El museo tandilense del queso y el salame, cada vez más cerca de concretarse

Funcionará en la sede de Villa Onena, un lugar paradigmático del distrito serrano, en donde habrá un centro de interpretación para que aquellos que lo visiten entiendan por qué el queso y el salame son parte fundamental de la identidad de Tandil.

La sede de Villa Onena en donde se instalará el museo tandilense.

11 de Noviembre de 2020 08:03

Por Redacción 0223

PARA 0223

Dos de las tradiciones más emblemáticas y distintivas de la producción de la historia de Tandil, sus quesos y sus salames, tendrán en los próximos meses su propio museo, que actuará además como centro de interpretación.

A partir del trabajo conjunto entre el municipio y las asociaciones privadas que engloban a los responsables de ambas actividades, se avanza en la apertura del lugar. Los encargados de coordinar su puesta en funcionamiento tienen previsto que el museo se abra en la sede de Villa Onena, un lugar paradigmático de la ciudad y con un importante acervo histórico.

Para lograr este objetivo, desde la Dirección de Turismo de la Secretaría de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales y representantes del consorcio DOT y el cluster Quesero conformaron un grupo de trabajo que cuenta con el asesoramiento y la conducción de la museóloga, licenciada en artes visuales y especialista en industrias culturales María Victoria Bianchi.

La intención de los organizadores es que el visitante se nutra de una gran experiencia y se transforme en un militante de la tradición y calidad de los quesos y chacinados de Tandil.

Al respecto de los alcances de la iniciativa se expresó Bianchi, quien destacó el camino encarado “para plantear estrategias y diseños que le den al visitante herramientas para poder tener una interpretación útil y comprender de manera adecuada el patrimonio que se quiere transmitir, en este caso está vinculado con la alimentación responsable y ancestral, un estilo de hacer”.

Según está previsto en el lugar se realizarán talleres, cursos, presentaciones, visitas guiadas y la definición de las actuales rutas del salame y queso, que se buscará re impulsar.

“Nuestra propuesta es mostrar la realidad (pasada y actual) de una forma didáctica, divertida y participativa al revelar el significado de este patrimonio, para que la elaboración tradicional y creativa de estos productos sean considerados e integrados como parte de la identidad de la ciudad, un gesto por transmitir una cultura, un sentido de comunidad”, contó Bianchi.

Comentarios de usuarios de Facebook