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

9 de Diciembre de 2019 09:07

Huelga de hambre en Batán: "Es común que exista a fin de año"

La titular de la Defensoría General, Cecilia Boeri, puntualizó en la problemática de la sobrepoblación carcelaria y remarcó que la protesta puede estar alimentada de la coyuntura política.

Más de 700 internos del Servicio Penitenciario de Batán mantienen por estas horas una huelga de hambre en reclamo de mejores condiciones de convivencia. En este marco, desde la Defensoría General de Mar del Plata reconocieron que esta clases de protestas suelen darse en esta época del año, signada por la coyuntura política.

"Es común que a fin de año exista ansiedad y se den estas situaciones. El cambio de Gobierno también genera expectativas", reconoció Cecilia Boeri, en declaraciones a 0223. Sin embargo, para la defensora general la huelga de hambre no está relacionada explícitamente a la escasez de alimentos y su estado en general.

"El tema de la comida es uno de los pedidos menores. Las huelgas comenzaron hace 20 días en otras unidades de la provincia. Hace tiempo que se viene hablando de este tema. Hay pedidos de distintas naturaleza en relación al documento que sacó Casación de la provincia de Buenos Aires acerca de la sobrepoblación, los alimentos, la salud y el trabajo", sostuvo.

En concreto, el máximo tribunal de la provincia elaboró un informe con distintas propuestas que buscan erradicar el estado de hacinamiento carcelario en las dependencias de que se encuentran bajo el régimen del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Según el informe de Casación, actualmente sobre una base de 28 mil plazas disponibles se encuentran alojados 45 mil internos en territorio bonaerense.

Al respecto, Boeri informó que desde la Defensoría General trabajan para trasladarle las inquietudes a los jueces tras el petitorio que firmaron los reos. El reclamo de hacinamiento es una de las principales demandas en Buenos Aires, sin embargo no se replica de la misma manera en Batán. "Por suerte no tenemos tantos problemas como en el Conurbano. En la provincia el promedio es de 700 personas cuando acá estamos por debajo de los 200", consignó.

Consultada sobre una posible solución, Boeri descartó que la construcción de nuevas unidades penitenciarias puedan resolver la problemática. "Hay que abordar todas las aristas para solucionar este tema que llegó a un punto crítico. Hay que evitar que ocurran los delitos y no construir más complejos. La cárcel utilizada como prevención de delitos es negativa. Hay mayor tendencia a la reincidencia", remarcó. "Es difícil que en lo inmediato alguna medida pueda solucionarlo de un día para el otro", sintetizó.

Para finalizar, la defensora general también mostró su preocupación ante los últimos hechos de violencia que acontecieron en la unidad penal de Batán, que en las últimas semanas ya suman dos muertos, cinco apuñalados y un intento de fuga. En parte, estas serie de incidentes están potenciados por la sobrepoblación.

"El hacinamiento hace que la seguridad disminuya. Terminan siendo los mismos internos los que se encargan de cuidarse entre ellos y gobernar la cárcel porque no alcanzan los agentes penitenciarios. Si no hay espacio, es difícil separarlos", consideró Boeri, por lo que puntualizó en la necesidad de "manejar la conflictividad". De todas formas, pese a las cifras, subrayó que la estadística no es tanta como en años anteriores.