0223.com.ar
Enzo Vértiz: "Desde que llegué me enamoré del club"

Enzo Vértiz: "Desde que llegué me enamoré del club"

Sebastián Lisiecki

El "Turbo" puso quinta y encabezó el contra ataque que derivó en el gol de Alvarado para lograr el título y el ascenso. Emocionado, en el regreso, agradeció a la gente y se alegró por el autor de la conquista.
 

En Nicanor Otamendi se viven horas soñadas. Para la gente del pueblo, para los jugadores que salieron de Círculo Deportivo, pero también para los que llegaron hace poco o hace mucho. Uno de ellos, es Enzo Vértiz, surgido de las inferiores de River, con algunas posibilidades de emigrar y que llevó su velocidad desde Batán para volverse un referente, una pieza clave en el ataque y una de las grandes figuras del "papero" campeón local 2017 y ahora de este logro histórico.

Emocionado, apenas bajó del colectivo no se fue a gritar y festejar con los hinchas, sino que miró para un costado y se encontró con la familia. Un abrazo interminable, el llanto, el saber el esfuerzo, el trabajo, la dedicación para alcanzar las metas. Luego sí, a mezclarse con sus compañeros y los hinchas, esa gente del pueblo que lo acobijó y que lo convirtió en "ídolo". Luego el recorrido por Otamendi en la caja del camión y la llegada al "Guillermo Trama", donde supo hacer un surco una y otra vez por la derecha del ataque.

Más tranquilo, disfrutando el momento, el "Turbo" recordó la jugada del gol en Río Gallegos, la importancia y, sobre todo, al autor, con una dedicatoria muy especial y una celebración que tuvo un sabor extra. "Antes habíamos tenido una jugada parecida, que llevaba Leo (Alvarado) y me la dio a mí, y del nerviosismo que tenía no me respondieron las piernas, pero después por suerte le quedó a Leo (Alvarado), que entró más fresco y se echó un pique que me pasó por el costado, cuando lo vi se la di y definió bárbaro", explicó Y luego se puso en el lugar del "héroe" de la tarde, y el sabor especial que tuvo que haya sido él: "Se lo merecía más que nadie por muchas cosas que está viviendo, muchas veces decimos que no importa quién haga el gol, pero en este caso sí, Leo es una gran persona, está pasando por un momento muy difícil y si había alguien que se merecía esto y darnos un gran regalo, era él", quebrándose y entendiendo la situación personal del exArgentinos del Sud por el estado de salud de su madre.

A la hora de analizar lo que se vivió en Río Gallegos, los recuerdos de Comodoro Rivadavia pasaron por las cabezas de todos: "Ya tuvimos la mala experiencia con Jorge Newbery y cuando nos empataron se nos cruzó lo mismo por la cabeza, pero era para nosotros, se nos tenía que dar. Ahora vamos a disfrutar, por ahí todavía no vamos a caer porque es todo muy reciente, pero a partir de que pasen los meses, los años, me parece que vamos a tener un reconocimiento muy grande en Otamendi porque hace mucho que no se lograba esto y creo que quedamos en memoria del club y en memoria de mucha gente, de toda la que está acá, porque se vive muy fuerte, desde que llegué me enamoré del club por el afecto que te dan y estoy viviendo cosas muy lindas, inolvidables para mí y creo que no va a haber algo igual".

El agradecimiento a la gente es inevitable, por el recibimiento y por todo lo que hacen día a día para hacerlos sentir uno más del lugar y el apoyo permanente al equipo. "La gente acá lo vive de una manera extraordinaria, es un afecto el que te dan, muy terrible. No tengo palabras para describirlo, si había alguien que se merecía todo esto, era la gente de Círculo, la gente de Otamendi. Lo que te hacen pasar en estos momentos es único, cuando las cosas no salen son iguales, siempre están apoyando, entonces yo me quedo con eso, con los hinchas que siempre nos alientan", reflexionó Vértiz, uno de los que siempre aparece en el horizonte de equipos de categorías superiores en cada libro de pases.

Ahora es Círculo el que va a jugar en una división superior y es el sueño de los jugadores. Pero saben que no deciden, que la pelota la tienen los directivos y que harán lo que entiendan que es lo mejor para el club. Por eso, no presionan y se dedican a disfrutar y esperar. "Yo lo que te puedo decir ahora es que estoy disfrutando esto. Para lo otro se encargarán los dirigentes, tendrán tiempo de pensarlo y nosotros se dé o no, vamos a estar igual, depende únicamente de ellos", finalizó.
 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Enzo Vértiz: "Desde que llegué me enamoré del club"

El "Turbo" puso quinta y encabezó el contra ataque que derivó en el gol de Alvarado para lograr el título y el ascenso. Emocionado, en el regreso, agradeció a la gente y se alegró por el autor de la conquista.
 

Enzo Vértiz con la copa. El batanense, una de las figuras de Círculo, no ocultó su alegría y el agradecimiento a la gente que los recibió como héroes. (Foto: Diego Berrutti)

En Nicanor Otamendi se viven horas soñadas. Para la gente del pueblo, para los jugadores que salieron de Círculo Deportivo, pero también para los que llegaron hace poco o hace mucho. Uno de ellos, es Enzo Vértiz, surgido de las inferiores de River, con algunas posibilidades de emigrar y que llevó su velocidad desde Batán para volverse un referente, una pieza clave en el ataque y una de las grandes figuras del "papero" campeón local 2017 y ahora de este logro histórico.

Emocionado, apenas bajó del colectivo no se fue a gritar y festejar con los hinchas, sino que miró para un costado y se encontró con la familia. Un abrazo interminable, el llanto, el saber el esfuerzo, el trabajo, la dedicación para alcanzar las metas. Luego sí, a mezclarse con sus compañeros y los hinchas, esa gente del pueblo que lo acobijó y que lo convirtió en "ídolo". Luego el recorrido por Otamendi en la caja del camión y la llegada al "Guillermo Trama", donde supo hacer un surco una y otra vez por la derecha del ataque.

Más tranquilo, disfrutando el momento, el "Turbo" recordó la jugada del gol en Río Gallegos, la importancia y, sobre todo, al autor, con una dedicatoria muy especial y una celebración que tuvo un sabor extra. "Antes habíamos tenido una jugada parecida, que llevaba Leo (Alvarado) y me la dio a mí, y del nerviosismo que tenía no me respondieron las piernas, pero después por suerte le quedó a Leo (Alvarado), que entró más fresco y se echó un pique que me pasó por el costado, cuando lo vi se la di y definió bárbaro", explicó Y luego se puso en el lugar del "héroe" de la tarde, y el sabor especial que tuvo que haya sido él: "Se lo merecía más que nadie por muchas cosas que está viviendo, muchas veces decimos que no importa quién haga el gol, pero en este caso sí, Leo es una gran persona, está pasando por un momento muy difícil y si había alguien que se merecía esto y darnos un gran regalo, era él", quebrándose y entendiendo la situación personal del exArgentinos del Sud por el estado de salud de su madre.

A la hora de analizar lo que se vivió en Río Gallegos, los recuerdos de Comodoro Rivadavia pasaron por las cabezas de todos: "Ya tuvimos la mala experiencia con Jorge Newbery y cuando nos empataron se nos cruzó lo mismo por la cabeza, pero era para nosotros, se nos tenía que dar. Ahora vamos a disfrutar, por ahí todavía no vamos a caer porque es todo muy reciente, pero a partir de que pasen los meses, los años, me parece que vamos a tener un reconocimiento muy grande en Otamendi porque hace mucho que no se lograba esto y creo que quedamos en memoria del club y en memoria de mucha gente, de toda la que está acá, porque se vive muy fuerte, desde que llegué me enamoré del club por el afecto que te dan y estoy viviendo cosas muy lindas, inolvidables para mí y creo que no va a haber algo igual".

El agradecimiento a la gente es inevitable, por el recibimiento y por todo lo que hacen día a día para hacerlos sentir uno más del lugar y el apoyo permanente al equipo. "La gente acá lo vive de una manera extraordinaria, es un afecto el que te dan, muy terrible. No tengo palabras para describirlo, si había alguien que se merecía todo esto, era la gente de Círculo, la gente de Otamendi. Lo que te hacen pasar en estos momentos es único, cuando las cosas no salen son iguales, siempre están apoyando, entonces yo me quedo con eso, con los hinchas que siempre nos alientan", reflexionó Vértiz, uno de los que siempre aparece en el horizonte de equipos de categorías superiores en cada libro de pases.

Ahora es Círculo el que va a jugar en una división superior y es el sueño de los jugadores. Pero saben que no deciden, que la pelota la tienen los directivos y que harán lo que entiendan que es lo mejor para el club. Por eso, no presionan y se dedican a disfrutar y esperar. "Yo lo que te puedo decir ahora es que estoy disfrutando esto. Para lo otro se encargarán los dirigentes, tendrán tiempo de pensarlo y nosotros se dé o no, vamos a estar igual, depende únicamente de ellos", finalizó.
 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar