RADIO
EN VIVO
imagen

Ciencia

9 de Septiembre de 2019 15:14

Premian a marplatenses por desarrollar tecnología aeroespacial en automóviles

Rodríguez, Morán, Leiva y Churruca.

Son investigadores del Conicet y serán reconocidos por diseñar recipientes de presión ultralivianos para el almacenamiento de gases que pueden ser utilizados en automóviles.

El proyecto liderado por el investigador independiente Exequiel Rodríguez del Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de los Materiales (Intema-Conicet, Unmdp) fue reconocido por el Institut Français d’Argentine, la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y la empresa energética francesa Total Austral.

La premiación tendrá lugar el 17 de septiembre próximo en la embajada de Francia en la Argentina y se debe al diseño de tanques para el almacenamiento de gases con mayor capacidad y menor peso que los tradicionales, los cuales pueden ser utilizados en la industria automovilística, ya que al tener un peso menor aumentan la eficiencia de uso del combustible.

El proyecto, que inició en el año 2014, se lleva a cabo completamente en el Intema y cuenta con la participación del investigador adjunto Juan Morán, el personal de apoyo de Conicet Pablo Leiva y la becaria doctoral María José Churruca.

El grupo comenzó a desarrollar tanques ultralivianos para gases por pedido de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, para utilizarlos en el Proyecto de Lanzador Espacial Tronador II. “El desafío era obtener un recipiente capaz de contener gases a muy altas presiones y al mismo tiempo ser liviano, así en 2018 se obtuvo un modelo de tanque ultraliviano fabricado completamente por materiales compuestos de fibras de carbono, que permite ahorrar más de un 70 por ciento respecto a los recipientes tradicionales”, contó Rodríguez.

Al terminar con el primer desarrollo los investigadores repararon en que otras industrias tecnológicas también se requerían de tubos de envasado con las características que ellos habían logrado. Así, se propusieron adaptar la tecnología aeroespacial desarrollada para el Tronador a la obtención de recipientes a presión para otros gases, que le permita ser utilizado en la industria automotriz. Desarrollaron un tanque de GNC de 60 litros y sólo 17 kilogramos de peso, lo que representa un ahorro de más de 50 kilogramos en comparación con los tanques tradicionales. Esta reducción en el peso del tanque se traduce en un aumento de la eficiencia en el uso de la energía de los automóviles, y al consumir menos combustible emiten menos gases de efecto invernadero.

Además de automóviles a GNC,  estos tanques ultralivianos podrían ser utilizados en vehículos eléctricos impulsados por hidrógeno, como los que se comercializan actualmente en países asiáticos, mejorando su rendimiento. “La limitante principal de los vehículos a hidrógeno es el bajo nivel de autonomía y este problema podría subsanarse si los tanques pudieran transportar más cantidad de gas de manera segura, utilizando recipientes más grandes, de mayor presión y con un menor peso total”, explicó Rodríguez.

Para llegar a contar con estos avances en el mercado automotriz se deben certificar los procesos de fabricación y los nuevos materiales, certificaciones que tienen un costo elevado, “Este premio nos permitirá continuar con los desarrollos,  aportando financiamiento para realizar las certificaciones de los componentes según normas internacionales”, concluyó Rodríguez.