RADIO
EN VIVO
imagen

Jauría salvaje

11 de Julio de 2019 20:11

Cómo sigue la causa por el ataque de los perros en Punta Mogotes

Los perros siguen en la Dirección de Zoonosis.

La Justicia Correccional resolvería la multa prevista por ley en diez días. Remitieron las actuaciones a la fiscalía de Delitos Culposos para iniciar una causa penal.

A tres días del brutal ataque que Guadalupe Ferrari recibió por parte de una jauría la investigación del hecho está dividida en tres partes: la intervención de la Dirección de Zoonosis para el control de los animales; de la Justicia Correccional para el establecimiento de una multa y de la fiscalía de Delitos Culposos en la causa penal por lesiones.

Según los datos a los que tuvo acceso 0223, horas después del ataque que la mujer sufrió en las playas de Punta Mogotes la policía realizó las actuaciones correspondientes que remitió a la Justicia Correccional. Por una cuestión de turno y guardias la misma quedó a cargo del Juez Jorge Luis Rodríguez que podría resolver en diez días la aplicación de una multa, más allá de que la ley prevé un plazo de hasta cuatro meses para resolver.

El Código de Faltas bonaerenses prevé en su artículo 46 una multa de entre el 20 y el 60 por ciento del haber mensual del Agente de Seguridad de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, para quien tenga un animal peligroso o salvaje. “La pena se duplicará si el animal atacara o hiriera a alguna persona”, sostiene.

En virtud de las lesiones sufridas por la mujer y más allá de lo que resuelva el Juez, se le dio intervención a la fiscalía general que ordenó el traslado de las actuaciones a la fiscalía de Delitos Culposos. “Los instructores retiraron las mismas esta mañana y anexarán a la causa la historia clínica de la víctima que ya fue solicitada”, confirmaron las fuentes consultadas por este medio.

En algunos casos donde las víctimas sufrieron heridas de consideración la fiscalía logró avanzar en las causas y acordar suspensiones de juicio a prueba, indemnizaciones y hasta penas en suspenso. “Desde 2014 se logró cerrar varias causas en las que las víctimas tuvieron una recuperación de las heridas que duró más de un año”, señalaron.

 

Similitudes con el hecho anterior

Los mismos animales que atacaron a Ferrari fueron los que protagonizaron un hecho similar el pasado mes de mayo que dieron origen a otra causa que aún recorre el laberinto de la Justicia local.

Ese 20 de mayo las actuaciones fueron remitidas al Juzgado Correccional 4 que estaba de turno, aunque por la licencia de su titular Pedro Hooft las decisiones estuvieron a cargo del Juez Juan Manuel Sueyro. El magistrado dispuso la remisión de las copias a la fiscalía de Delitos Culposos donde se inició la Instrucción Penal Preparatoria 16228-19.

“No se tomó ninguna disposición porque directamente Zoonosis intervino en el destino de los animales y se dejó que personal policiales finalizara las actuaciones de rigor”, señalaron fuentes judiciales.

Sin embargo ese ida y vuelta de actuaciones dejó en una especie de limbo algunos detalles que –a la luz de lo sucedido esta semana- no son menores: no se comprobó efectivamente la propiedad de los animales ya que al menos tres personas son las que viven en el mismo lugar, no se le tomó declaración a la víctima ni se comprobó la gravedad de sus lesiones.